Economía y Empresas > VERANO 2021

¿Los uruguayos salvan la temporada? Cuántos piensan irse de vacaciones y qué pasa con las estadías

Un informe de Equipos Consultores estima que salvo que haya cambios relevantes en las condiciones sanitarias y económicas, la temporada será peor o bastante peor que la pasada

Piriápolis. Archivo.

Tiempo de lectura: -'

14 de octubre de 2020 a las 12:58

En un escenario de fronteras cerradas, los operadores turísticos hacen un razonamiento lineal: los uruguayos que no pudieron salir, pasarán sus vacaciones en Uruguay. Pero, ¿esto compensa la falta de turistas extranjeros? La pregunta no se responde solo con un sí o un no, y un informe de Equipos Consultores presenta datos que permiten sacar conclusiones en las dos direcciones.

La pregunta no se puede responder con certeza porque no hay un antecedente de comportamiento con las fronteras cerradas o semicerradas, que se debe a la pandemia del coronavirus, aunque se pueden notar algunos efectos a partir de las conclusiones de una medición de octubre de la consultora.

Los uruguayos podrían compensar la falta de extranjeros, pero solo parcialmente: el peso es menor y el turismo interno es un sustituto parcial del turismo en el exterior.

En 2019, fueron 2,2 millones las salidas de los uruguayos al exterior y gastaron US$ 1.200 millones. Entonces, el turismo emisivo representa, en términos gruesos, dos tercios del turismo receptivo. 

En el primer semestre de 2020, los uruguayos dejaron divisas fueras de frontera por US$ 292 millones e ingresaron divisas de visitantes extranjeros por US$ 675 millones. Es decir, plantea el informe, si los uruguayos gastasen todo lo que gastaron en el exterior en nuestro país, se cubriría el 40% del turismo receptivo del verano. 

Un efecto negativo es que hay una caída de la proporción de personas que piensan vacacionar este verano con respecto a la cantidad que pensaba hacerlo el verano pasado: pasó de 58% a 48%. Un dato positivo, en cambio, es la es la baja de las personas que pensaban vacacionar en el exterior, de algo más de 25% en 2019 a menos de 5% este año. 

Estos dos efectos se compensan, según el informe, y se puede concluir que la cantidad de uruguayos que vacacionará este verano en Uruguay será similar a la de principios de 2020. 

Sin embargo, para el sector turístico hay otros datos adversos. El 38% de quienes piensan vacacionar en el verano, piensa gastar menos que el verano pasado, ya sea porque tendrá menos días de estadía o porque buscará una alternativa más barata. 

Además, es bastante mayor la cantidad de personas que piensa vacacionar menos días que el año pasado respecto a los que piensan vacacionar más días que en 2019. A diferencia de lo que plantean algunos operadores turísticos –que dicen que los períodos de alquileres son más prolongados–, este informe de Equipos Consultores advierte que hay una tendencia de reducir la duración promedio de las estadías. 

"Es probable que la mayor cantidad de turistas uruguayos que se quedarán en el país apenas alcance para compensar la caída de potenciales turistas uruguayos que, ya sea por razones económicas o sanitarias, no van a vacacionar. Como consecuencia, solo será posible cubrir, con gasto de uruguayos, una proporción baja o muy baja del gasto que habitualmente hacen los turistas que proceden del exterior en el verano en nuestro país, en un escenario de cierre de fronteras (y siempre que la caída en el gasto que hagan los uruguayos este verano no sea sustancial)", concluye el informe.

¿Y si abren las fronteras?

"¿Solo con cierta apertura de fronteras y una afluencia importante de argentinos y brasileños podremos tener una temporada similar a la de años anteriores?", es una de las preguntas que presenta el informe. "Así parece ser", responde, aunque este escenario es improbable.

El ministro de Turismo, Germán Cardoso, dijo que "en las actuales circunstancias" es "muy difícil" que se abran las fronteras. "Si se analiza la situación, con la tasa de contagios que hay en Argentina y Brasil, es realmente muy complejo. Se está considerando todo, pero no hay una decisión tomada", señaló a El País.

Además de las restricciones sanitarias, están los problemas económicos que los principales países de la región atraviesan. Argentina está muy barata en dólares y por lo tanto para los argentinos, Uruguay es bastante más caro. El tipo de cambio bilateral está en el peor nivel en al menos los últimos 20 años, peor incluso que en el primer semestre de 2002, cuando Argentina ya había devaluado y Uruguay aún no.

Algo similar sucede con Brasil, según el informe, porque el tipo de cambio real bilateral está en niveles históricamente bajos, por lo que les resultará caro llegar a vacacionar a Uruguay en caso que abran las fronteras.

El informe de Equipos Consultores concluye que, salvo que haya cambios relevantes en las condiciones sanitarias y económicas, la temporada será peor o mucho peor que la pasada, quedando en línea con las caídas que se vienen produciendo a nivel internacional como la cantidad de visitantes, plazo medio de estadía, y gasto por turismo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...