Mundo > Prospectiva 2019

Un año clave con agenda caliente y tensiones latentes

En más de un caso, un solo chispazo podría hacer estallar en un conflicto de grandes proporciones

Tiempo de lectura: -'

13 de enero de 2019 a las 05:00

El 2019 se presenta como un año bisagra para el mundo, en muchos sentidos y en más de una región del planeta. Hay numerosos temas en la agenda internacional y tensiones latentes que, en más de un caso, un solo chispazo podría hacer estallar un conflicto de proporciones.

Lo primero que habrá que observar muy de cerca es cómo se resuelve la llamada guerra comercial entre Estados Unidos y China. En marzo concluye la tregua que Donald Trump y Xi Jinping firmaron el pasado diciembre en Buenos Aires; y las negociaciones que se lleven a cabo en estos primeros meses del año serán clave, bien para alcanzar un acuerdo o para retomar, y acaso recrudecer, las hostilidades.

El año parece haber empezado con buen pie en ese sentido. La primera ronda de negociaciones concluyó el miércoles 9 , y las delegaciones de ambos países dijeron estar satisfechas con “el progreso” y “el entendimiento mutuo” alcanzados en los tres días de conversaciones. Pero sabido es que las tensiones con Pekín son parte central de la política exterior de Trump. Y en los asuntos que más molestan al mandatario estadounidense, a saber, los subsidios de China a sus empresas paraestatales, la piratería informática, el robo de secretos comerciales, la transferencia forzada de tecnología y su estrategia de expansión en América Latina, se ve difícil que el gobierno chino vaya a ceder un ápice. De modo que cualquier cosa podría pasar a partir de marzo o abril.

Lo que se avizora más auspicioso es un posible acuerdo con Corea del Norte sobre el programa nuclear de Pionyang, algo que a Trump le interesa, en lo que ha empeñado buena parte de su crédito político y que no debería separarse de las negociaciones entre Washington y Pekín. De hecho el jueves 10, horas después de finalizada la primera ronda de negociaciones entre Estados Unidos y China, reapareció en Pekín el dictador norcoreano Kim Jong-un, quien, tras reunirse con Xi, confirmó que está negociando con Washington los detalles para una segunda cumbre entre él y Trump. La noticia recibió amplia cobertura y titulares destacados de la agencia oficial china Xinhua, con numerosas citas de respaldo y entusiasmo por parte de Xi a la nueva cumbre. Quedó meridianamente claro que el chino lo había apretado al coreano para que este retome de una vez el diálogo con Washington en pos de desnuclearizar la península.

Oriente Medio

Hacer cualquier vaticinio a principio de año sobre lo que podría ocurrir en Medio Oriente siempre resulta un tanto temerario. Lo más importante a observar allí es cómo se llevará a cabo la conclusión de la guerra en Siria, si es que finalmente esto se da, tras la retirada de Estados Unidos, en un país destruido después de ocho años de conflicto ininterrumpido. Y si sobrevivirá o no el régimen del príncipe Mohamed bin Salman en Arabia Saudita, abandonado por sus aliados occidentales —aunque no del todo— tras el brutal asesinato del periodista Jamal Khashoggi; pero respaldado hasta ahora por Trump. 

Asimismo, con el gobierno de Riad en vereda, habrá que ver cómo se suceden las tensiones entre Israel y un Irán que ha ganado creciente influencia en la región. Y por último en Turquía, miembro de la OTAN, donde el gobierno de Recep Tayyip Erdogan continúa estrechando lazos con la Rusia de Vladímir Putin a pesar de las reprimendas de Washington y las potencias europeas.

La propia Rusia y su tensa relación con Ucrania también será foco de atención. A como están hoy los ánimos, cualquier nueva escaramuza entre ambos países podría desembocar en un conflicto potencialmente global. Amén de los líos constantes entre el líder ruso y los gobiernos de Occidente, que inevitablemente habrán de aflorar cada tanto durante los próximos 12 meses.

Dentro del Beltway

Al mismo tiempo, la retirada de Siria le ha granjeado a Trump nuevas tensiones con el Pentágono y con las agencias de inteligencia, que se oponían a la salida del conflicto. El presidente tiene problemas para nombrar un secretario de Defensa tras la renuncia de Jim Mattis; nadie quiere agarrar esa papa caliente. Y de prolongarse el vacío a la cabeza del poder militar, es probable que Trump tenga que hacer algunas concesiones que no estaban en sus planes de que Washington cuelgue de una buena vez la placa como sheriff del mundo.

https://www.elobservador.com.uy/nota/acorralado-en-su-propio-muro-a-trump-se-le-acaban-las-opciones-201919194440

Siempre al interior de Washington, en lo estrictamente político, el mandatario estadounidense enfrenta un año complicado, con los demócratas en control de la Cámara de Representantes y la investigación de la trama rusa arreciando en su entorno. Varios legisladores ya presionan a la dirigencia demócrata para entablarle un juicio político; y cada nueva acusación o revelación que se suscite de aquí en más en las indagaciones del fiscal Robert Mueller será motivo para insistir con la idea del impeachment.

Por otro lado, habrá que ver hasta cuándo Trump puede mantener el cierre parcial del gobierno porque los demócratas no se avienen a aprobarle la financiación del muro en la frontera sur. La realidad es que no solo los demócratas, sino también varios legisladores republicanos se oponen a la construcción del dichoso muro. Y así, es muy probable que el presidente, más tarde o más temprano, tenga que ceder, reabrir las reparticiones del gobierno cerradas y reconocer una derrota que sería un aliciente para quienes buscan su caída.

Europa

En Europa, a lo que habrá que estar más atentos es a lo que pueda suceder con el gobierno de Emmanuel Macron en Francia. El presidente francés enfrenta este sábado 12 la novena semana consecutiva de protestas de los chalecos amarillos; y aun cuando logre sortear la peor crisis de su gobierno y permanecer en el Eliseo hasta el fin de su mandato, su capital político se habrá extinguido casi por completo.

No será este un buen año para Macron; y sus sueños de liderar la resurrección de la Europa liberal y demócrata desde París parecen hoy bastante remotos.

Theresa May en el Reino Unido tampoco las tiene todas consigo. De no lograr un acuerdo para el brexit que convenza a los británicos en las próximas semanas, sus horas al frente del gobierno estarán contadas. Y en tal caso, la tan llevada y traída salida británica de la Unión Europea podría prolongarse en el limbo. Varios escenarios podrían darse allí; sería imprudente pronosticar cualquiera de ellos, o ninguno. La única certeza en Londres ahora mismo es la incertidumbre.

América Latina

Pero sin duda la región del planeta que más dará que hablar este año será, con diferencia, América Latina. 

A escala global, lo que habrá que ver es hasta dónde llega realmente el alineamiento del gobierno de Jair Bolsonaro con el de Trump en lo que hace al antagonismo con China, y cómo repercutirá eso en la disputa que Washington y Pekín sostienen por la influencia en la región. En definitiva, si la amistad de Bolsonaro será suficiente (y lo bastante incondicional) como para alterar el equilibrio de poderes y volver a imponer la Doctrina Monroe, “América para los americanos” como pretende Trump, en una región crecientemente dominada por el comercio y la inversión chinos.

A escala regional, es muy probable que este sea el último año del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. Aislado, repudiado por buena parte del mundo y en medio de una profunda crisis que ha provocado una masiva sangría migratoria que desborda a sus vecinos, la situación parece ya insostenible. Y ni los más de 20 mil agentes de la inteligencia cubana que hasta ahora han impedido un alzamiento en Venezuela, ni la brutal represión interna, ni todas las amenazas que cada día gritan Maduro y Diosdado Cabello por televisión podrán evitar lo inevitable.

Solo queda esperar que las cosas no se salgan de control, y que alguna escaramuza que se pueda suscitar en el ínterin con el Brasil de Bolsonaron, que tiene con Venezuela una frontera caliente, no vaya a pasar a mayores.

Por otra parte, la región podría completar este año el giro a la derecha iniciado en 2016. Tres elecciones serán claves en ese sentido, todas en el mes de octubre: una en Argentina, donde las opciones muy probablemente estarán entre el presidente Mauricio Macri y la expresidenta Cristina Kirchner; otra en Bolivia, donde Evo Morales buscará su cuarto mandato consecutivo tras desconocer los resultados de un referéndum que le negó la candidatura; y la tercera en Uruguay, donde el gobernante Frente Amplio se enfrentará a un fortalecido Partido Nacional. Si Macri gana la reelección en Argentina, Evo pierde en Bolivia y pierde también el Frente en Uruguay, el régimen de Maduro se quedará virtualmente sin aliados en el sur del continente. Y eso si llegara hasta esas instancias en el Palacio de Miraflores, lo que ahora mismo se ve poco probable.

En Nicaragua, el régimen de Daniel Ortega y su esposa tampoco parece encontrar otra respuesta al descontento de la ciudadanía que la sangrienta represión que lleva a cabo desde fines de abril. Y ya con más de 500 muertos en su haber y otros tantos presos políticos, la pregunta es: ¿hasta cuándo podrá seguir sosteniendo esa carnicería? Se antoja que no mucho, pero en los próximos meses veremos.

En Honduras y en Guatemala, la violencia, la miseria y la corrupción seguirán expulsando ríos de gente hacia el norte, lo que cerró 2018 con una caravana de miles de personas que puso en evidencia la incompetencia y descomposición de los gobiernos de Jimmy Morales en Guatemala y del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, acusado de corrupción y de fraude electoral tras haberse saltado olímpicamente la Constitución presentándose a la reelección en 2017. Habrá que ver cómo se las apaña este par para mantenerse en el poder en medio de esa crisis. Y sobre todo, si el “Plan Marshall” que Estados Unidos y México han anunciado para Centroamérica contribuye a aliviar la situación en esos dos países invivibles.

Por lo pronto, hay pocas razones para ser demasiado optimistas; aunque en lo general, será este un año de definiciones. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...