Estilo de vida > Muestra

¿Dónde estaban las orientales revolucionarias?

La muestra Mujeres de la revolución oriental destaca el papel de la mujer durante una época de la que los nombres masculinos son los más recordados

Tiempo de lectura: -'

08 de julio de 2017 a las 05:00

En la revolución oriental participaron José Gervasio Artigas, Juan Antonio Lavalleja, Fructuoso Rivera y otros hombres destacados. Pero también fueron protagonistas Ana Monterroso, Melchora Cuenca, Cayetana Leguizamón y muchas otras mujeres que apenas fueron mencionadas o directamente quedaron fuera del relato tradicional de la historia uruguaya.

La muestra Mujeres de la revolución oriental, expuesta en este momento en el Museo Histórico Cabildo, pretende llenar esa ausencia de personajes femeninos de la historia nacional con el resultado de una investigación bibliográfica sobre su papel durante este período.

"Quisimos trabajar el tema desde el lugar de la investigación y no solo exponer todo lo que tiene el museo; que se cuente algo puntual", dijo la directora, Rosana Carrete, a El Observador.

Con el poco material hecho por mujeres o sobre mujeres que existía en el acervo de la institución (además del cedido por el Museo Histórico Nacional y el Museo Blanes), un equipo dirigido por Carrete generó un relato articulado por los tres tipos de mujeres que habitaron en aquella época: la de ciudad, la lancera y la cautiva.

08lu17 2col IMG__201706180__045305.jpg

De ahí surgieron nombres sin caras, y caras sin nombres.

"De Petrona Rosende no encontramos nada, ni una sola lámina, pero fue una de las primeras mujeres letradas de nuestro país, que además estaba a favor de la educación de las mujeres", dijo Carrete, quien agregó: "En esa época no era feminismo, pero era una especie de tirón de orejas a los que se oponían a esto".

La artista plástica Agustina Fernández Raggio (ganadora en 2014 del Gran Premio de las Artes Visuales por la instalación, "Miniatura, Banda Presidencial" y convocada a la III Bienal de Montevideo con la obra "5 Retratos Digitales"), se encargó de llenar esas ausencias visuales con piezas hechas con distintas técnicas.

Así, la muestra está formada por piezas visuales creadas específicamente para este relato, además de otros elementos históricos encontrados en los acervos de distintos museos, así como por citas extraídas de la bibliografía consultada para la investigación. Cuenta además con tres maniquíes que visten réplicas de vestidos tradicionales de cada una de las mujeres mencionadas anteriormente.

Estas prendas fueron elaboradas por una modista perteneciente a la Asociación Uruguaya de Actores. "Una de las cosas que el público pide mucho en las encuestas son los trajes de época", dijo Carrete.
Próximamente también se agregará a la exposición la lista de los nombres de todas las mujeres que participaron en el éxodo oriental, señaló la directora del museo.

Temas contemporáneos

Para Carrete, el tema de las mujeres cautivas durante la revolución mantiene una conexión interesante con la actualidad. "El libro de Cautivas entre gauchos e indígenas (2016), de Diego Bracco, es muy ilustrativo acerca de la realidad de las mujeres en campaña, de los raptos y la violencia sexual de las que eran víctimas", cuenta la directora del museo. "Era una realidad de todos los días –como ahora abundan los casos de violencia de género– y eso no me acuerdo de que me lo hayan enseñado en ningún lado", agregó.

Los nombres de mujer que suelen resonar al hablar sobre la revolución oriental tienden a estar vinculados con personajes masculinos. "Las más obvias son las que pertenecen al relato. La mujer de Rivera, la de Lavalleja, la última mujer de Artigas. Pero ellas mismas eran protagonistas; estos hombres se casaron con ellas por eso mismo", explicó Carrete.

08lu17 2col DSC_0455-001.jpg

En una sala de la muestra se destaca a Melchora Cuenca, esposa de Artigas, pero también reconocida lancera; Josefa Oribe, activa participante de la política del momento mediante discursos públicos y que incluso forjó lazos con las autoridades portuguesas de Brasil; Ana Monterroso participaba de discusiones políticas mientras se encargaba de los negocios familiares. Y la lista sigue.

"Las mujeres letradas escribían, organizaban tertulias. Si eras patricia de familia revolucionaria no te quedabas en casa doblando calcetas", afirma Carrete.

La directora del museo critica que pocas veces lo que se investiga a nivel de la academia llega al sistema educativo. Con esta exposición pretende, de alguna manera, afectar la forma en que se relata la revolución oriental en las escuelas y liceos. "Es, por lo menos, para que los docentes que vienen comiencen a cambiar un poco el discurso. Las mujeres del éxodo, por ejemplo, no se quedaron en sus casas; se iban por una causa y por una realidad. Eran partícipes de la historia, pero no fueron partícipes del relato".

08lu17 2col DSC_0404-001.JPG

Claves

Dónde. Museo Histórico Cabildo (Juan Carlos Gómez 1362, Ciudad Vieja)

Cuándo. La muestra se inauguró el pasado 11 de julio y estará abierta hasta abril de 2018.

Horario. de lunes a viernes 12 a 17:45. Sábados y feriados laborables de 11 a 17.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...