19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
9 de enero 2024 - 7:44hs

El módulo Peregrine, que partió este lunes a la Luna tras más de cincuenta años del último alunizaje estadounidense, tan sólo tiene combustible para 40 horas, lo que no le permitirá llegar a su destino planeado para el 23 de febrero, según informó la compañía Astrobotic.

Aunque los ingenieros habían logrado reorientar los paneles del módulo hacia el Sol para su abastecimiento energético y habían recobrado la comunicación con la nave, constataron "una pérdida crítica de combustible", señaló Astrobotic en una actualización la madrugada del martes.

"Si los propulsores pueden continuar funcionando, creemos que la nave espacial podría continuar en un estado estable de orientación durante aproximadamente 40 horas más según el consumo actual de combustible", ahondó la compañía basada en Pittsburgh (Pensilvania).

Más noticias

Ante el nuevo panorama, Astrobotic dijo que ahora el objetivo es acercar al módulo Peregrine "lo más posible" a la Luna antes de que pierda potencia. Un descenso controlado está descartado.

Astrobotic aspiraba a ser la primera empresa privada en aterrizar con éxito en la Luna, algo que sólo cuatro países han logrado, y la primera nave estadounidense en hacerlo desde 1972.

El cohete Vulcan Centaur, de United Launch Alliance (ULA), despegó de la estación espacial de Cabo Cañaveral, en el estado de Florida (sureste), a las 02:00 hora local, (04:00 hora Montevideo) transportando el módulo lunar Peregrine del fabricante estadounidense Astrobotic, que logró una separación exitosa una hora después del lanzamiento.

Aunque los ingenieros encontraron una manera de lograr la dirección correcta gracias a una "maniobra improvisada", la compañía luego comunicó que el mismo fallo parecía ser el causante de una "pérdida crítica de propelente".

El lunes por la noche, Astrobotic informó que a la nave le quedaban aproximadamente 40 horas de combustible antes de que entrara en una "caída incontrolable".

Más temprano, la compañía publicó una imagen tomada desde una cámara integrada que mostraba grandes daños en una capa exterior de la nave espacial, explicando que era una prueba de la anomalía del sistema de propulsión sin dar más explicaciones.

Peregrine debía alcanzar la órbita lunar y mantenerse allí por varias semanas antes de alunizar en una región de latitud media llamada Sinus Viscositatis, o Bahía de la Pegajosidad, el 23 de febrero.

Hasta ahora, sólo un puñado de agencias espaciales nacionales han logrado realizar un alunizaje suave en el satélite natural de la Tierra: la Unión Soviética fue la primera, en 1966, seguida por Estados Unidos, que sigue siendo el único país que ha llevado humanos a la Luna.

China tocó la superficie con éxito tres veces durante la última década, mientras que India fue la más reciente en lograr la hazaña en su segundo intento, el año pasado.

Estados Unidos está recurriendo al sector privado en un esfuerzo por estimular una economía lunar más amplia y enviar su propia nave a bajo coste, bajo el programa Commercial Lunar Payload Services (CLPS).

Pero el aparente fracaso de Astrobotic podría suscitar críticas a la nueva estrategia.

 

(Con información de agencias)

Temas:

Estados Unidos

Seguí leyendo

Te Puede Interesar