Nacional > Cumbre Santa Fe

Venezuela dividió al Mercosur: se aprobó declaración suavizada

El gobierno de Tabaré Vázquez se negó a firmar una declaración que condenaba al régimen de Nicolás Maduro

Tiempo de lectura: -'

18 de julio de 2019 a las 05:04

El primer borrador que recibieron los diplomáticos uruguayos era contundente. Había sido redactado por argentinos y brasileños y tenía el aval de los paraguayos. Condenaba al gobierno de Nicolás Maduro. Decía que era un régimen ilegítimo y señalaba que lo que existía en Venezuela era una dictadura.

Las autoridades de la cancillería encabezada por Rodolfo Nin Novoa lo leyeron y enseguida dieron su opinión. No estaban dispuestos a firmarlo de ninguna manera.

Era lunes, la cumbre del Mercosur en Santa Fe recién había empezado y la unidad del bloque estaba en juego.

A impulso de Uruguay, los diplomáticos comenzaron a negociar redacciones alternativas, que una tras otra fueron suavizando los términos, hasta llegar a la elaboración final, que no nombra a Nicolás Maduro ni Juan Guaidó y se limita a pedir la realización de “elecciones presidenciales libres, justas y transparentes”, en el menor tiempo posible.

El comunicado lleva el sello uruguayo y así se congratuló Nin Novoa ante los periodistas que estaban cubriendo el evento. “Se adoptó la postura de nuestro gobierno”, dijo antes de subirse al avión que lo traería de retorno a Montevideo.

El texto, también firmado por Chile, Colombia, Ecuador, Suriname y Guayana, reconoce el “severo deterioro de las condiciones de vida del pueblo venezolano” y subraya la necesidad de “continuar coordinando esfuerzos a fin de dar respuestas integrales para atender la crisis migratoria, humanitaria y social que vive ese país, preservando la dignidad y los derechos fundamentales de los venezolanos”.

Los países expresaron su “preocupación” por la “grave crisis” que afecta “seriamente” la “situación humanitaria y de derechos humanos” y respaldaron el informe publicado por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que señala que la crisis ha forzado a más de 4 millones de venezolanos a emigrar en busca de mejores condiciones de vida.

Según supo El Observador en base a fuentes diplomáticas, Argentina, Brasil y Paraguay aceptaron los cambios propuestos por Uruguay tras considerar que era mejor “mostrarse juntos” que emitir una declaración sin la firma de Tabaré Vázquez que evidenciara las diferencias que existen sobre Venezuela, en un contexto en que la “unidad” del Mercosur fue clave para la firma del acuerdo con la Unión Europea.

Mauricio Macri, Jair Bolsonaro y Mario Abdo Benítez aprovecharon sus discursos durante la sesión presidencial para castigar con dureza a Maduro y respaldar a Guaidó.

El primero fue el argentino, que volvió a repetir que su gobierno reconoce a la Asamblea Nacional (de mayoría opositora) y al presidente encargado Juan Guaidó. Un rato después, Bolsonaro diría que en el Mercosur no había más espacio para “regímenes autoritarios” y que Brasil no quería una “patria grande”, sino como dice Donald Trump, una “América grande” y que cada país fuera “autónomo y democrático”.  

"¿Cómo puede un país tan rico como Venezuela llegar al punto que llegó? Se sabe cómo nació: del proyecto de poder de un partido que no tenía límites. Casi hundieron a Brasil en ese populismo", agregó, mientras que Abdo Benítez envió su “solidaridad” al “pueblo venezolano”.

Vázquez fue el único de los presidentes que evitó hablar de la situación del país caribeño. Acompañado por Nin Novoa y el ministro de Industria, Guillermo Moncecchi, el mandatario realizó un breve discurso en el que prefirió centrarse en los beneficios de la firma del acuerdo con la Unión Europea tras más de veinte años de negociaciones porque los “hechos concretos pueden decir más que las palabras”.

“Acá hay hechos concretos que hablan significativamente de los logros. Uruguay apoya y participa muy activamente en todos los procesos de negociación que lleva el Mercosur adelante. Uruguay está comprometido con la integración social y económica de nuestro continente”, dijo Vázquez.

En el final de su discurso, el mandatario le envió un saludo a Jair Bolsonaro, que recibió la presidencia pro témpore del bloque y le dijo que “modestamente puede contar con toda la colaboración del gobierno uruguayo”.

Pese a que en el gobierno se hicieron gestiones, Vázquez no mantuvo reuniones bilaterales y retornó a Uruguay en el avión presidencial ni bien finalizó el encuentro.

Acercamiento con el Pacífico y más acuerdos

Bolsonaro anunció que tras la firma del acuerdo con la Unión Europea, que generará un mercado de 780 millones de habitantes, en este semestre el Mercosur se centrará en cerrar el acuerdo con el grupo Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA), conformado por Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza. Luego, y además buscará firmar con Canadá y Corea del Sur, países con los que ya está en negociaciones.

El presidente brasileño también aprovechó la presencia del presidente de Chile, Sebastián Piñera, para anunciar que buscará estrechar la relación con la Alianza del Pacífico (conformada también por Colombia, México y Perú).

Los gobiernos firmaron un acuerdo que permitirá a sus residentes el uso del celular en los cuatro países sin pagar roaming, un acuerdo que requiere la aprobación de los parlamentos pero que regirá entre quienes lo vayan ratificando.

El ministro de Modernización de Argentina, Andrés Ibarra, calificó de "histórico" el acuerdo y estimó que unos 200 millones de usuarios que se desplazan por la región, especialmente quienes residen en zonas de frontera, serán los más beneficiados. "El año que viene va a ser un año de maduración de todo este proceso por parte de todos los países", afirmó.

En el encuentro, los ministros de Economía del Mercosur también resolvieron comenzar a analizar la posibilidad de tener una moneda común a largo plazo y le solicitaron al grupo de Monitoreo Macroeconómico la realización de un análisis técnico.

"Hemos decidido hacer un trabajo entre los distintos países que componemos el Mercosur sobre las ventajas potenciales de una moneda común", indicó el ministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne.

En una rueda de prensa tras la reunión ministerial Dujovne dijo que el grupo evaluará "si el Mercosur, tal como está hoy, constituye un área monetaria óptima capaz de tener una moneda común".

También estudiará cuáles deberían ser los pasos para llegar a su puesta en circulación. "Sabemos que este es un proyecto de largo plazo. El primer paso es realizar un estudio bien profundo acerca de qué condiciones deberíamos cumplir antes en términos macroeconómicos los distintos países que componemos el Mercosur para poder llegar a concretar este proyecto que nos parece a todos muy interesante", sostuvo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...