Cargando...
Varios incendios se han desatado en distintos puntos del país.

Nacional > INCENDIO FORESTAL

Un fin de año "anormal" en Algorta donde no hubo "ganas de festejar": el testimonio de vecinos

En la pequeña localidad de Río Negro vivieron un 31 de diciembre "atípico"

Tiempo de lectura: -'

01 de enero de 2022 a las 05:01

Al promediar la tarde, el movimiento en las calles empieza a mermar cuando el calendario marca el 31 de diciembre. La circulación se va apagando a medida que las horas pasan y las 23:59 están cada vez más cerca. En las pequeñas localidades del interior, el silencio es todavía más pronunciado, pero esta vez en Algorta (Río Negro), las causas del escaso movimiento tienen otras explicaciones.

El fuego en un camión que transportaba encomiendas y pinturas en aerosol a la altura del kilómetro 66 de la ruta 25 se convirtió rápidamente en un incendio forestal que tiene en vilo desde el miércoles de tarde a todos los pueblos cercanos.

El contexto no ayuda. Las altas temperaturas en el inicio del verano y el déficit hídrico en buena parte del país han sido el cóctel perfecto para el surgimiento de varios sinestros en distintos puntos del país. Además del reportado cercano a Algorta, también se registraron otros focos ígneos a pocos kilómetros: sobre la localidad de Orgoroso y Piedras Coloradas, en Paysandú. En total ya son más de 5.000 las hectáreas afectadas.

También hubo incendios importantes en Canelones (en particular uno en El Fortín, cerca de Atlántida), aunque estos lograron ser controlados, según información de la Dirección Nacional de Bomberos.

El panorama en Algorta era algo más alentador sobre la noche del jueves, pero el cambio en la trayectoria del viento hizo que las alarmas se volvieran a encender este viernes en la localidad fronteriza con Paysandú donde viven entre 500 y 1.000 personas. “Es todo muy cambiante”, dijo Gustavo Santos, un vecino que tiene una barraca en el pueblo.

“Hay mucho nerviosismo”, agregó Sonia Tonarelli, una señora que vive en la zona y es ama de casa. Su amiga, Karina Lima, sentenció: “Estamos preocupados, todos queremos que esto se termine lo más pronto posible”.

Lo que los tranquiliza es que, por ahora, las llamas están lejos. Pero el humo en la tarde de este viernes era bastante intenso. Según contaron los vecinos a El Observador, en las calles se apreciaba una intensa neblina y el olor a eucalipto era muy fuerte. “Si mirás por la ventana ves como que la atmósfera está amarillenta”, dijo Tonarelli, que agregó que “el sol prácticamente no se ve” por la cantidad de humo. Lima la definió como “una nube”.

Con este escenario, la sugerencia de las autoridades fue clara: “Nos pidieron que nos encerremos y que tratemos de no salir”, contó Lima. La recomendación fue sobre todo por las personas que tienen dificultades respiratorias y se pueden ver más afectadas por las contingencias del aire, explicaron los vecinos.

Con ese consejo y el nerviosismo reinante, el escaso movimiento en las calles tuvo una interrupción en la tarde, cuando unas 50 personas se reunieron con el intendente rionegrense Omar Lafluf y otras autoridades de Bomberos y de la Policía, que les transmitieron de primera mano el estado de situación, llamaron a los vecinos a mantener la calma e informaron qué harían en las próximas horas.

Según supo El Observador, el encuentro tuvo algunos momentos de tensión cuando algunos de los presentes le reprocharon a las autoridades el papel de las empresas forestales y la falta de protocolos ante situaciones de esta envergadura. 

Además, en la reunión también se reflotó un viejo pedido para que se instale un destacamento de bomberos en la localidad, argumentando que el inicio del incendio podría haberse controlado si un cuerpo especializado hubiera llegado enseguida para apagarlo. Lafluf tomó nota de esta solicitud, contó Tonarelli. El Observador intentó comunicarse con el intendente pero no fe posible ubicarlo.

Con la idea de “mantener la tranquilidad” que reforzaron las autoridades, los vecinos volvieron a sus casas y el movimiento volvió a mermar, a no ser por la intensa comunicación en los grupos de WhatsApp y el tránsito de cuadrillas solidarias que espontáneamente se organizaron para llevar agua, hielo, frutas y viandas a las decenas de trabajadores que están combatiendo el fuego.

“Ha venido gente de todos lados y se están acoplando en un salón comunal para su distribución”, contó Tonarelli. El jueves por la noche varios vecinos también se habían organizado para acompañar a familiares y amigos de Orgoroso, cuando el fuego avanzó amenazante sobre esa localidad. “Estamos todos en permanente comunicación”, contó Santos.

Como consecuencia de lo que están viviendo en Algorta no hay clima de fiesta. “No sentimos que sea fin de año, no estamos con ganas de hacer planes ni de festejar, ni de reunirnos, porque estamos preocupados”, explicó Lima, quien señaló que se trata de algo “atípico” porque nunca les había pasado algo así.

De todos modos, la vecina buscó encontrarle algo positivo a esta vivencia: “Lo que importa es que ahora estamos todos bien”, expresó a El Observador. Lo mismo destacó Tonarelli, subrayando que “es un fin de año anormal” pero en el que tratarán de pasar “lo mejor” que puedan.

Eso sí. Ella y su familia deberán cambiar el plan de estar en el patio y cerca del parrillero para no inhalar el humo proveniente de los incendios. Pero según contó eso no le molesta si a cambio pueden tener la “tranquilidad” de quedarse en su casa y no tener que irse porque la situación se complique aún más cuando llegue la noche.

Santos, por su parte, reconoció que el fin de año que viven es “estresante” y que “por lo pronto” va a pasar en su casa atento. Minutos antes de conversar con El Observador, el hombre había terminado de adobar un lechón para la cena de año nuevo. Con un toque de humor negro comentó entre risas: “Fuego vamos a tener seguro”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...