Cargando...

Selección > ENTREVISTA

Vecino y el fanatismo de los tanos: “Hice un gol y un hincha se tatuó mi imagen”

El volante de la selección reveló cómo viven el fútbol los italianos, su adaptación y aprendizaje a jugar en otra zona del campo, y lo que espera de Uruguay en la Copa América

Tiempo de lectura: -'

11 de mayo de 2019 a las 05:04

"¡Inter, Inter!", grita el público en San Siro empujando al elenco milanés al triunfo. Es la última pelota de un partido muy difícil. Se juega el segundo minuto de descuento que Inter iguala 1-1 con Tottenham por la Liga de Campeones. El empate lo deja fuera de carrera. La pelota llovió al área. Abierta, inofensiva. Un defensa la manda al medio y el uruguayo Matías Vecino la conecta para decretar el agónico gol.

“¡Vecino! Todo es posible ¡La garra Charrúa! Siempre ellos. El manicomio más completo está sucediendo en San Siro”, gritaba desaforado el relator de la televisión en medio del delirio de la gente.

Para Matías es un recuerdo inolvidable. Tan increíble como el tatuaje que se hizo un hincha de su festejo del gol.

Con el tiempo el jugador se encontró con el hincha al cual atinó a decirle: “Estás loco”, según reveló el jugador en una entrevista con Referí, en la que habló de su evolución como futbolista, del proceso de cambio de ser un volante ofensivo a jugar de 5 y de la selección uruguaya de cara a la Copa América de Brasil 2014.

En julio de 2016 Tabárez mencionó que en la sub 20 usted jugaba de media punta, y cuando lo vio en la Fiorentina recuperando pelotas, dijo está pronto para citarlo. ¿En qué momento siente que se produjo su cambio?

Fue en mi regreso a la Fiorentina, en la temporada 2015/2016 con Paulo Sousa como entrenador. Empecé a jugar de doble 5, en una posición más retrasada.

¿Qué le dijo el entrenador en ese momento para que usted adaptara otra posición en la cancha?

El primer día de la pretemporada que nos conocimos me habló y me comunico su idea. Me explicó que iba a servir para mi crecimiento, y que así podría completarme como jugador. Me enseñó muchísimas cosas, lo considero un gran entrenador y el hecho de que haya jugado como mediocampista tenía un plus para mí por la posición que ocupaba en su equipo.

¿Cuánto tuvo que poner de usted y sacrificar para cumplir el nuevo rol?

Tuve que poner predisposición y ganas de aprender. Pero eso nunca fue un problema para mí. El querer mejorar tiene que estar siempre en la cabeza de un jugador, y a los 23 años como tenía en ese momento, aún más. Era una idea que además me entusiasmó desde el inicio, y que me daba la sensación que podía dar resultado. Fue muy importante la confianza que el entrenador me dio. Fueron dos años muy buenos en lo personal. Lo disfruté y aprendí muchísimo.

En las primera temporadas usted jugó pocos partidos. ¿Es compleja la adaptación a la liga italiana? ¿Requiere de un tiempo?

Llegué a Italia en enero de 2013, los primeros seis meses no contaba con el pasaporte italiano, la Fiorentina me propuso que viajara y así comenzar la adaptación. No fui jugador oficial hasta agosto de ese año. Mi primer temporada fue 2013/2014 en la cual los primeros seis meses jugué en Fiorentina siete partidos y la segunda parte en Cagliari con Diego López como director técnico jugué nueve. La segunda temporada fui a préstamo a Empoli, y allí jugué 38 partidos. El periodo previo que estuve entrenando sin poder jugar me sirvió mucho para adaptarme al idioma, al modo de entrenar, iba al estadio a ver todos los partidos, fue un gran aprendizaje. Me costó lo normal el primer año, como le pasa a la mayoría. Al segundo año me sentí más cómodo y pude jugar todos los partidos.

Un año después de seguirlo, Tabárez dijo que usted es el principal recuperador de pelotas que tiene la selección. ¿Qué le genera? Porque usted suplió a gente con larga trayectoria y con nombres como Arévalo, Gargano y Ruso Pérez.

Sinceramente no sabía ese dato, es un número que refleja mi trabajo y que me da satisfacción porque cuando empecé a nivel profesional no era una de mis virtudes. Lo fui mejorando con el tiempo, agregándole intensidad y agresividad, pero sobretodo mucho orden táctico. Es fundamental estar bien posicionado y leer la jugada antes.

¿En qué punto de maduración lo encuentra la selección?

Creo que estoy llegando a lo que serían los mejores años en la carrera de un futbolista. Siempre se dice que a los 28, 29 años uno llega al punto más alto por la experiencia acumulada, rendimiento físico, entre otros aspectos. Siento que año tras año fui mejorando y puliendo esos aspectos. Trato de meter todo lo que tengo al servicio del equipo para poder lograr grandes cosas.

Por su edad usted se convierte en un referente del mediocampo, rodeado de gente joven. ¿Le piden qué ejerza ese rol, qué sea voz de mando?

No es que te lo pidan, sino que se da naturalmente. En la selección tratamos de ayudarnos entre todos más allá de la edad. No es hablar por hablar, sino tratar de aportar cosas que le puedan servir al equipo dentro y fuera de la cancha.

Desde la aparición de nuevas figuras en el medio, mucha gente reclama jugar un fútbol más vistoso. ¿Usted entiende que se puede cambiar o Uruguay tiene una forma, un estilo?

Creo que Uruguay históricamente siempre mantuvo un estilo, de equipo compacto, luchador, y con gente desequilibrante adelante. Nunca se caracterizó por el juego asociado, con mucho toque para llegar al arco rival, más bien siempre fue un equipo directo. Si bien creo que mantenemos estas características, estamos tratando de mejorar en otros aspectos en los que el equipo todavía puede crecer. Sobre todo por la característica de los jugadores que se han ido incorporando.

¿La Copa América de Brasil se toma de manera especial teniendo en cuenta que puede significar la última para una generación por razones lógicas de edad?

Lo tomamos como una linda oportunidad de pelear por el título, más allá del momento o la edad de cada jugador. Creo que tenemos jugadores en gran momento, y es clave llegar lo mejor posible desde el punto de vista físico porque la Copa se da al final de la temporada.

¿La ve como una oportunidad especial teniendo en cuenta el momento de Suárez, Cavani, Godín, y la consolidación de Bentancur, Torreira, Giménez y usted?

Se juntó una camada de experiencia con jóvenes que se han ido agregando en el último tiempo. Hay una combinación muy buena para lograr cosas importantes y la Copa América es una gran oportunidad.

Dicen que el fanatismo de los italianos es único. ¿Qué ejemplos puede comentar de experiencias que haya vivido?

Sí, el fanatismo que hay es muy grande. Respiran fútbol todo el tiempo. Por ejemplo lo primero que me viene a la mente es el tatuaje que se hizo un hincha, de una imagen mía festejando el gol contra el Tottenham. Ese día el Ínter volvía a Champions después de varios años y el partido lo ganamos en la hora con ese gol. Después pasado unos meses tuve la posibilidad de encontrarlo y saludarlo. Obviamente le dije que estaba loco. (Se ríe)

Usted hizo goles en la hora que generaron locura, ¿le cambió la vida en Italia al jugar en un grande? ¿Tiene más exposición? ¿Hay cosas que no puede hacer como salir a un cine?

Obviamente que te cambia, porque el Inter tiene una exposición mucho mayor a lo que era por ejemplo la Fiorentina. Es un equipo muy seguido en Italia y en el mundo, tiene detrás una masa de hinchas muy importante. Pero después en la vida cotidiana acá, en Milán, la gente es muy respetuosa y te da tu espacio. Se puede hacer vida normal tranquilamente. Como ir al cine, a cenar o ir al parque con tus hijos como cualquier persona.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...