Opinión > EDITORIAL

Una actitud equivocada

Algunos temas deberían preocupar a los candidatos a la presidencia 

Tiempo de lectura: -'

22 de diciembre de 2018 a las 05:00

Es probable que la economía, junto a la seguridad pública, sean temas dominantes de la próxima campaña electoral por la creciente preocupación de los uruguayos en dos asuntos centrales en su calidad de vida. Ello obligará a los candidatos presidenciales a explicar sus ideas y definir acciones al respecto.

Es por eso que creemos acertado el planteo del expresidente José Mujica de que la reforma de la seguridad social, el peso del Estado y el papel de las empresas públicas, entre otros, sean asuntos de debate durante la campaña electoral. Se trata de tres palos en la rueda que frenan la economía y que el gobernante Frente Amplio, no ha sabido o no ha querido resolver.  

El exmandatario dijo en una entrevista en el semanario Búsqueda, el jueves 13, que es necesario pensar en un régimen flexible de la seguridad social, en el sentido de dotar al sistema de más libertad al afiliado previsional respecto a la edad de retiro. “El sistema que tenemos actualmente es una mentira. Por eso hay que flexibilizar todo el sistema”, dijo.

En relación a las empresas públicas, propuso “aumentarles la responsabilidad y quitarles la soga de ser parte de la política económica desde el punto de vista tributario” y transformarlas en verdaderas compañías que sean “generadoras de capital de inversión a lo largo del país”.
Sin entrar a analizar en detalle las ideas de Mujica, lo importante en este momento es que el sistema político se apropie de estos temas con altura y profundidad y que en el próximo período de gobierno se puedan encauzar reformas económicas que son urgentes. La actitud del gobernante Frente Amplio de evitar cambios profundos en las áreas mencionadas por el expresidente no solo ha hecho perder mucho tiempo al país, sino que ha agravado los problemas como ocurre con un enfermo que recibe un tratamiento médico a destiempo.  
Pero lamentablemente no todos los referentes del partido de gobierno parecen estar de acuerdo en la inquietante situación de Uruguay y en admitir los escollos que explican una buena parte de una mediocre tasa de crecimiento. 

El presidente Tabaré Vázquez parecería que vive en un mundo paralelo o que no quiere ver los problemas que enfrenta el país en varios frentes. Al realizar un balance de su gestión, durante un almuerzo organizado por ADM, el miércoles 19, hizo referencia a las proyecciones de crecimiento de entre 2% y 2,5% en 2018, según el Ministerio de Economía y Finanzas, para asegurar de que “el país no entró ni entrará en recesión” y rechazó “que se diga que este gobierno va a entregar un país en crisis”, como si ese fuera el drama actual del Uruguay.
El ministro de Economía, Danilo Astori, en sintonía con la actitud exitista del presidente, habló en estos días de los datos de las reservas del Banco Central y el comportamiento del PIB para revindicar la política económica. 

Es desacertado solo ver indicadores coyunturales para diagnosticar que todo marcha bien y no reconocer que hay problemas internos que afectan negativamente el crecimiento y que podrían ser cambiados.
La cuestión de fondo es encarar las reformas largamente postergadas, como las que menciona Mujica, aunque él no hizo nada por solucionarlas. Si no se hace algo al respecto, entonces sí el país sufrirá una recesión o una crisis. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...