Cargando...
“Le permite (a Putin) continuar financiando su máquina de hacer la guerra", dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional norteamericano, John Kirby

Mundo > La guerra

Washington considera como “apoyo a Putin” que la OPEP baje la producción de petróleo

Para la Casa Blanca, Arabia Saudita empujó a los otros países del grupo de naciones petroleras a tomar esa medida que es, a su criterio, “un respaldo moral y militar” a Rusia

Tiempo de lectura: -'

14 de octubre de 2022 a las 10:47

El conflicto entre Estados Unidos y Arabia Saudita escaló a un nivel impensado luego de que Washington acusara a Riad de empujar a los otros países nucleados en la OPEP+ a bajar la producción de petróleo para favorecer a Rusia en la guerra de Ucrania.

"La decisión de la OPEP+ de esta semana fue ciertamente un apoyo económico y yo diría que, incluso, cayó en la categoría del respaldo moral y militar” a Putin, señaló el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional norteamericano, John Kirby.

“Le permite (a Putin) continuar financiando su máquina de hacer la guerra", enfatizó el alto funcionario a los periodistas convocados el jueves a la Casa Blanca, en referencia a la suba de precios que generará la medida.

La Opep+ (Organización de Países Exportadores de Petróleo) agrupa a 13 miembros encabezados por Arabia Saudita, y a 10 socios encabezados por Rusia, que decidieron la semana pasada recortar sus cuotas de producción en 2,5 millones de barriles diarios para sostener los precios del producto.

“Más de un” miembro de la OPEP no estuvo de acuerdo con el impulso de Arabia Saudita para reducir la producción y se sintió obligado a votar, afirmó Kirby.

Arabia Saudita había rechazado pocas horas antes las críticas lanzadas el miércoles por el presidente Joe Biden de “alinearse" en contra de Estados Unidos en la crisis ucraniana y de tomar “la decisión equivocada”.

En una declaración del ministerio de Relaciones Exteriores, el gobierno saudita dijo que esas acusaciones "no se basan en hechos".

Insistió en que fue el resultado de un análisis meramente económico sobre la situación del mercado petrolero en el mundo, aún afectado por las restricciones que aplica China —el mayor consumidor mundial— por la pandemia.

La versión de Riad es que Estados Unidos "sugirió" posponer por un mes la decisión de la Opep+ hasta que pasen las elecciones de medio término en noviembre, ya que una eventual suba del precio de la gasolina podría molestar a los votantes estadounidenses.

Kirby rechazó de plano es explicación al sostener que varios países  se opusieron a esa medida pero votaron arrastrados por la decisión saudita.

"La cancillería saudita puede tratar de tergiversar o desviar (la atención), pero los hechos son simples", dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca en un tono singularmente enérgico, según la agencia francesa de noticias AFP.

"En las últimas semanas, los sauditas nos han dejado claro, en privado y en público, que tenían la intención de reducir la producción de petróleo, sabiendo que esto aumentaría los ingresos de Rusia y atenuaría el impacto de las sanciones (contra Moscú por la guerra). Esta es la dirección equivocada", afirmó.

Pero mostró que la versión saudita de los hechos no es antojadiza: "Podrían fácilmente haber esperado la próxima reunión de la OPEP para ver cómo evolucionaban las cosas", sostuvo Kirby.

"Otros países de la OPEP nos indicaron en privado que también se oponían a la decisión saudita, pero que se sintieron forzados a apoyar" la estrategia de Riad, acusó el consejero de seguridad.

Reveló que Washington "continuará vigilando cualquier señal sobre la posición (de Riad) en respuesta a la agresión rusa" contra Ucrania.

Biden prometió que "reevaluará" la larga relación estratégica entre los dos países, que se basa en un principio simple: Arabia Saudita alimenta el mercado petrolero, y a cambio Estados Unidos garantiza su seguridad, en particular a través de ventas masivas de armamento.

El presidente estadounidense visitó Arabia Saudita en julio para reafirmar este principio, y la Casa Blanca, por lo tanto, vio la decisión de la OPEP como una afrenta diplomática.

Sobre esa reacción de Estados Unidos, Kirby matizó que la revisión de los lazos "no va a ser formal", aunque anticipó que es posible que de este proceso salga un documento general de política.

Detalló que esa revisión no formal se desarrolla dentro del Gobierno de Washington y que se espera que se impliquen legisladores del Congreso, dado que "muchos" han transmitido su preocupación por el liderazgo saudí ante la OPEP+.

No obstante, Kirby recordó que, ante la proximidad de las elecciones legislativas del 8 de noviembre en Estados Unidos y sin ningún acuerdo de armas pendiente con Arabia Saudita, "no hay ninguna prisa" en la revisión.

Muchos legisladores demócratas reclaman que se congelen las ventas masivas de armas a Arabia Saudita.

La Casa Blanca, sin embargo, no ha precisado hasta el momento cuáles serían las "consecuencias" mencionadas por Biden.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...