Espectáculos y Cultura > Agresión sexual y violación

Weinstein culpable, una victoria amarga para el #MeToo

La sentencia será el 11 de marzo, puede enfrentar entre 5 y 29 años de cárcel y debe permanecer encarcelado hasta ese momento; quedó libre del cargo de depredador sexual

Tiempo de lectura: -'

25 de febrero de 2020 a las 05:00

Primero fue una denuncia. Luego la sorpresa, y luego el dominó. Una tras otra fueron llegando las acusaciones y el escándalo sexual que involucró al productor de cine Harvey Weinstein fue una bola de nieve imposible de parar. Hasta este lunes, cuando finalmente fue acusado de dos delitos de agresión sexual y violación.

Este hecho configura la primera victoria en la Justicia del movimiento #MeToo, que batalló en calles y juzgados para que el tema no cayera en el olvido. Porque además, a raíz del caso Weinstein infinidad de mujeres se animaron a hablar de lo que habían callado tantos años, y otros casos –que de otra forma seguramente no hubieran visto la luz- se hicieron públicos.

Ahora Weinstein, tras casi un mes de juicio y cinco días de deliberaciones, fue encontrado culpable por el jurado de agresión sexual en primer grado por practicar sexo oral forzado a la exasistente de producción Mimi Haleyi en julio de 2006, un delito castigado con cinco a 25 años de cárcel.

El exproductor de Pulp Fiction también fue declarado culpable de violación en tercer grado de la exactriz Jessica Mann en marzo de 2013, un delito que conlleva una pena máxima de cuatro años de prisión.

Sin embargo, la victoria tiene un lado amargo, ya que fue hallado no culpable del delito de violación en primer grado de Mann y de dos cargos de depredación sexual, los delitos más graves de los cuales era acusado y por los cuales arriesgaba a ser sentenciado a cadena perpetua.

Más de 80 mujeres

Weinstein será sentenciado el 11 de marzo por el juez James Burke y debe permanecer encarcelado hasta entonces. Enfrenta una pena mínima de cinco años de prisión y una máxima de 29 años.

El primer juicio penal de un hombre poderoso acusado en el marco del movimiento #MeToo contra el acoso y la agresión sexual comenzó el 22 de enero, contó con el testimonio de seis mujeres que denunciaron agresiones sexuales y culminó este lunes con el veredicto unánime de los siete hombres y cinco mujeres del jurado.

Ya el comediante Bill Cosby había sido hallado culpable en 2018 de drogar y agredir sexualmente a una mujer, pero fue acusado en 2015, antes del nacimiento del movimiento #MeToo.

Weinstein fue denunciado por acoso, agresión sexual o violación por más de 80 mujeres desde que estalló el escándalo en octubre de 2017, incluidas las actrices Salma Hayek y Gwyneth Paltrow.

¿Por qué solo dos casos?

El hecho de que Weinstein haya sido juzgado solo por dos casos a pesar de las decenas de denuncias tiene una explicación sencilla: la mayoría de los otros delitos prescribieron.

Y uno de los ejemplos el de la actriz de Los Soprano, Annabella Sciorra, con cuyo caso el jurado decidiría si Weinstein es un depredador sexual. El jurado debía determinar que la violó, además de agredir sexualmente a Mimi Haleyi y/o violar a Jessica Mann.

Sciorra contó que Weinstein la violó en el invierno boreal de 1993-94, pero fue hace tanto tiempo que los delitos prescribieron. No obstante su testimonio, combinado con las acusaciones de Haleyi y Mann, podía ser utilizado para hallarlo culpable de depredación sexual.

La fiscalía aseguró durante el proceso que Weinstein se aprovechó de su inmenso poder en la industria del cine para agredir sexualmente durante años a aspirantes a actriz y empleadas del sector.

Pero la defensa mostró al jurado decenas de correos electrónicos que demuestran que ambas acusadoras mantuvieron durante años relaciones cariñosas con el productor de cine después de las supuestas agresiones, incluidas relaciones sexuales consentidas.

Durante el proceso, la fiscal Joan Illuzzi aseguró a los siete hombres y cinco mujeres del jurado que las acusadoras no tienen "ninguna razón para mentir".

"¿Por qué someterse a todo este estrés" de venir a atestiguar si no están diciendo la verdad?, preguntó. "Sacrificaron su dignidad, su intimidad, su calma con la esperanza de hacer escuchar su voz".

La abogada jefa de la defensa, Donna Rotunno, por su lado, dijo que las acusadoras manipularon a Weinstein para avanzar en sus carreras y las responsabilizó de las supuestas agresiones.

Weinstein también fue inculpado en enero de dos agresiones sexuales en Los Angeles, por las cuales aún debe responder ante la Justicia. También es blanco de varias demandas civiles.

Abogada apela

Como era previsible, Rotunno anunció que apelarán el veredicto que lo declaró culpable de agresión sexual y violación.

"Presentaremos una apelación tan rápido como sea posible", dijo a periodistas en la puerta de la corte penal estatal de Manhattan, tras el veredicto.

"Harvey es muy fuerte. Harvey es increíblemente fuerte. Se lo tomó como un hombre. Y sabe que seguiremos luchando por él y sabemos que esto no ha terminado. Obviamente está decepcionado, pero es fuerte", advirtió.

 

"Se subió encima mío y me violó"
Annabella Sciorra, de 59 años, fue uno de los testimonios más duros que el jurado escuchó, a pesar de que finalmente, por haber prescripto, no sirvió para acusar al productor de depredador sexual.
Con la voz quebrada, la actriz de Los Soprano relató en enero que la violación que sufrió a manos de Weinstein en los años 90 la dejó en estado de "convulsión" y traumatizada.
Relató cómo Weinstein la violó una noche del invierno de 1993-1994 tras irrumpir violentamente en su apartamento de Gramercy Park, en Manhattan, cuando ella le abrió la puerta en camisón.
"Fue tan desagradable que mi cuerpo comenzó a temblar de una manera muy inusual. Ya ni siquiera sabía lo que estaba ocurriendo", dijo, subiendo los brazos y sujetándose las muñecas para mostrar al jurado cómo fue que Weinstein, tres veces más pesado que ella, la dominó.
"Me empujó a la cama (...) Se subió encima mío y me violó. Puso su pene dentro de mi vagina y me violó", dijo.
Contó que luego el acusado le dijo "esto es para ti" y le practicó sexo oral contra su voluntad.
Durante años Sciorra dijo que guardó el secreto. "Quería pretender que nunca sucedió (...) En esos tiempos yo pensaba que una violación era algo que te sucedía en un callejón, por parte de alguien que no conoces".
Sciorra dijo que estaba demasiado asustada como para llamar a la policía, y que recién contó su historia en octubre de 2017, al periodista Ronan Farrow de la revista The New Yorker.

 

El Observador y AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...