Omedia > PARA POCITOS DAY SCHOOL

Un colegio familiar, humano y bilingüe

Pocitos Day School brinda una propuesta que pone al niño en el centro de la formación

Tiempo de lectura: -'

20 de diciembre de 2019 a las 16:50

Con 30 años de historia, Pocitos Day School ofrece una propuesta educativa personalizada y abierta al mundo. Con la enseñanza del idioma inglés como primera lengua de forma curricular y chino mandarín extracurricular para quienes ya estén preparados para un tercer idioma, justamente el más hablado en el mundo y el segundo más usado en internet.  

El colegio Pocitos Day School nació en el año 1989 como un preescolar bilingüe en la calle Pereira esquina Berro. En 2006 todos los niveles se unieron en el actual edificio de la calle Luis Ponce 1268 donde cuentan con 3.000 metros cuadrados de infraestructura y más de 130 funcionarios al servicio de la Educación Inicial, Primaria y  Secundaria con todas sus opciones de Bachillerato.

Esta aventura “comenzó hace 30 años con educación Inicial, después se fue ampliando, pero fue ahí donde se forjaron las raíces del proyecto educativo que se mantienen hasta hoy. Somos un colegio de contacto cercano, familiar, en el cual hay un vínculo muy fuerte entre la familia y la institución, siendo el niño siempre el protagonista”, relató Inés Molinas, administradora y miembro del Consejo Directivo del colegio.

El objetivo es “educar a niños felices para que sean ciudadanos del mundo. Nos proponemos que cada niño se sienta cómodo y contenido mientras aprende. Es importante que venir al colegio sea una experiencia linda”, resumió. 

Bilingüe, humano y personalizado

A la hora de definir tres diferenciales del colegio, Martha Caviglia, encargada de Recursos Humanos, miembro del Consejo Directivo del colegio, no dudó: “el bilingüismo, el humanismo y la personalización, un colegio en el cual conocemos a cada alumno por su nombre y también a sus familias”.

Como los grupos son medianos “podemos atender las necesidades de cada uno”, agregó.  

Es humano en el sentido que “es un colegio de puertas abiertas donde se escucha a las familias y se las participa e involucra para que el niño logre ser la mejor versión de sí mismo”, explicó Caviglia. 

El inglés como un medio

“El bilingüismo lo entendemos como una formación integral, donde el idioma forma parte natural de cada niño. Nosotros aspiramos a que lo incorporen realmente, porque creemos que el inglés no es un fin en sí mismo, sino un medio, una herramienta de trabajo”, explicó Caviglia. 

Sin duda, “la educación bilingüe te abre puertas, te da más herramientas para crecer, contactar y progresar en un mundo cambiante. Por eso proponemos una formación en inglés en la cual los niños vivan la cultura de forma natural y crezcan así como ciudadanos del mundo”, sostuvo. 

En este sentido, recalcó que son “el único colegio de Montevideo que aplica, en todos los niveles de educación, la currícula de Cambridge International Education. Desde muy chiquitos y hasta sexto año de liceo nuestros alumnos trabajan sobre programas internacionales”.

Por eso, quienes egresan de Pocitos Day School tienen la posibilidad de aplicar a cualquier universidad del mundo, al tener una certificación internacional. 

Esta característica “ de ser un colegio internacional nos permite atraer también a familias extranjeras; ahora por ejemplo tenemos a varios alumnos que vienen de India, Venezuela, Argentina y USA, lo cual enriquece mucho a todo el colegio”, explicó. 

Habilidades blandas

Asimismo apuestan “al capital humano y a la formación de los docentes, porque podés tener la mejor infraestructura, los mejores campos de deportes, pero si no le das la posibilidad de sentirse cómodo y feliz, no sirve de nada”, dijo Caviglia. 

Molinas sostuvo que “la capacidad de cuestionar, reflexionar y el trabajo en equipo son algunos de los pilares de nuestra modalidad educativa. Buscamos desarrollar un pensamiento crítico y vínculos fuertes como la empatía tan necesaria hoy en día”. 

Educación personalizada

Un dato no menor es que se cuida mucho que los grupos de cada nivel sean reducidos y no superen los 25 alumnos por aula, con el fin de ofrecerles una educación y atención más personalizada en función de las necesidades de cada niño. 

Además cuentan con el valor agregado "de un departamento psicopedagógico que está presente en el colegio de lunes a viernes en todos los niveles para acompañar a los alumnos y lograr así un mejor desempeño; actuando como un recurso complementario al trabajo de los maestros y profesores”, dijo. 

Realmente “creemos que es necesaria esta contención para fortalecer los vínculos con la familia y conseguir la personalización de la educación”, sostuvo. 

Abiertos al mundo

Puede parecer un idioma lejano, pero no lo es tanto, un quinto de la población mundial se comunica en esta lengua. El chino mandarín se expande continuamente y comprenderlo se hace cada vez más necesario. Por eso, a partir de cuarto año de Primaria hasta Tercer año de Secundaria los chicos pueden aprender de forma extracurricular el idioma chino mandarín.

“Lo que para nosotros era realmente un desafío, porque trabajan con otro alfabeto cuya raíz es diferente a la que están acostumbrados, resultó un éxito. Para nuestra grata sorpresa los niños empezaron a desenvolverse con mucha naturalidad y a incorporar también la cultura”, dijo Molinas. 

En este sentido, “como dijimos, educamos ciudadanos del mundo, queremos que tengan esta herramienta adicional que con la globalización sabemos será un elemento que los diferenciará al momento de enfrentarse al mundo laboral y les permitirá acceder a mejores oportunidades”, explicó Caviglia. 

Además de las materias curriculares en inglés y español, los alumnos cursan dentro del horario teatro, música, robótica y ajedrez. Como actividades extracucrriculares pueden optar por cocina, danza, escuelita de fútbol y hockey.

Naturaleza y vida sana

El deporte y el contacto con la naturaleza son fundamentales para estimular la aptitud física y autonomía, pero también el ejercicio es una herramienta educativa para transmitir valores:  el compañerismo, la solidaridad y el espíritu de grupo.  

“Utilizamos el deporte como un medio formativo, recreativo y educativo donde todos los alumnos pueden desarrollarse más allá de sus cualidades físicas”, explicó Caviglia.

Los alumnos de Pocitos Day School realizan educación física en el colegio,  practican fútbol y hockey en canchas externas, participan de encuentros intercolegiales, realizan campamentos y dormilonas, tienen clases de natación en el club Bohemios y actividades de atletismo en la pista de Montevideo. 

 

REPORTAR ERROR

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...