Omedia > Para Bromyros

“Con esta nueva planta industrial volvemos a ser líderes regionales”

La empresa Bromyros inauguró en Canelones una fábrica de paneles de poliuretano, con la que pretende alcanzar horizontes internacionales

Tiempo de lectura: -'

23 de octubre de 2018 a las 17:50

Según recuerda Uwe Thomsen, gerente general de la empresa, Bromyros nació como taller metalúrgico y debajo de una palmera, cuando a su alrededor casi no existían las viviendas. La expansión urbanística llevó a que la casa central en Montevideo viera limitado su espacio de desarrollo físico. Pero, después de años gestionando la posibilidad de hacerlo, Bromyros acaba de ampliar su territorio: con una inversión de US$ 13 millones  de capitales nacionales, construyó e inauguró en el departamento de Canelones una nueva planta para la fabricación de paneles e isopaneles de poliuretano expandido.

Esta nueva planta cuenta con una línea de producción continua de última generación, compuesta por una serie de estaciones interconectadas, que interactúan de forma sincronizada entre sí y permiten que cada panel recorra aproximadamente 180 metros durante el proceso de fabricación. De esta manera se obtiene un producto embalado y listo para su entrega. Esta tecnología permite fabricar paneles de primera calidad internacional, con diseños industriales y arquitectónicos, a través de la incorporación de un núcleo de PUR y de alta resistencia al fuego, como es el Poliisocianurato (PIR). Sobre la innovadora planta inaugurada por Bromyros, hablaron su gerente Uwe Thomsen y Tania Thomsen, adjunta de dirección.

¿Qué significa esta inauguración para Bromyros?

Uwe Thomsen: La empresa nace en el año 1948 y en 1958 incursiona en el rubro de la aislación térmica, momento en el que nace nuestro producto estrella, que es el espumaplast. Ese material se puede transformar en distintos productos, y también en paneles e isopaneles. Pero después de tantos años hemos llegado a una maduración de ese producto tan grande que necesitamos una innovación. Se requiere buscar alternativas dado que los profesionales, los ingenieros, los arquitectos y todos los que intervienen de forma directa e indirecta en la construcción son cada vez más exigentes. Hoy en día las compañías de seguros están exigiendo materiales más resistentes a temperaturas altas y al fuego, y por eso nuestro mercado se ve limitado. Y esa situación disparó una necesidad propia de acompañar las tendencias internacionales. Hoy el panel de poliestireno expandido, que es el nombre real de la espumaplast, ya cumplió su ciclo; hay que ampliar la gama. Y buscando esa expansión es que entramos en el rubro de otros tipos de poliuretano, como el PUR y el PIR, que son los materiales en los que hoy estamos incursionando luego de ver que los grandes proyectos que llegaron a Uruguay en los últimos años lo exigían, como UMP o Montes del Plata.

Tania Thomsen: Es importante destacar que no nos vamos a mudar. Es una nueva línea de producción que va a estar ahí, que se va a dedicar a ser planta industrial. Es una expansión. Muchas personas, cuando ven la dimensión de la obra, piensan que es una mudanza. Y no, esa planta se hizo a medida para una sola máquina que fabrica paneles de poliuretano, polisocianurato y espumaplast®. 

¿Esto es un colofón para los 70 años de la empresa?

UT: Bromyros desde el año 1995 tenía el afán de buscar nuevos horizontes, tanto es así que ese año se compra el predio en el que se inauguró la planta. Luego, en la crisis, hubo que venderlo, pero la diosa fortuna nos llamó para poder comprarlo de vuelta. Tomamos eso como una señal para construir la planta y decidimos ponernos a planificarla. En 1998 la capacidad de Bromyros ya estaba colmada y eso llevó a que tuviéramos que pensar bien la jugada. Luego de la venta compramos maquinaria nueva y aumentamos la productividad, y seguimos bien hasta ahora. Quedamos limitados por el espacio y hay un nuevo producto en el que tenemos que incursionar dentro de la gama de nuestros paneles, que es el PUR y el PIR, que es lo que hoy se exige más. Es más resistente al fuego, permite mayor evacuación para bomberos, colapsa menos, no propaga tanto la llama. Para cumplir con esas normas es que empezamos a buscar estas alternativas. Queremos mantenernos al día en la línea de mercado. 

¿Planean abrirse al mercado regional?

UT: La inversión fue pensada para el mercado uruguayo, pero tiene un 50% o 60% de capacidad de exportación. Por eso, ya tenemos un departamento de negocios exteriores, ya estamos visitando el extranjero, ya estamos abriendo mercados de modo que cuando arranque la maquinaria podamos iniciar nuevos negocios internacionales.

Stephanie Thomsen, Uwe Thomsen y Tania Thomsen

¿Qué mercados son atractivos?

UT: Todo el mundo. No hay limitaciones.

TT: El mercado de paneles ha crecido muchísimo en los últimos años. En Europa se consumen 0,5 metros cuadrado por persona. Acá estamos hablando de la mitad, de 0,25. Es una tendencia de construcción industrializada y en seco que se da en todos lados y cada vez más.

UT: Cuando Bromyros empezó con el poliestireno expandido, era una empresa líder en América Latina. Obviamente, después nacieron muchísimas empresas y pasamos a ser una de las tantas en el continentes. Líderes en Uruguay pero una de las tantas en América Latina. En esta etapa, pegamos otra vez el salto y volvemos a ser líderes regionales. Instalaciones como las que ahora tenemos, tal vez haya  una o dos en el todo el continente. Toda nuestra maquinaria es tecnología italiana, con la que pretendemos abrir mercado con calidad. 

¿Cuáles son los desafíos más grandes que tiene el sector en la actualidad?

UT: Circunstancialmente, diría que estamos en un mercado que si bien no es recesivo, está asustado. Estamos un poco indecisos con lo que pasa en Argentina, con lo que pasa en Brasil, pero Uruguay no puede y no debe mirar solo a esos países. Para nosotros es algo nuevo, estamos saliendo al mercado internacional, y es tan útil el mercado en Sudáfrica, como la península ibérica o Perú y Bolivia. No hay que aferrarse a la región cercana solamente. Muchas veces el idioma hace que se busque a los vecinos, pero hay que salir. Hay que abrirse al mundo. Para nosotros es un gran salto, porque pasamos de ser una empresa de alcance local o nacional a aspirar o pretender salir al mercado internacional. Siempre fuimos socios de la Unión de Exportadores para apoyar a nuestros clientes, pero ahora somos socios porque queremos exportar. Nuestro afán es salir. Necesitamos salir si queremos crecer. 

REPORTAR ERROR

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...