Mundo > NICARAGUA

Violenta incursión policial en Nicaragua deja 10 muertos

Seis de los fallecidos son civiles, entre ellos dos menores de edad y cuatro policías antimotines

Tiempo de lectura: -'

16 de julio de 2018 a las 05:00

Al menos 10 muertos, incluyendo dos menores, y unos 20 heridos dejó este domingo una violenta incursión de fuerzas policiales y paramilitares a varios poblados en el sur de Nicaragua, informó un organismo de derechos humanos.

Seis de los muertos son civiles, entre ellos dos menores de edad, y cuatro policías antimotines, según un informe preliminar de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (Anpdh).

El ataque se registró en la ciudad de Masaya, 30 kilómetros al sur de Managua, y las comunidades vecinas de Niquinohomo, Catarina y el barrio de Monimbó.

"Este es un informe preliminar, aún está en proceso de investigación de los nombres y edades de los fallecidos", dijo a periodistas el presidente de la Anpdh, Álvaro Leiva.

Agregó que pidieron a las autoridades abrir una vía para evacuar a los heridos pero no se lo permitieron.
"Hay francotiradores ubicados en diferentes partes de la ciudad. Le pedimos a los ciudadanos resguardarse e sus casas", instó Leiva.

Paramilitares disparan


Paramilitares atacaron a balazos este domingo el vehículo en el que viajaba el obispo nicaragüense Abelardo Mata cuando se dirigía a la ciudad de Masaya, asediada por fuerzas gubernamentales, pero se encuentra "fuera de peligro", informo la Iglesia.

El obispo, que es uno de los cinco jerarcas católicos que median en el diálogo entre el gobierno y la oposición, "fue interceptado por paramilitares que rafaguearon su carro, le quebraron los vidrios y quisieron quemarlo", indicó su asistente, Roberto Petray.

El obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, dijo en Twitter que conversó con Mata y que "gracias a Dios está bien y fuera de peligro".

El ataque se produjo en la carretera a la altura el municipio de Nindirí, en el departamento de Masaya.
Petray indicó que Mata, un fuerte crítico del gobierno de Daniel Ortega, es conocido y que todos en la comunicad saben que él viaja todos los domingos a la misma hora por ese sector. "A él lo tenían ubicado", dijo el asistente.

"Los grupos paramilitares ya no respetan absolutamente a nadie", criticó el secretario de la Anpdh, Álvaro Leiva, sobre el ataque al religioso.

Unas 280 personas han muerto en Nicaragua desde que iniciaron el 18 de abril las protestas contra el gobierno de Ortega, un exguerrillero de 72 años, que está acusado por los manifestantes de instaurar una dictadura junto a su esposa, la vicepresidenta, Rosario Murillo.

Horas de terror


Policías y paramilitares asediaron entre viernes y sábado a unos 200 estudiantes atrincherados en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), en un violento asalto que dejó dos jóvenes muertos y 14 heridos.

Tras unas 20 horas de terror, una gestión de la Iglesia católica permitió a los jóvenes salir del templo Divina Misericordia, donde se refugiaron tras ser tiroteados en la UNAN, en el suroeste de Managua.
"Nos estaban tirando a matar. Fue durísimo, ellos con armas de alto calibre nosotros solo con morteros", contó un joven en la céntrica catedral de Managua, donde fueron llevados en buses escoltados por ambulancias y por la comitiva eclesiástica mediadora.

La UNAN, donde los muchachos estuvieron casi tres meses en barricadas, era el último bastión de resistencia de los estudiantes, punta de lanza de la sociedad civil que exige la renuncia de Ortega, a quien acusan de una brutal represión y de instaurar una dictadura.

Ortega, ha sido señalado por sus adversarios de instaurar una dictadura junto a su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, mediante un control total de los poderes del Estado.

España y la Unión Europea se unieron este domingo al grupo de países que han llamado al diálogo y al cese inmediato de la violencia en el país centroamericano. Estados Unidos, Brasil, México y Chile ya habían hecho la misma petición, al igual que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.(AFP)

Ecuador rechaza violencia en Nicaragua


Ecuador condenó este domingo la violencia en Nicaragua e hizo un "urgente llamado" al gobierno de ese país para garantizar los derechos humanos de la población en medio de la crisis que deja al menos 280 muertos.

Quito expresó "su profunda preocupación por la grave situación que impera en Nicaragua así como su más enérgica condena por el creciente número de casos de violaciones de derechos humanos", indicó la cancillería en un comunicado.

El gobierno del presidente Lenín Moreno abogó por el diálogo "de buena fe y con voluntad política" para lograr una solución en Nicaragua, donde este domingo 10 personas murieron y 20 resultaron heridas durante una violenta incursión de fuerzas policiales y paramilitares en varios poblados.

Ecuador "hace un urgente llamado al Gobierno de Nicaragua para garantizar los derechos humanos de la población civil, investigar y sancionar a los responsables de actos de violencia, y a reemprender las acciones necesarias para encontrar una salida pacífica y democrática", agregó la cancillería.

El 18 de abril se desató una ola de protestas para exigir la salida del poder del presidente Daniel Ortega. (AFP)

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.