El comportamiento en la vida cotidiana > encuentro internacional

Una exquisita cortesía

La cortesía estuvo presente durante la cumbre del G20 desde el principio hasta la cena final

Tiempo de lectura: -'

19 de abril de 2019 a las 05:03

Ha pasado la Cumbre del G20 que tuvo lugar en Buenos Aires. Fueron muchos los detalles advertidos por extranjeros y nacionales. Por eso, me apartaré un poco del comportamiento en la  vida cotidiana pero para comprobar una vez más, cómo la cortesía estuvo presente durante los días de ese encuentro internacional.

Felicito de todo corazón a las seiscientas personas que, de una manera u otra, intervinieron para que la cena final del G20 fuese un dechado de exquisito buen gusto. Ese evento me da ocasión para escribir esta nota.

Los participantes de la Cumbre del G20 fueron espléndidamente tratados a lo largo de la reunión internacional y agasajados con una cena final de gala.  Sé que a veces empleamos la palabra “gala” concediéndole una acepción un tanto odiosa o como algo pasado de moda. Sin embargo, supe que hace unos días, unos niños de una escuela llevaron a sus casas una invitación para una “gala de gimnasia”. En nuestro idioma “gala” es todo aquello que se aparta de lo corriente. Por eso, una señora no se viste de gala sino y en todo caso, de etiqueta. ¿Cuál será la etiqueta? Aquella que viene dada por el carácter de lo que se realiza y por su horario.

La invitación para la cena del G20 tendría lugar en el teatro Colón porteño. Una vez más se comprobaría que “el comedor” volvería a tiempos antiguos cuando los arquitectos y constructores no dedicaban espacios para que las personas pudieran sentarse alrededor de mesas para comer en un espacio llamado “comedor”. Por eso todavía decimos “poner la mesa”. Pero el teatro Colón posee el llamado Salón Dorado. Es una galería en forma de ele. Un sitio para pasear durante  los entreactos de una función.

En el Salón Dorado se dispusieron las mesas para los comensales. El jefe de Estado argentino junto su mujer, ocuparon la cabecera. Un notable trabajo previo permitió a los invitados llegar a sus sitios con facilidad. 

Me parece que los lectores de El Observador se habrán asombrado como yo, ante el descomunal despliegue de camareros para servir los platos del menú. El sistema fue antológico pero tenía sus motivos. Cuando llegó el momento, los camareros se colocaron detrás de los invitados. Al recibir la orden de servir, les acercaron los platos que venían protegidos con una tapa metálica con asa. 

A los ojos del público en general, pudo parecer un acto un tanto extraño. No obstante, hay que tener en cuenta que había invitados que, por diversos motivos, seguían dietas especiales y hasta podían ser objeto de envenenamiento.  Por eso muy cerca de las mesas, unos señores de traje oscuro, observaban discretamente todo lo que se servía. A veces, para simplificar, se habla de comensales normales o comensales con régimen.  Fui testigo hace algunos años de algo verdaderamente cómico. Una persona que atendía una mesa, con la mayor prudencia y educación ,se acercó a un invitado. Con una sonrisa le dijo: “Perdón, ¿pero el señor es normal?” Desgraciadamente se había hecho silencio, el mismo  que se observa en la música .Fue algo así como un silencio de redonda con puntillo, pero el suficiente para que la pregunta hecha en voz baja fuese escuchada por otros comensales.

No puedo dejar de mencionar en mi nota semanal la cercanía de una fecha patria, la del “Desembarco de los Treinta y Tres Orientales”, la de aquellos hombres que Zorrilla inmortalizó. Por otra parte, está cercana una fiesta grande. Muy feliz Pascua.

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...