Nacional > Vivienda

Vecinos de Verdisol se organizan para resistir un eventual desalojo

Reclaman mantener sus viviendas ante una demanda iniciada por el constructor del complejo, que podría dejar a cientos de personas en la calle

Tiempo de lectura: -'

29 de junio de 2017 a las 05:00

Los vecinos del complejo Verdisol amanecieron sumidos en la incertidumbre. "Viste que nos quieren echar de acá", dijo uno, "me pasaron la nota por Whatsapp, ¿qué se sabe?" Preguntó otro.
Eran pasadas las 11 de la mañana cuando un grupo de unas 30 personas conversaban en una de las angostas callecitas asfaltadas de ese complejo, en el que viven unas 524 familias. El tema del día era la noticia de que la firma que construyó esas viviendas a fines de la década de 1980, Cobluma SA, inició un litigio para desalojar a sus residentes quienes viven en ese lugar de manera informal desde hace alrededor de 30 años.

"Ahora tenemos que esperar y estar organizados", insistía Carmén Pavón, una vecina que llevaba la voz cantante en la improvisada reunión. A su lado estaba la abogada de algunos de los vecinos, Claudia Ojeda, quien trataba de calmar los ánimos ya que hasta el momento no fueron notificados formalmente.
"Tenemos que esperar y estar organizados (...). Nosotros no somos ocupas", dijo Carmen Pavón, vecina de Verdisol
"Es una pena que nos quieran sacar después de que los vecinos hicimos tanto para arreglar el barrio", dice Ana a El Observador. "A Verdisol no lo hizo una empresa ni el gobierno, lo hizo la gente", agregó.
Este complejo de apartamentos bajos y calles angostas fue construido en la década del 80 por Cobluma SA, y financiado en parte por el Banco Hipotecario del Uruguay (BHU). Sin embargo, la inversión no pudo ser recuperada porque en diciembre de 1987, cuando la obra estaba casi finalizada, un grupo de personas ocupó los apartamentos por la fuerza.

Para ese entonces algunas de las viviendas estaban incompletas, las calles internas eran de pedregullo, y las casas no tenían luz. Ahora, los caminos están pavimentados, desde 2007 tienen alumbrado público, y las viviendas tienen contador de luz. Además se instaló en el lugar un centro CAIF y una políclinica que atiende a los habitantes del barrio.
Un mural pintado en un rancho, justo al lado del comedor al que todos los días asisten los niños del barrio, versa la frase: "¡Verdisol es de todos, cuidalo!". Mensajes como ese aparecen en varios murales del barrio.
"Dicen que no estamos organizados, pero si no nos hubiéramos organizado no se hubieran hecho estos cambios", opinó Pavón, y aseguró que el barrio va a dar pelea para que no se desaloje a ningún vecino.
Es que según dijo a El Observador, si bien los vecinos de Verdisol no tienen un título de propiedad, "no son ocupas" porque durante décadas han gastado en mantener sus casas.
En el mismo sentido, Ojeda explicó que los vecinos tienen "derechos posesorios", ya que la mayoría de ellos viven hace casi 30 años en el complejo habitacional.
Sin embargo, pese a los avances, los habitantes del complejo siguen sin pagar a OSE, ya que reciben un suministro de agua correspondiente a un contrato "de obra". Pavón dijo que se intentó regularizar esa situación pero el ente ofreció instalar un solo contador por block, y los vecinos se negaron a pagar el agua de otros, ya que tampoco pagan gastos comunes.

Ocupación masiva

Constructora inicia litigio para desocupar el complejo Verdisol

El complejo habitacional Verdisol queda sobre camino Melilla. N. Garrido

El complejo habitacional Verdisol queda sobre camino Melilla. N. Garrido

En 1987, la noticia de que en Verdisol había viviendas para ocupar corrió como un reguero de pólvora. A pesar de que el predio era custodiado por la Policía, nada impidió que cientos de personas comenzara a instalarse en las viviendas. "Fue una ocupación masiva, la gente se ayudaba entre ellos. Abrían las puertas y se metían", contó María, una vecina que vive hace casi 30 años en Verdisol.

Miguel (de 61 años) fue uno de los que como tantos se enteró por el boca a boca, y decidió probar suerte. "En una etapa que no teníamos donde vivir, esto quedó libre, y decidimos ocupar", contó. Luego "las primeras familias que entraron, arrastraron a un montón más", agregó.

Eso forzó a que otras personas, que ya habían hecho pagos a la empresa Cobluma SA y al Banco Hipotecario para comprar formalmente las viviendas decidieran ocupar. "En la empresa nos dijeron que iban a tener prioridad los que estaban adentro (en referencia a los ocupantes), y antes de quedarnos sin nada decidimos ocupar", contó una de las vecinas.
"La gente está dispuesta a pagar para que la propiedad sea de uno", dijo Miguel, uno de los vecinos
Si bien la mayoría de los que viven en el lugar, lo hacen desde finales del 80, otros heredaron la propiedad de sus padres o compraron el derecho a habitarla. Valeria, de 27 años, pasó toda su vida en el complejo. Si bien sus padres se fueron del lugar, ahora que está casada y tiene hijos, heredó la vivienda.

Miguel, de 30 años, también se crió en el barrio. Vive en uno de los bloques de apartamentos cuya obra estaba más avanzada al momento en que se comenzó a ocupar.
Sus padres, que fueron los primeros dueños del apartamento, habían pagado parte de la vivienda, pero en determinado momento ya no tenían un lugar en el que pagar porque, según dijo, el proyecto fue abandonado. "Es mentira que no queremos pagar", aseguró.

Por su parte, Pavón llegó a Verdisol desde su Argentina natal, luego de que su marido, un militante de izquierda uruguayo que abandonó el país durante la dictadura, decidió retornar a Uruguay. Compró "la llave" de la vivienda a una persona que algunos años antes la había ocupado informalmente, y desde entonces ha recorrido oficinas públicas tratando de regularizar un barrio que se gestó en la informalidad.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...