Carta Lectores > OPINIÓN

“Los machirules”

Tiempo de lectura: -'

23 de marzo de 2020 a las 16:14

Por Enrique Artagaveytia Gómez

Me gustó y pareció de muy buen humor el título elegido por Carina Novarese para su columna del pasado 15 del corriente en el El Observador.

Soy lector habitual de sus artículos siempre escritos con inteligencia y ponderación, en este caso tengo algunas puntualizaciones en un tema que realmente me apasiona y atiendo con frecuencia.

En primer término permitanme presentarme a grandes rasgos; tengo 70 años y soy el orgulloso padre de cinco hijas mujeres y abuelo de 8 nietas y 3 nietos, como se apreciará, mi descendencia es ampliamente femenina. Conviví con 5 generaciones, la de mis abuelos de manera más bien gris y difusa, la de mis padres, ya con meridiana claridad y conciencia, la mia con total vivencia y sentido de la realidad, la de mis hijas balconeando, con educación e intervenciones, enseñando y aprendiendo y finalmente la de mis nietos observándolos a ellos y a sus padres.

En el aspecto laboral, comencé siendo empleado en un establecimiento rural, después fui un pequeño productor lechero, pase al rubro automotor en Montevideo donde fui Gerente en una muy importante Empresa del rubro, fui Director de mediana Empresa, comerciante y exportador de ganado en pie. Todo eso me lleva a pensar que conozco en profundidad los distintos estratos socialees urbanos y rurales ya que además he trabajado con hombres y mujeres indistintamente.

Yendo al motivo por el que escribo ésta, vamos por partes, el tema es controvertido y apasionente ya que se lo puede encarar de diversos ángulos.

Empezando con el artículo, debo decir que en mi opinión Carina cae en una contradicción que modifica sustancialmente todo el sentido de su argumentación respecto a la paridad de género, ella afirma al comienzo que el 67% de los egresados universitarios son mujeres, pero después más adelante le echa la culpa del fracaso de las mujeres a que la mayoría no tienen estudios terciarios ni relaciones sociales (exactamente lo mismo pasa con los hombres)  ¿Dónde está la contradicción? en que si la falta de estudios y relaciones es causal de fracaso, el alto porcentaje de egresadas y sus relaciones deberían ser el motivo de éxito y la tan mentada paridad.

Pero, el error de la  promocionada inequidad de género está en la base ¿a que me refiero con que el error está en la base? Al hecho de presuponer que las mujeres no se desarrollan en determinados medios por culpa de terceros. Veamos algunos ejemplos donde las mujeres rápidamente van superando a los hombres en cantidad y también, porque no, calidad. Medicina (médicos y enfermeras), Abogacía (jueces y fiscales) Ingeniería química y Arquitectura para poner los ejemplos más notorios. En el caso de medicina es especialmente grato, ya que, la sensibilidad femenina se hace notar, ni hablar enfermería. Es por esos pequeños ejemplos que los problemas son de naturaleza y no de discriminación. Ésta, la discriminación, se visualiza, a mi entender, cuando la Vicepresidente insiste con la paridad parlamentaria, ya qué, presupone que la mujer, si no es por ley, por sí sola con todos sus méritos no es capaz de hacerlo. 

Mujeres y hombres somos biologicamente muy diferentes, tenemos en común la mayoría de las funciones vitales, pero 2 son totalmente diferentes, la sexual y reproductiva, donde la mujer tiene el privilegio de la maternidad y la inteligencia, tanto racional  como emocional. En general, las mujeres tienden a desarrollar más la emocional que la racional, lo que no significa ni mayor ni menor inteligencia total, es eso una causa de que sean menos agresivas, más intuitivas, sensibles, generalmente cariñosas y mucho menos competitivas que los hombres. La política es una actividad muy competitiva, donde no siempre se utilizan las reglas de la ética para sobresalir y “triunfar”, no es el ambiente donde se sienten realmente cómodas las mujeres que no tengan una fuerte vocación por ella.

El otro gran tema de discusión en la equidad de género es el de las remuneraciones, a igual cargo, capacidad y responsabilidad que el hombre, lo que es indiscutiblemente justo y lógico, pero tenemos un problema, la mujer en su edad laboral fértil pongamos 20 – 50 años, hasta la menopausia, trabaja menos dias que el hombre (+- 10%) debido a sus períodos, gestación, parto y pos parto dependiendo de la cantidad de hijos que la pareja decida tener. El problema consiste en que le exigimos al empleador que asuma el costo de esa diferencia, entonces él, matemáticamente lo traslada al salario. La equidad de género es una temática social y no particular, por ende desde ese punto se debe encarar. La sociedad toda, incluso los que tanto la reclaman, debería subsidiar el costo de la sustitución momentánea de las mujeres, en el escalafón que sea, que se ausenten por los motivos de género antedichos. Se que no es sencillo instrumentarlo para que realmente se obtenga el propósito deseado y no existan abusos ni desvíos que lo transformen en un agujero negro.

La natalidad y por consecuencia la maternidad y el crecimiento demográfico tan necesario para rejuvenecer la población del país es de vital importancia para toda la sociedad y como tal debe encararse, dejando mezquinos egoísmos de lado.

Para terminar con éstos temas de género, la naturaleza es sabia y las mujeres mucho más inteligentes y luchadoras que lo que los hombres y muchas de ellas mismas creen, díganme sino que mamífero es capaz de parir, criar y pelear por la supervivencia de su hijo, si no es la hembra.

A la mujer que conozco, valoro, a la que eduqué, no la hace abandonar sus objetivos un simple corporativismo masculino y no necesita de leyes que la privilegien para sobresalir de acuerdo a sus propias capacidades en las tareas que se proponga, basta la protección que le brinda la Constitución de la República.  

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...