Opinión > CARTA DEL DIRECTOR

Una buena señal

Tiempo de lectura: -'

24 de mayo de 2020 a las 05:00

La decisión fulminante del presidente Lacalle de ordenar al directorio de Antel dar marcha atrás en la presupuestación de más de 800 funcionarios del ente y de solicitar la renuncia del presidente Guillermo Iglesias, recientemente designado por el propio gobierno, es un hecho muy poco habitual. Hubo presidentes de entes que cometieron mayores errores en el manejo de los recursos públicos a los que no les llamó siquiera la atención. Baste recordar las enormes pérdidas de más de US$ 800 millones de Ancap bajo la presidencia de Raúl Sendic que no causaron alarma alguna en el gobierno de José Mujica. La caída de Sendic se genera después, siendo vicepresidente de la República, al revelarse el manejo de tarjetas corporativas poco ortodoxo en cosas de poca monta, y máxime si se comparan esas cifras con la enorme pérdida que el estado tuvo que capitalizar a costo del contribuyente.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de

Elegí tu plan ahora y accedé sin límites.

¿Ya sos suscriptor? iniciá sesión aquíSuscribite

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...