Nacional > BALANCE

Vázquez responsabilizó al nuevo Código del Proceso Penal por el aumento de las rapiñas

El presidente hizo un “racconto” de su gobierno en ADM y negó que vaya a entregar un “país en crisis”

Tiempo de lectura: -'

20 de diciembre de 2018 a las 05:04

Después de ocho años Tabaré Vázquez volvió a participar de un almuerzo organizado por la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM), que sirvió como despedida del año y en el que el presidente aprovechó para hacer un "racconto" de su gestión al frente del gobierno.

Durante una hora –ante la atenta mirada de las 720 personas, en su mayoría empresarios, que colmaron la sala de Punta Cala–, el presidente repasó el grado de cumplimiento de las diez medidas que planteó en junio de 2014, apenas unos minutos después de haber vencido en las elecciones internas.

Uno de los puntos que abordó fue el de la seguridad, donde reconoció que el gobierno tenía “problemas” y que no podría cumplir la promesa de bajar un 30% las rapiñas, aunque pidió ir “despacito por las piedras”.

Basándose en un estudio elaborado por el profesor Spencer Chainey de la University College of London, el presidente responsabilizó a la implementación del nuevo Código del Proceso Penal (CPP) por el aumento de las rapiñas. “Aquí, si no se hubiera instrumentado el nuevo CPP, y se hace la prolongación teniendo en cuenta el valor de la pendiente, al iniciar el 2019 casi estaríamos con una baja del 30% de las rapiñas”, dijo mostrando una gráfica elaborada por la institución universitaria.

Según supo El Observador en base a fuentes políticas, la universidad fue contratada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el marco de un proyecto de “fortalecimiento y apoyo” a la gestión del Ministerio del Interior, principalmente para evaluar el nuevo sistema de patrullaje y la estrategia de la baja de los delitos. En este contexto se realizó el informe, el cual fue presentado días atrás por parte de los británicos a las autoridades oficiales en Montevideo.   

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, había explicado el aumento del delito de la misma forma durante un nuevo aniversario de la Policía Nacional, apenas unas horas antes que Vázquez ensayara su argumento.

Vázquez también anunció que los megaoperativos policiales de combate al narcotráfico se extenderán al resto del país. “Donde existan denuncias de bocas de droga, bandas de narcotraficantes  o usurpación de viviendas vamos a estar presentes y a actuar con toda la energía del caso”.

A principios de agosto, el Ministerio del Interior reveló  los datos de crímenes cometidos entre el 1° de enero y el 30 de junio de 2018, que en el caso de los homicidios arrojaron un aumento de 66,4% respecto al mismo período del año anterior, mientras que las rapiñas crecieron un 55,8% y los hurtos 26,9%.

Defensa económica

El mandatario también se refirió a la situación económica y anunció que de acuerdo a las proyecciones elaboradas por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el país crecería entre 2 y 2,5% en 2018.

“El país no entró ni entrará en recesión (…) no aceptamos que se diga que este gobierno va a entregar un país en crisis", agregó y mencionó que los “vientos de cola” soplaban para todos los países del sur pero que solo Uruguay había logrado crecer en estos cuatro años. Sus palabras generaron un tímido aplauso comenzado por María Julia Muñoz, que junto al resto de los ministros y Juan Salgado (Cutcsa) y Julio Martínez (La Española) escuchaban con atención en una de las mesas principales. Más atrás, la senadora Daniela Payssé también golpeaba sus manos, mientras sus compañeros de mesa Gabriel Murara (Cámara de Industrias) y Julio César Lestido (Cámara de Comercio) miraban con seriedad.

Minutos antes, el presidente había logrado más aplausos al hablar de la educación y referirse a las tablets del Plan Ibirapitá, una de sus promesas de campaña electoral. “Ninguna tablet terminó siendo una tabla de picar verdura”, ironizó en referencia a un video que había circulado durante la campaña y que señalaba que ese era el destino de los dispositivos tecnológicos. Vázquez también defendió el “cambio de ADN” prometido y dijo que los cambios se “veían de forma diferida”.

Pese a que la sala estuvo llena, el almuerzo no contó con la presencia de los principales líderes de la oposición, salvo por el intendente de Maldonado y precandidato nacionalista Enrique Antía. Los 720 comensales disfrutaron de una entrada de cartoccio de queso brie con cebollas confitadas y nieves, mientras que el plato principal fue baby beef con salsa de funghi porcini con papas cheddar y pimientos asados. Por pedido de Presidencia, los platos fueron servidos antes del discurso del mandatario, lo que demoró la presentación. El presidente llegó a las 12.45 pero recién pudo empezar a hablar más de una hora después. 

Tras el discurso, el moderador Juan Maldonado -una figura relacionada con el Frente Amplio- leyó tres preguntas envidas por los asistentes. Una de ellas refería a la firma del acuerdo con UPM, lo que permitió al mandatario anunciar que el CEO de la empresa visitará Uruguay en 2019 y que le había enviado una carta en la que quería firmar "lo antes posible" el acuerdo final de inversión. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...