Cargando...
Ahora se pueden prevenir las inundaciones en Venecia

Mundo > Italia

Un nuevo sistema de diques salva a Venecia de inundarse por la peor crecida en medio siglo

El “aqua alta” es el enemigo histórico de la ciudad de los canales del norte de Italia. Pero esta vez se salvó por sus defensas tecnológicas

Tiempo de lectura: -'

23 de noviembre de 2022 a las 05:03

Una marea de 1,73 metros de altura, la peor en medio siglo, pone en jaque una vez más a Venecia, la ciudad de los canales en el noreste de Italia. Pero un sistema de diques inteligentes inaugurado en 2020 y mejorado hace pocos meses está evitando que su valioso patrimonio histórico y cultural se pierda bajo las aguas en una inundación histórica.

La marea activó este martes su sistema de diques MOSE que la protegen del ingreso desde el mar Adriático de una “aqua alta” que podría haber causado una inundación histórica.

Las alertas se dispararon por un fuerte temporal cargado de lluvia, viento, oleaje y nieve que azotó gran parte de Italia, con alto riesgo de riadas, inundaciones y daños en todo el país.

La situación es particularmente severa en el Adriático, donde las borrascas han producido una gran crecida de las aguas que, como siempre, avanzan sobre la laguna costera para ingresar luego al área urbana. El paisaje de la Piazza de San Marcos anegada es ya una postal clásica.

El Moisés (en italiano MOSE, Módulo Experimental Electromecánico), es una obra faraónica iniciada en el año 2003 concluida en diciembre del 2021, que fue probada con resultados positivos.

 Las compuertas se activan cuando las mareas superan los 130 centímetros, lo que no ocurre apretando un botón sino emitiendo una alerta se debe dar con 48 horas de antelación. Durante ese período de tiempo se emiten las ordenanzas para la navegación y se convoca a equipos operativos.

Las previsiones apuntan a que el miércoles y jueves también se producirán mareas notables en la laguna de Venecia, con un aumento de hasta 145 centímetros en el nivel de las aguas a media mañana, según detalló el Centro de Mareas del Ayuntamiento de la ciudad.

El sistema MOSE consta de 78 compuertas hidráulicas que cierran las tres bocas que unen la laguna veneciana con el mar en los días en que las agua superan el nivel estipulado, impidiendo así la llegada del agua a la capital del Véneto.

El objetivo de estas barreras es proteger la delicada ciudad y sus históricos edificios del agua del mar y del efecto corrosivo de la sal, que afecta a patrimonio de gran valor.

"El MOSE está plantando cara a la marea más alta en 50 años. Sin estas barreras, Venecia se habría sumergido de manera catastrófica. Pero estas barreras están salvando el patrimonio de la humanidad", aseguró eufórico el vicepresidente del gobierno Matteo Salvini, que también comanda el ministerio de Infraestructura.

Las obras de los diques costaron 5.500 millones de euros, muchos más de lo inicialmente previsto, y sufrieron retrasos de dos décadas, además de escándalos de corrupción.

Los diques del MOSE permanecerán activos hasta la 01.00 horas locales de este miércoles (00.00 GMT) y se reactivarán a las 6.00 (5.00 GMT), cuando se prevé que el agua comience a entrar nuevamente a la laguna veneciana.

La ciudad también inauguró el pasado sábado un sistema adicional de barreras que protegen la emblemática basílica de San Marco de la llegada del "acqua alta" en los casos en que no se active el sistema MOSE.

Este sistema complementario, que consiste en barreras de 1,2 metros de altura, ya hizo frente a una pequeña inundación de 95 centímetros durante la semana pasada, cuando logró mantener el interior del templo seco aunque la vecina plaza de San Marco quedó anegada.

La expresión más común es que Venecia “se hunde”, pero esa propensión a las inundaciones no es por hundimiento sino por elevación del nivel de las aguas costeras. De acuerdo a algunos cálculos, esta suba del mar fue de 20 centímetros en el último siglo.

Con variaciones adjudicadas al cambio climático, el mínimo histórico se registró en febrero de 2018, cuando el agua se posicionó a 83 centímetros bajo el nivel del mar y los canales de Venecia se quedaron sin agua.

En la gran crecida del 2020, la ciudad no llegó a quedar protegida por un error en las previsiones que tardó demasiado en ordenar la suba de los diques.

Los expertos del Centro de las Previsiones de Mareas del ayuntamiento local habían calculado que la marea alcanzaría los 125 centímetros. Pero, a causa del viento, el agua alcanzó los 138 centímetros, a las 16:45 de este martes, con la consiguiente inundación en media ciudad. Las compuertas se activan 48 horas después del aviso de que superan los 130 cm. Pero el aviso llegó tarde.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...