Mundo > Tras los pasos de Rusia

Un fenómeno global: la campaña de desinformación en redes sociales

Campañas vinculadas a varios gobiernos están inspiradas en la estrategia del gobierno de Rusia de divulgación de desinformación 

Tiempo de lectura: -'

10 de febrero de 2019 a las 05:00

Rusia creó una pauta de estrategias para divulgar desinformación en las redes sociales. Ahora el resto del mundo la está siguiendo. 

Twitter dijo el 31 de enero que países como Bangladés y Venezuela habían estado usando las redes sociales para diseminar temas de conversación del gobierno, mientras que Facebook detalló una extensa campaña iraní de desinformación que abarcó varios puntos, desde el conflicto en Siria hasta teorías de conspiración acerca de los ataques del 11 de setiembre. 

Las campañas vinculadas con varios gobiernos —así como cuentas privadas en Estados Unidos— siguieron un patrón similar a las iniciativas rusas de desinformación antes y después de la elección presidencial de 2016. Millones de personas fueron blanco de un contenido diseñado para agrandar las divisiones políticas y sociales entre los estadounidenses.

La divulgación global de desinformación en las redes sociales ocurre en un año en el que están programadas elecciones importantes en países como India y Ucrania. El año pasado, la desinformación en redes sociales tuvo un papel en algunas campañas, entre ellas la muy reñida elección presidencial en Brasil.

“Habrá elecciones en todo el mundo, y nuestra meta es proteger su integridad como mejor podamos y aprender de cada una de ellas”, dijo mediante una publicación de blog Carlos Monje Jr., director de políticas públicas de Twitter en Estados Unidos y Canadá. 

Twitter también describió un aumento en la desinformación nacional, es decir, estadounidenses que agreden a sus compatriotas con información falsa o engañosa.

Durante las elecciones intermedias del año pasado en Estados Unidos, la mayor parte del contenido falso en su sitio provenía del interior del país, señaló Twitter. Muchos de los mensajes engañosos se enfocaban en la supresión de electores, y la empresa borró casi seis mil tuits que incluían fechas incorrectas de la elección o que afirmaban falsamente que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) estaba patrullando las casillas de votación.

Los usuarios de Twitter publicaron 99 millones de tuits acerca de las elecciones intermedias, más de lo que ha observado la red social durante cualquier elección previa, comentó Monje.

La compañía señaló que aún estaba encontrando nuevas actividades sospechosas por parte de los rusos y que había hallado y eliminado 418 cuentas vinculadas con Rusia entre octubre y diciembre del año pasado. Anteriormente, Twitter eliminó 3.843 cuentas vinculadas con la granja de troles asociada con el gobierno ruso, llamada Agencia de Investigación de Internet (AII). 

Las 418 cuentas nuevas vinculadas con Rusia imitaron el comportamiento de las 3.843 cuentas dirigidas por la AII. Yoel Roth, el director de integridad de sitio en Twitter, dijo en una publicación de blog que la empresa no podía demostrar que las nuevas cuentas que descubrió habían sido gestionadas por la AII.

Aunque Twitter y Facebook anunciaron sus hallazgos por separado, las empresas —ambas bajo presión para acabar con la desinformación en sus servicios— colaboraron en la investigación.

Se cree que la más exitosa y ambiciosa de las iniciativas de desinformación detalladas el jueves fue una campaña encabezada por los iraníes que usó Twitter y Facebook para llegar a millones de personas en decenas de países.

La campaña iraní había buscado ejercer influencia sobre el discurso público en países del Medio Oriente, Europa y Asia, señalaron Twitter y Facebook. Algunas de las cuentas de redes sociales involucradas en la campaña habían estado activas durante más de una década. Facebook señaló que había eliminado 783 páginas, grupos y cuentas vinculadas con Irán, mientras que Twitter eliminó 2.617 cuentas relacionadas con iraníes.

La investigación de Facebook se enfocó en páginas vinculadas con Irán que en algunos casos tenían casi nueve años de existencia. Los administradores de las páginas y los propietarios de las cuentas dijeron que eran lugareños y publicaban contenido en torno a temas como la relación israelí-palestina y los conflictos en Siria y Yemen.

La iniciativa iraní tenía varios objetivos, de acuerdo con el laboratorio DFR del Atlantic Council, que estudia la desinformación. Las páginas de Facebook “promovieron o ampliaron opiniones alineadas con las posturas internacionales del gobierno iraní”, escribió el laboratorio DFR en su análisis inicial. Los investigadores se dieron cuenta de que el contenido compartido incluía un fuerte sesgo a favor del gobierno iraní, así como un esfuerzo para promover los intereses iraníes.

En varios ejemplos analizados por el laboratorio DFR, la campaña compartió contenido tan variado como imágenes a favor de Palestina y videos de teorías de conspiración que argumentaban que los ataques del 11 de setiembre eran un “trabajo interno” realizado por el gobierno de Estados Unidos.

Facebook compartió información acerca de la campaña con el laboratorio antes de que se eliminaran las publicaciones.

El año pasado, Facebook anunció que había eliminado dos campañas distintas de desinformación vinculadas con los iraníes. En octubre, la compañía señaló que una campaña que se inició en Irán se había dirigido a personas en Estados Unidos y en el Reino Unido. En agosto, Facebook dijo que había encontrado una operación de influencia con orígenes en Irán y Rusia.

Dos campañas más de desinformación que eliminó Twitter eran de Venezuela, que está lidiando con el caos político ahora que Juan Guaidó, el líder de la oposición, se ha declarado presidente interino para desafiar a Nicolás Maduro, el presidente actual (ambos han recurrido a Twitter para defenderse).

Una campaña venezolana que reveló Twitter tenía 764 cuentas que publicaban acerca de la política estadounidense y las elecciones intermedias, mientras que otra red de 1196 cuentas publicaba contenido político dirigido a los ciudadanos venezolanos. 

Twitter pudo determinar que la campaña nacional en Venezuela fue organizada por el gobierno venezolano debido a pistas digitales que relacionaron las cuentas con el país. La actividad también seguía lineamientos específicos que estaban explicados en la guía de una granja de troles recopilada por el gobierno del país y obtenida por Bloomberg, señaló una persona familiarizada con la campaña.

Twitter ha dicho que es difícil vincular de manera definitiva las cuentas con países o gobiernos específicos, aunque usa información acerca de la manera en que alguien ingresa a la red social y qué tipo de contenido se publica en la cuenta con el fin de determinar su origen. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...