Nacional > ASSE INVESTIGA

Una paciente que debía ser operada por apendicitis en el hospital de Flores denunció inasistencia y presiones

La usuaria de ASSE dijo que la presionaron para que accediera a ser trasladada al hospital de Paysandú, cuando pretendió pagarse la operación en la mutualista, pero una vez allí no la atendieron

Tiempo de lectura: -'

21 de agosto de 2018 a las 05:00

La paciente llegó a la emergencia del hospital de Flores el domingo 12 de agosto al mediodía con vómitos y malestar estomacal. Al ser examinada, el cirujano de guardia le diagnosticó apendicitis y se ordenó la intervención quirúrgica de inmediato pero el hospital no contaba con anestesista –y no habría hasta el día miércoles siguiente- por lo que se le ofreció trasladarla al hospital de Paysandú. Como la paciente se negó y dijo que prefería ser intervenida en la mutualista del departamento a su costo, afirmó que fue presionada por las autoridades departamentales y regionales de ASSE para que accediera a ir a Paysandú, a donde finalmente fue pero allí demoraron en atenderla por lo que regresó a Flores por sus medios.

Su expareja Juber Leal, que es licenciado en enfermería y funcionario de la Red de Atención Primaria de ASSE en Flores, hizo pública la situación y la denunció ante la oficina de atención del usuario, la dirección de Salud del MSP, y este martes lo hará ante el Colegio Médico. Además, Leal dijo a El Observador que preparan una denuncia penal por omisión de asistencia y la descoordinación que pusieron en riesgo la salud de la paciente y una demanda civil.

Desde la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) se informó a El Observador que se ordenó una investigación administrativa para aclarar los hechos. Agregaron que hay versiones "contradictorias". Por su parte, el diputado nacionalista Marín Lema tomó conocimiento de la situación y se reunió con los afectados en Flores. Posteriormente, solicitó un pedido de informes al Ministerio de Salud Públia (MSP) y a ASSE para que expliquen cuál es el protocolo que se sigue para derivar intervenciones quirúrgicas y detallen también el control que tienen sobre las inoperancias que estos pacientes vivieron e investiguen lo ocurrido.

Presiones para ser trasladada a Paysandú

Leal dijo a El Observador que al enterarse de que no podía ser operada en el hospital de Flores, su expareja, que también es enfermera, y él coordinaron rápidamente la intervención en la cooperativa médica, Comeflo, en forma particular y asumiendo los costos. Cuando lo comunicó al hospital, se acercó la adjunta a la dirección a decirle que ella "debía defender a ASSE y operarse en Paysandú", contó Leal.

"Ante la negativa de ella, la llamó a su celular el director regional de ASSE, Victor Formichoff para hacerle el mismo planteo e insistirle en que accediera a ser trasladada a Paysandú", agregó. Tampoco le informaron de que desde el 1 de julio está vigente la ley que establece que toda persona que requiera atención de urgencia o emergencia cuando el prestador de origen no asegura cobertura por servicio propio o convenio con otra institución el usuario debe recibir asistencia en cualquier servicio disponible.Según establece la ley, la persona paga luego de ser atendida, una orden de urgencia a su prestador.

Además, según consta en la denuncia, las autoridades del hospital llamaron al cirujano y le dijeron que si la operaba "iba a ser objeto de severas sanciones", ya que estaba de guardia en el sistema público y privado y existe incompatibilidad. Según relató Leal, el médico se puso nervioso y le dijeron que no era conveniente que la operara en ese estado, por lo que finalmente la paciente accedió a ser trasladada a Paysandú, a donde llegó a las 22:30 horas. Una vez allí, se la dejó en camilla más de tres horas hasta que la trasladaron a una sala de cirugía, donde le informaron que el cirujano la vería al otro día.

Al día siguiente, le dijeron que la intervención no estaba coordinada. Para ese entonces la apendicitis tenía 36 horas de evolución por lo que la paciente exigió ser vista por cirujano. Ante la demora, decidió irse contra voluntad médica. Regresó a Flores en un taxi por el que pagó $6.000 y fue directamente a la mutualista. Allí debió pagar $3 mil por la consulta de puerta, $3.600 por la consulta al cirujano y realizar un depósito de US$ 1.000 para la intervención.

"Finalmente fue intervenida y la apendicitis estaba a punto de devenir en peritonitis donde las consecuencias hubieran sido mucho más graves, incluso con riesgo de vida", escribió Leal en la denuncia. Agregó que "el Equipo de Gestión del Hospital de Flores, por motivos absolutamente caprichosos y con una actitud ilegal, puso en riesgo la vida de la usuaria, amenazó vilmente al cirujano de guardia que se disponía a cumplir con su deber y con la ley, gastó inútilmente recursos públicos que administra y nunca resolvió el problema de salud de la usuaria que terminó siendo intervenida en Comeflo".




REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...