Opinión > COLUMNA/EDUARDO ESPINA

¡Gracias, fútbol, por salvarnos!

En días de contagio y muerte, el tiempo del fútbol es el principal signo de normalidad

Tiempo de lectura: -'

22 de agosto de 2020 a las 05:02

Pablo Neruda le dedicó un poema, Oda al tiempo, el cual dice en sus cuatro primeros versos: “Dentro de ti tu edad / creciendo, / dentro de mí mi edad / andando”. En su Arte poética, Borges escribió: “Mirar el río hecho de tiempo y agua / y recordar que el tiempo es otro río”. En su mejor poema, Nocturno de San Ildefonso, resumen de una vida, Octavio Paz reflexionó sobre el misterio del tiempo y la posibilidad de que en una noche determinada todos los ciclos temporales que caben en la vida humana coincidan en un instante único: “La verdad / es el fondo del tiempo sin historia”. Por encima incluso del amor y de la muerte, el tiempo es el más imponente misterio de la condición humana. Somos lo que él decide: una vida corta, mediana, o larga, depende. Creemos –hacemos el intento– que podemos dominar al tiempo y para eso hemos creado un intermediario inexacto en su aparente inexactitud: la cronología, la cual nos permite saber que ahora son las ocho de la mañana y no las diez de la noche.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...