Nacional > MIRÁ EL VIDEO

"Los hippies murieron en los 60": la lucha de los artesanos de Punta del Diablo

Artesanos y autoridades municipales planifican una feria para 2022, a cambio la comuna pedirá que se capaciten para lograr “un producto de mayor calidad” 

Tiempo de lectura: -'

17 de enero de 2021 a las 05:03

Carlos le da arranque a la camioneta, no prende. Prueba de nuevo, nada. La familia Criollo ya se había despedido de Punta del Diablo y esperaba continuar el viaje que hace seis años empezaron desde Colombia, que los había traído hasta el balneario costero de Rocha y continuaría por las arenas brasileñas. Deciden llamar a un mecánico y retrasar su salida un día, pero no sabían que la lluvia les iba a aguar los planes; menos imaginaron que la pandemia que azotaba al mundo cerraría las fronteras. 

“No salimos a hacer un viaje, salimos a vivir viajando y parar aquí es parte“, dijo Carlos mientras movía unos hilos de colores que luego serán una pulsera en venta. Abrazado a su espalda su hijo “Dylan el viajero” señaló sus propias artesanías: “son las que más se venden”, comentó su padre. Al contrario de lo que se suele pensar, fue Punta del Diablo el que convirtió a Carlos Criollo en artesano. 

La avenida de los Pescadores es el camino más transitado del balneario, durante años los artesanos “parchan” ahí, colocan mesas y paños donde exhiben sus trabajos; y debido a la antigüedad consideran que tienen allí un derecho adquirido. La nueva administración municipal no está de acuerdo. Según lo que informó El País y confirmó El Observador, el 28 de diciembre inspectores municipales llegaron al balneario y desalojaron a los trabajadores que no tenían habilitación en conjunto con la policía. 

Martín Rodríguez, director de Producción y Desarrollo de la intendencia de Rocha, argumentó que la decisión está respaldada por una ordenanza departamental del año 1977 que establece que quien no tiene permiso municipal no puede vender en la vía pública, aceras, calles ni plazas. Ante el reclamo de que se trata de una normativa de la dictadura, Rodríguez advirtió que “nadie la modificó y es la ordenanza vigente”.

“Estamos hablando de quien no tiene permiso, quien va y se instala en la vía pública en una situación especial de pandemia”, dijo Rodríguez a El Observador y señaló que también se ve amparado bajo la ley que limitó el derecho de reunión y reglamentó el artículo 38 de la Constitución, vigente desde el 21 de diciembre del 2020, que habilita a las intendencias a definir cuándo existe una aglomeración. 

“Nosotros les dijimos ‘retírese si no tiene permiso’, volvimos y seguían. Estaban acostumbrados a eso. Ese día fuimos con la policía y retiramos a quienes no tenían permiso. Todos fueron para la comisaría, de la comisaría a la Junta Local y pidieron hablar conmigo”, relató el jerarca. 

"Estábamos aquí laburando, llego el señor inspector del pueblo y nos dieron una ordenanza de los 70' diciendo que no podríamos trabajar más, con la temporada recién empezando. Estuvimos dos días sin poder trabajar prácticamente, hasta que logramos una reunión y logramos ubicar el espacio aquí", contó Criollo. 

Cuatro horas duró la reunión. Las autoridades y los trabajadores llegaron con posiciones encontradas. "Estuvimos charlando, nosotros le decíamos nuestros puntos y el daba los suyos, él estaba firme en que no podíamos estar aquí y nosotros en que queríamos trabajar en este lugar. Su idea es crear una feria, un proyecto, pero no a dos días de que empezó la temporada", contó Miguel Toledo, un artesano mexicano que viaja hace más de 13 años con su trabajo y también se vio establecido en Punta del Diablo en medio de la pandemia. "No es justo, estamos esperando todo el año y hay familias que dependen de esto, no trabajamos de otra cosa entonces no se como querían que viviéramos”, agregó. 

Finalmente llegaron a un acuerdo. Hicieron una lista de los artesanos que viven en Punta del Diablo y a esas 22 personas se les otorgó un permiso temporal e intransferible que les permite mantenerse en El Bajo hasta abril, cuando finaliza la temporada turística. Durante estos meses deberán mantener el protocolo aprobado por la comuna y ubicar tres mesas por acera para mantener el distanciamiento. 

"Autorizaron solo a los locales, que es lo que quería el hombre", explicó Criollo y sostuvo que como viajero no está de acuerdo con la medida. "En todos los lugares que llego me han dado un espacio. Ahora que estoy aquí un poco estable no puedo ponerme en la posición de decirle a otro compañero que anda en las mismas que yo estuve 'che loco no puedes parchar aqui'. Es incómodo, es feo, pero también tengo que preocuparme por mi familia. No me gusta, no estoy de acuerdo con la propuesta, pero como dicen en Uruguay: es lo que hay", comentó. 

“Tenemos que proteger el trabajo de Rocha y que las playas que son la joya de la abuela es un bien que tenemos que reservar y explotar para los rochenses ya que tenemos un problema grave de trabajo”, consideró Rodríguez. “Cada gobierno tiene sus ordenanzas, nosotros tenemos nuestras ordenanzas, y si alguien no las cumplía nosotros tenemos la intención de hacerlas cumplir”, agregó.

Más allá de la adquisición de los permisos para algunos hasta ahora "está todo igual". Hasta este martes no hubo fiscalización. Según explicó Rodríguez, un inspector que estuvo próximo a una persona con coronavirus, por lo que el cuerpo inspectivo del balneario se mantuvo en cuarentena. 


"No era el anticristo"

“Habían rumores de que nos iban a correr a todos, porque había uno que decía que no le gustaban los hippies”, dijo un trabajador que prefiere no decir su nombre por temor a que le levanten el paño. 

En agosto, durante la campaña electoral, Rodríguez era candidato a intendente por Cabildo Abierto bajo el lema Partido Nacional. En una entrevista con el semanario Búsqueda dijo que en caso de ser electo buscaría eliminar el "turismo hippie". 

“¿Qué estaba pasando? Venían, se quedaban y encima ocupaban lugares de gente que compró el terreno, lo pagó y cuando quieren acordar está usurpado. Eso genera el problema de que se va la gente, no solo se va el que era el dueño del terreno sino el vecino porque el vecino (...)  como dije en la entrevista de Búsqueda, ponen cuatro palos y encima plantan marihuana”, dijo el ahora director de Producción y Desarrollo. Rodríguez señaló que quiere recuperar “el turismo de familia” en el departamento, “y detrás de la familia recuperar la prosperidad y el trabajo”. “Para que vuelvan a Rocha tienen que tener las condiciones de antes: balnearios tranquilos, que no anden rastrillos robando cuando cuelgo la ropa o dejo la puerta abierta”, sostuvo. 

“No se si eran artesanos o no, algunos capaz que serían artesanos, otros eran pescadores, otros no eran nada”, consideró el jerarca al ser consultado con la vinculación de la medida a sus declaraciones. 

“Para mi los hippies murieron en los 60, nosotros nos definimos como artesanos viajeros que es muy diferente”, sostuvo Toledo, que acotó: "está medio radical su onda". 

"Yo no soy hippie ni soy vago", dijo Marco Conde, quien es de Tacuarembó pero hace dos años vive en Punta del Diablo. "Los que trabajamos todo el año y los compañeros que vienen de manera eventual vienen a trabajar en la temporada. Nosotros después la plata la gastamos acá, a mi el almacenero me vende y el del super me vende", comentó y de inmediato consideró que las declaraciones del jerarca sobre el turismo del balneario han sido "muy desafortunadas".

Rodríguez asegura que con esta iniciativa busca compatibilizar al artesano con el vendedor organizado sin perder la visión tradicional del balneario. “Era un desbunde aquí en Rocha, se venía y se hacía lo que se quería. (...) No queremos que esté el bagayero, no queremos al que vende merca, no queremos el que viene de afuera. Queremos al rochense”, dijo.

"Vieron que no era el anticristo", así dio por terminada el jerarca municipal la reunión con los artesanos. 


Sonia Machado vive hace 55 años en Punta del Diablo, cuando llegó no había entrada y la empresa de transporte Onda dejaba a los pasajeros en la Hostería de los Pescadores, apenas dos kilómetros desde la ruta 9. Esposa de un pescador, fue una de las primeras artesanas del pueblo. Su marido pescaba y ella hacía collares, rosarios y pulseras con las vértebras de gatuzos y tiburones. 

Ella también empezó como artesana en la calle, y ahora es parte de la feria artesanal ubicada sobre la playa de los pescadores. Con base en su experiencia aseguró como conveniente que encuentren una solución para los artesanos de La Bajada, y también lo vio justo, porque para estar en la feria hay aportes que en la calle se omiten. “Todos tenemos derecho a trabajar, que hagan una feria y se organicen donde haya gente. Están trabajando, no se meten con nadie”, dijo Machado y acotó: “sé lo que es ser un artesano de la calle, es muy sacrificado”. 

¿El fin de los paños al sol?

Toledo cepillaba con paciencia sus collares de macramé y piedras, mientras su perro Charrúa descansa en la sombra. La tarde nublada da espacio al sol y los veraneantes observan sobre la mesa el permiso que esa mañana retiró en la Junta Local al lado las artesanías. El año que viene esa imagen ya no va a estar. Artesanos y autoridades se comprometieron a generar un espacio de diálogo luego de la temporada, en el cual puedan acordar un proyecto de una feria artesanal que sirva como punto de venta para los trabajadores del balneario. 

“Ya tienen que saber que para el próximo verano no vamos a permitir los permisos que permitimos, sin embargo les vamos a dar el permiso para el punto en el que nos pongamos de acuerdo”, sostuvo el director de Desarrollo. 

"Marquinhos" pone su mesa frente a su casa. Para él, la tensión entre los trabajadores y las autoridades municipales no es algo nuevo porque antes ya quisieron liberar ese espacio. "En 2009 estuvimos frente al Vasco, nos pasaron de la avenida para ahí y funcionó hasta que bajó la temporada. Nos volvimos para acá y de ahí hasta ahora", recordó. "Los que estamos acá estamos todo pal laburo, viene hippie del verano y eso a la gente no le gusta. Eso después se generaliza", remarcó. Además explicó que ya trabajan en un proyecto para presentarle a las autoridades sin perder "la magia" que los artesanos aportan al balneario. 

Rodríguez señaló que una ordenanza de 2003 no permite otorgar permisos para artesanos a mil metros de las ferias artesanales instaladas. Algunos están de acuerdo en encontrar un espacio fuera del microcentro, aunque para otros ese es un lugar que quieren mantener. 

“Nosotros podemos destinar un Proyecto, un programa que hace la intendencia y que tiene previsto hacer nuestra dirección el año que viene que destina hasta $400 mil en un proyecto que sea en beneficio de la comunidad”, adelantó Rodríguez a El Observador y dijo que en contrapartida les van a pedir a los artesanos que se “profesionalicen” a través del Instituto Nacional de Empleo (Inefop). Rodríguez pretende que las artesanías que produzcan sea parte de la identidad de Punta del Diablo. “La idea es que mejoren, la idea es que tu vayas a la feria y quieras volver”, sostuvo. 

Algunos metros más arriba del bajo hay tres hombres en una esquina. Exhiben sus trabajos en tablas y mochilas, mientras arman tabaco y esperan que llegue la noche que es cuando la calle es más concurrida por los veraneantes. "¿Me permite que le haga un regalo?", dijo Zelmar. Mientras tornea un alambre con una pinza contó que cuando era joven y barbudo quiso darse un baño en la Playa Brava de Punta del Este, al salir le dijeron que su aspecto no iba acorde al balneario y una patrulla lo llevó hasta Rocha. “Ya me pasó una vez, soy uruguayo y ahora nadie me mueve de mi tierra”, concluyó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...