> EN VIVO

Discurso de Tabaré Vázquez en la ONU

Espectáculos y Cultura > Pico Mónaco

"No siempre salí con chicas bellas, también salí con personas normales"

El extenista devenido en conductor de TV y novio de Pampita, en su faceta mediática

Tiempo de lectura: -'

11 de diciembre de 2017 a las 05:00

El tenista argentino Juan "Pico" Mónaco, que llegó a estar décimo en el ranking ATP en 2012, abandonó completamente el deporte a principios de este año y se sumergió en los medios de comunicación. Las cámaras que lo siguieron siempre más que por su talento en la cancha, por su facha y conquistas amorosas dentro de la farándula son ahora parte de su rutina laboral diaria.
La actual pareja de Carolina "Pampita" Ardohain, ex de Zaira Nara y Luisana Lopilato, conduce un magazine diario junto al "Pollo" Álvarez y Mariano Zabaleta en el canal de cable KZO (Con amigos así, de 18.30 a 20.30) y desde setiembre un programa de entretenimientos los sábados a las 19.15 en canal 13 de Buenos Aires llamado Por una moneda.

Mónaco, de 33 años, estuvo en Montevideo, donde brindó una clínica de tenis en el Carrasco Lawn y dialogó con El Observador.

¿Cómo se preparó para la reconversión laboral a conductor televisivo?

No tuve una preparación. Yo sinceramente te puedo hablar de preparaciones en el ámbito deportivo. Esto me vino muy de repente. Una cosa fue llevando a la otra. Un amigo mío que se llama Martín Kweller, dueño de la productora más grande de argentina (Kuarzo Entertainment), me ofreció hacer un programa magazine cultural con Zabaleta. Y luego lo sumamos al Pollo Álvarez. Arranqué a hacerlo todos los días a modo hobby, porque me divertía tener una rutina distinta al deporte. Era como un desafío. No estaba preparado y lo fui haciendo.

Después me llegó una propuesta de canal 13 en Argentina, que eso ya es algo bastante importante, los sábados casi en el prime time. Ahora estoy prácticamente todos los días en el medio. Y me acostumbré, lo disfruto. No sé si estoy preparado, no se cuánto tiempo más lo voy a hacer. Lo tomo como un pasatiempo, un hobby, y por el momento me divierte. El día que no me divierta no lo voy a hacer más.

¿Cuáles son los principales desafíos que enfrenta como comunicador?

Frente a una cámara estuve toda mi carrera, jugando al tenis y siempre muy acostumbrado a dar notas todo el tiempo. Pero bueno, ahora estoy del otro lado, de la persona que entrevista y en ese sentido es un poco distinto.

Creo que soy desenvuelto, estoy acompañado por una productora muy buena que me ayuda todo el tiempo. También con amigos míos, como Zabaleta y el Pollo, que me acompañan en la producción. Entonces creo que mirándolo desde ese punto de vista, es simple de llevar. No necesito tanta preparación. Después me juzgarán si lo hago bien o mal. Pero la verdad es que hoy en día me divierto.

¿Qué porcentaje ocupa el tenis hoy en su vida?

Ahora muy poco. Sinceramente muy poco. No sigo jugando. Jugué mi último partido el 17 de abril de este año en Houston (Texas) y creo que después jugué tres veces al tenis nada más. Si me mantengo en forma es porque me gusta ir al gimnasio. Doy de vez en cuando alguna clínica de tenis. Pero no entrené nunca más. Dije: "Ya está, si termino de jugar al tenis, termino". A veces lo extraño pero no es algo que me genere rencor. Tomé una decisión súper madurada.

Cuándo fue más fuerte la presión mediática, ¿cuando era tenista y tenía un partido en sus espaldas o ahora que sale con Pampita?

Son diferentes tipos de presión mediática. El periodismo deportivo argentino es muy exigente, la historia del deporte argentino lo demanda de esa manera. Entonces de repente al principio cuando entrás en ese mundo te presionás mucho. Después los empezás a entender, sabés cómo funciona el medio y lo tomás como tal. No te hacés carne de alguna crítica muy mala o de algo que digan que no es cierto y que por ahí te pueda hacer daño en el ámbito deportivo.

Después, en el ámbito mediático, siempre de alguna manera mientras estuve jugando al tenis me vincularon. Ahora que me retiré por ahí es un poquito más por mi pareja, por mi exposición en la televisión, por tener más tiempo en Argentina para concurrir a eventos sociales. Entonces se sabe un poco más de mi vida. Pero sigo siendo el mismo. Mantengo los mismos valores de toda la vida, mis amistades de toda la vida. Trato de ser perfil bajo en todo lo que se puede. Pero al tener una vida tan expuesta, por ahí muchas veces es más complicado.

Hizo una campaña de lavarropas con Pampita en la que dicen "lavamos los dos". Esa publicidad apuesta a derribar estereotipos de género. ¿Le parece que desde su rol de modelo puede aportar a derribarlos?

Mientras me vengan propuestas que sienta que van a servir para mi imagen y diversificar un poco el rol de salir del deportista, estar un poco más cerca de la sociedad en otros ámbitos y en otras cosas, creo que lo podría seguir haciendo. Puntualmente lo del lavarropas, la verdad es que era un multifunción que lo puede usar cualquier persona. Entonces creo que hoy en día la sociedad es muy igual tanto para el hombre como para la mujer.

Con Pampita representan un ideal de belleza muy fuerte. ¿Cómo se relaciona con la belleza?

Por ahí porque me lo dicen, porque nos buscan para eventos. Nos buscan para marcas o ser la imagen de campañas de ropa, que yo jamás pensé en mi cabeza que iba a suceder. Y por ahí te llaman para hacer publicidades. Entonces pasé a ser un comunicador, un influenciador. No sé respecto a la belleza. Lo pueden decir de afuera. A mí me da pudor hablar de esas cosas. La verdad es que somos una pareja como cualquier otra. Obviamente que sí, muchísimo más expuestos a nivel de marketing, pero intento ser lo más normal posible todo el tiempo.

¿Alguna vez salió con una mujer considerada por el común de la gente como fea o rellenita, es decir, sin un cuerpo perfecto?

Claro. Es que soy una persona común. Y también salí con personas normales, comunes. Lo que pasa es que mis relaciones son, por así decirte, mediáticas. Pero he salido con muchas chicas que no son mediáticas, o yo no era tan mediático y no estaba tan expuesto. También yo generaba exposición porque era "prensable" en cierto rubro. Porque era jovencito, jugaba al tenis, me iba muy bien. No sé por qué hubo tanto interés de parte del medio por mí desde chico fuera de lo que era el ámbito del tenis. Entonces aprendí a convivir con eso.

¿Pero no le han comentado que toda la vida salió con diosas?

Bueno, está bien. Pero he salido con no diosas también. Y eso no se sabe porque no le sacaron ninguna foto. Siempre sacaron fotos cuando estaba con chicas lindas. Pero también he salido con chicas que yo consideraba lindas, o de mi gusto. Cuando era chico creo que sí salí con chicas rellenitas. O no sé. Me da pudor hablar de todo esto. Sinceramente, se conoce solo a las chicas que salieron en las fotos conmigo. Pero salí con otras chicas que por ahí no eran tan bellas, por así decirlo.

Comentarios