Economía y Empresas > Entrevista a Richard Charamelo

Director de Ancap: "Hay 14 personas que no trabajan" por horas sindicales que cuestan US$ 1 millón por año

El representante del Partido Nacional dijo que es partidario de sumar un inversor privado al negocio del pórtland en Paysandú y de readecuar el subsidio al supergás

Tiempo de lectura: -'

19 de octubre de 2020 a las 05:00

Por Andrés Oyhenard y Miguel Noguez

Es jueves de tarde y, en los alrededores de la sede central de Ancap, el tránsito de vehículos se mueve a paso lento. En la proa de Libertador y Paysandú, la coordinadora de sindicatos del ente hace paro y se manifiesta “contra el desmantelamiento de la empresa y sus vinculadas”, según dice una pancarta. Dentro del edificio acaba de terminar la reunión semanal de Directorio. En el piso 3 es todo silencio aunque, de a ratos, se escucha el ruido de las bombas de estruendo que viene desde la calle.

El director del Partido Nacional, Richard Charamelo, habló con El Observador por casi una hora. A su juicio, es tiempo de revisar algunos beneficios extrasalariales que se pagan a funcionarios, como partidas por radicación en el interior o por temporada turística. También cuenta que le preocupa el gasto en horas sindicales que define como “una barbaridad”. Además, el jerarca dio su punto de vista sobre el negocio del pórtland, los cambios que se vienen en el mercado de combustibles, y la planta de producción de cal en Treinta y Tres, que según dice, “nunca se debió hacer”. Lo que sigue es un resumen de la entrevista.

Usted está en el Comité de Recursos Humanos de la empresa. Hace poco trascendió un uso abusivo de horas extras en el Aeropuerto de Punta del Este. ¿Encontró otras áreas donde haya alguna ineficiencia a la hora de manejar los recursos de la empresa?

Estamos estudiando un montón de prebendas que tienen muchos funcionarios. Ancap, por ejemplo, paga partidas por radicación cuando alguien va a trabajar fuera de su entorno. Hoy eso no tiene tope. En algunos casos son muy importantes y hay gente que hace más de 15 años que está cobrando radicación cuando, en realidad, debería acotarse. Por ejemplo, cuando alguien va a trabajar al pórtland de Minas o Paysandú desde Montevideo o Maldonado y se radica en ese lugar, se le paga. Estamos pensando en ajustarla a x años de adaptación personal y familiar, pero no que sea ilimitado. Es un extra al salario.

¿Qué otras cosas está estudiando?

Tenemos situaciones de la gente que trabaja, por ejemplo, en Terminal del Este (José Ignacio) o en Maldonado. En la época de zafra de turismo, en muchos casos, están cobrando un 35% extra (al sueldo) de partidas por temporada. A todas luces no parece algo que se ajuste a la realidad. Podemos entender que en temporada las cosas salgan más, pero no un 35%. Quizás si se justifica y se alquila en Punta del Este puede ser, pero si ya se va a Maldonado, San Carlos o Aiguá no. Son derechos que los trabajadores tienen. Algunos se van a modificar, algunos se van a mantener, y hay otros que se deben derogar. Son temas en los que el Directorio todavía no se ha expedido, pero que va a tener que tratar. Si la empresa  tiene problemas económicos no se pueden tirar para adelante. Muchos de estos temas, como partidas y beneficios varios, hace tres años que se vienen postergando. También creo que a veces el sindicato no es justo. Ancap gastó en el último año casi US$ 1 millón en 2.600 horas sindicales. Es una barbaridad. Estamos por encima y lejos de la media de cualquier otra empresa. El promedio de gasto (mensual) en sueldos por cada funcionario y por todo concepto da unos $ 180 mil, $ 190 mil en Ancap. Hay 14 personas que no trabajan, que cumplen a través de horas sindicales.

¿Eso está acordado de convenios anteriores?

Sí, hay convenios, pero por lo que se nos dice en Jurídica muchas veces estamos pasados de horas sindicales en esos convenios. Son convenios que se realizaron y que, a mi entender, hubo durante mucho tiempo anuencia de los directores, porque acá hubo directores que eran sindicalistas y que lograron un montón de privilegios. No hago una interpretación de valor, pero considero que para un organismo y con la situación que se tiene, US$ 1 millón en horas sindicales es una plata importante.

¿Qué cambios se van a hacer?

Está todo sobre la mesa. Yo soy partidario de regular esa situación. No digo que esté bien o mal, pero está a estudio. No digo que vamos a recortar, porque es importante el sindicato, pero considero que Ancap se debería ajustar a la media lógica del resto de la actividad del país. Por algo hay que medir. Si es por eficacia, por negocio, por rentabilidad, estaríamos muy mal. Así que apliquemos una norma que no haga que estemos desfasados del resto.

¿Ya con el tercer trimestre cerrado hay alguna proyección sobre cómo van a cerrar los números de la empresa este año?

Creo que vamos a cerrar arriba de US$ 90 millones de pérdidas. Eso por diferencia de cambio, por la baja de consumo, por la rentabilidad misma de la empresa y gastos a los que hubo que hacer frente.

“El único negocio rentable de Ancap es comprar, refinar y vender combustible. Lo demás, hasta ahora, no da resultados”.

¿Qué posición tiene sobre el negocio del pórtland?

Personalmente creo que hay que ver la forma de hacer un acuerdo con alguna empresa argentina que pueda tener la posibilidad de invertir en Uruguay y anexar a su cartera de negocios el pórtland, para que toda la zona de la Mesopotamia pueda abastecerse con pórtland de Paysandú. Y que Ancap le pueda dar un montón de beneficios, siempre y cuando mantenga parte del personal. La otra parte habrá que buscar incentivos o formas para que esa gente pueda conseguir otra cosa.

¿Cómo está el mercado con la región?

(Cementos) Artigas, que es la competencia, le está vendiendo 15 mil o 20 mil toneladas por mes a Paraguay.  A nosotros nos están llamando un montón de empresas y no tenemos una bolsa de stock. Nos estamos perdiendo de vender a Paraguay el pórtland que quisiéramos. Está habiendo un boom de demanda y nosotros no tenemos nada. La planta de Paysandú trabaja, más o menos, 200 días al año. Es una pérdida brutal.  El país va a tener que definir si quiere invertir en una planta a la que sí o sí hay que mejorar la tecnología –esa inversión va a andar arriba de los US$ 100 millones– para un negocio en el que vamos a tener un nuevo oferente como Cielo Azul. Tienen una planta tecnológicamente mucho más eficiente y se van a comer parte del mercado. Ancap tiene costos que no va a poder bajar. Hoy, el pórtland no va a ser un negocio rentable así hagamos la inversión que tengamos que hacer porque los costos, comparados con la competencia, son muy diferentes. Me inclino por mantener la fuente de trabajo, pero haciendo una reducción importante si conseguimos un cliente en el exterior que pueda vender a Argentina y correr con los riesgos del negocio.

¿Usted dice que el inversor argentino haga la inversión y Ancap pone la materia prima?

Eso sería lo ideal. No hay nada cerrado. Pero en Paysandú corremos el riesgo de que la planta no la cierre el gobierno, sino que se cierre sola, por la ineficiencia que tiene. También digo que si caemos mucho esa planta se va a terminar cerrando porque no cumple las condiciones de seguridad mínimas para ser operada. Y obviamente nadie va a darle el ok para que siga funcionando de cualquier forma cuando legalmente nosotros tenemos responsabilidades. El pórtland necesita de un acuerdo social, porque Ancap va a perder mucho más en los próximos años. Ancap tiene 43% del mercado y con la nueva entrada de esta empresa (Cielo Azul) que es ultraeficiente y que va a tener una capacidad de molienda como para 500 mil toneladas. Sin dudas van a tener una diferencia de precio que va a hacer que nosotros perdamos. Vamos a tener personal, vamos a tener una estructura fija, un peso operativo tal que va a ser peor.

El año que viene Ancap va a tener un cambio sustancial en el régimen de fijación de tarifas de los combustibles. Hoy, la empresa estaría en una posición bastante complicada para hacer frente a ese cambio tomando en cuenta las unidades de negocio que tiene con pérdida.  Hay algunos subsidios cruzados también. ¿Ancap está preparada para arrancar desde enero con un precio de paridad de importación o va a necesitar un proceso de transición?

Los números de Ancap van a sufrir. Vamos a necesitar un período de adaptación para ver entre lo ideal y lo que la empresa con los costos que tiene necesita para seguir adelante.

¿Cuánto tiempo?

Yo creo que pueden ser unos seis meses de período ventana. Ancap va a tener un precio uniforme en las terminales para Disa (la empresa que compró Petrobras), Axion y Ducsa. De la puerta de la terminal hacia las estaciones de servicio va a ser un negocio que lo va a manejar cada sello con sus estaciones y sus clientes.

Llevar el combustible de La Teja a una estación del centro no es lo mismo que llevarla de Treinta y Tres a Lavalleja. ¿Puede darse que el precio de los combustibles sea más baratos en la zona metropolitana que en el interior?

Tenemos que esperar la regulación. Ese tema lo hemos planteado y debe preocupar. Hoy tenemos un precio uniforme en cada una de las estaciones y en algunos rubros como el gasoil hay diferencia de precio en los acuerdos comerciales entre las estaciones y los clientes. Eso se da. No cabe duda que la nueva regulación debe lograr que los sellos tengan la posibilidad de tener un precio uniforme en todo el país. ¿Cómo lo van a manejar? No sé. Si nos lleváramos por distancia, una persona que va de La Tablada a Sayago va tener un flete menor que el que va a Pando o a Mariscala.

Hay una propuesta para liberalizar la importación de combustibles con destino a abastecer buques en puertos bajo la órbita de la Administración Nacional de Puertos. ¿Qué posición tiene?

Con eso daría la posibilidad de que los buques tengan certeza de que si llegan al puerto tienen fueloil. Deberíamos liberar el monopolio en los puertos, eso seguro. También sería bueno en los aeropuertos.

¿Qué posición tiene sobre la liberación de importación de gasoil, un viejo reclamo del sector arrocero?

Ancap está en condiciones de poder dar un gasoil a buen precio, el costo es de $ 21. El problema es la parte impositiva y todos los problemas que trae el gasoil. Solamente sin el subsidio al boleto estamos hablando de tres pesos por litro que podría bajar. Si la nueva reglamentación se termina dando, los arroceros van a tener la posibilidad de armar un sello o de poder hacer la compra directo como un gran cliente que son.

El "agujero negro" de los US$ 40 millones de pérdidas con el supergás 

¿Qué futuro ve en el negocio del supergás? Tiene un fuerte subsidio. 

Tengo posición sobre el GLP (gas licuado de petróleo). Es un agujero negro que tiene Ancap. Son US$ 40 millones de pérdidas por año. Ancap compra el metro cúbico a más menos US$ 24 y vendemos a US$ 8. Hay un subsidio que lo paga Ancap. Se debería tener un PPI (precio paridad de importación) y vender a ese precio igual que el combustible. Hoy el subsidio está para toda la población. Debería haber una readecuación importante. El país no puede perder US$ 40 millones en un negocio donde se subsidia a todo el mundo y quizás los más carenciados son los que más pagan.

¿En qué se justifica la continuidad del negocio de producción de cal?

Ese es un negocio que nunca se debió hacer. Se invirtieron US$ 140 millones en una planta en Treinta y Tres para un único negocio que era llevar cal a la central térmica de Candiota (Brasil). El 96% que se produce es para Candiota. Estuvimos a punto de quedarnos sin ese negocio. Hoy hubiéramos tenido que mandar a pérdida una instalación de US$ 140 millones. El negocio nunca se va a poder amortizar. Ha dado pérdidas sistemáticamente. Hoy ganamos un negocio (por el nuevo contrato) para mantener a flote una empresa, pero con números que dependen del tipo de cambio en Brasil. Ganamos una licitación a un precio muy inferior por tonelada del que cobrábamos antes.

¿Hubo cambio en los fletes?

Logramos tener dos transportistas que hagan el flete y lo bajamos más de 20% la tonelada. Había fallas importantes en la contratación del flete. Se pagaron números que no condicen con la realidad del medio. En la nueva licitación hay dos oferentes, uno va a tener el 75% y otro, el 25%, con precios que van a favorecer en el precio final del negocio. La cal va a estar en una línea de flotación donde no daría pérdida. El contrato nuevo (con Candiota) es por cuatro años, y con los transportistas, es solo por dos.

Hace unas semanas el Directorio planteó a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto sobre algunas restricciones que tenía para contratar asesores. ¿Hubo respuesta?

No. Sin dudas que no es un tema menor porque hay menos posibilidades de tener mayor equipo.

¿Y cómo se adapta en el día a día?

Estamos trabajando más y vamos tomando los temas a medida que los podemos analizar. Lo ideal sería tener más equipo, pero tenemos que acompañar el sentir del gobierno en cuanto a tener los ahorros necesarios para acomodar el barco.

Perfil

Tiene 48 años, está casado y tiene 3 hijos. Es empresario y cuenta con una extensa trayectoria legislativa. Entre 2005 y 2010 fue representante nacional por el departamento de Canelones, labor que repitió entre 2017 y 2020 por Alianza Nacional (PN). Fue también delegado de la comisión intergubernamental de la Hidrovía Paraguay-Paraná y delegado de la Comisión Binacional del Frente Marítimo. Es, además, hincha de Peñarol y uno de sus pasatiempo es el fútbol.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...