Agro > ECOS DE LA EXPOACTIVA

"Nos reconfortó que nunca se alteró el espíritu de respeto"

Felipe López, presidente de la ARS, valoró la armónica convivencia de distintos actores

Tiempo de lectura: -'

16 de marzo de 2018 a las 05:00

Por Juan Samuelle, enviado a Soriano

Por distintos motivos la 23ª Expoactiva generó repercusiones adicionales a las habituales, incidiendo en ello básicamente la participación del movimiento Un solo Uruguay, la decisión del Ministerio de Turismo de retirarle a último momento la declaración de interés ministerial a la muestra y el déficit hídrico acumulado que, en un escenario de altos costos y rentabilidades mínimas o nulas, le dieron marco a una exposición cuyos principales aspectos fueron analizados para El Observador por el ingeniero agrónomo Felipe López, presidente de la Asociación Rural de Soriano (ARS), entidad organizadora de la actividad.

¿Qué balance han realizado de esta edición de la Expoactiva?
Para nosotros todas las Expoactiva son especiales, diferentes, siempre son muy intensas y esta no fue la excepción. Hubo que trabajar mucho, pero la disfrutamos, nos gustó. Más allá de todos los temas del día a día, lo principal es que se mantuvo el espíritu constructivo, de respeto, de exponer las cosas con educación aún en la discrepancia. La Expoactiva siempre fue eso, un punto de encuentro y eso mantenerlo es muy importante para la organización, para la Asociación Rural de Soriano y para todo el sector productivo y le hace bien al país.

La muestra coincidió con un momento complicado para muchos.
No podemos desconocer la realidad, las empresas que nos apoyaron hicieron un gran esfuerzo y eso lo debemos reconocer y agradecer, sabían que la mano está complicada y que en términos comerciales eso iba a incidir. Nos han comentado que están agradecidas por el nivel de la muestra, que obviamente depende directamente de ellos, de sus propuestas. Estamos tranquilos porque las empresas siempre le dan un nivel muy importante a la exposición y este año no fue la excepción. Nosotros no recabamos la información sobre cómo les va comercialmente, eso es un tema privado de las empresas. Algunos nos han comentado que faltó un poco de actividad pero que sabían que iba a pasar y pese a eso decidieron venir y eso habla de su elogiable actitud de apostar al sector aunque las cosas no estén de la mejor manera y, al mismo tiempo, habla del valor que la Expoactiva como muestra tecnológica fue generando y que está más allá de buenos o malos momentos.

¿Cómo vieron a los productores que llegaron a buscar soluciones para mejorar la realidad de sus sistemas productivos, preocupados por los altos costos?
El productor siempre fue una persona inquieta, preocupada por cómo mejorar, los vimos preguntando, nos acompañaron y eso no nos sorprende porque el sector siempre en momentos de dificultades lejos de quedarse quieto se caracterizó por ver cómo a través de la tecnología se puede salir adelante y disminuir el impacto de los problemas. Nosotros, no solo a través de las propuestas de las empresas en los stands y en la activa, también mediante el ciclo de conferencias, hacemos aportes para darles una mano. El ciclo de charlas técnicas, por ejemplo, siempre tuvo una sala de conferencias repleta de gente, lo que demuestra el interés por informarse sobre soluciones o sobre cómo viene la mano en los mercados. Por mencionar una conclusión tras escuchar las distintas conferencias, me parece que estamos alineados más o menos con un mismo diagnóstico y propuesta, es claro que la baja rentabilidad tiene una explicación muy fuerte en los altos costos que hay que ver cómo podemos ajustarlos para adentro de las empresas y hacia afuera. Para adentro se plantearon muchas opciones, muy valiosas, útiles, aunque no es sencillo instrumentarlas ahora porque justamente demandan tecnología, conocimiento, trabajo y tiempo. Para afuera todos tenemos el foco puesto en la incidencia que tiene en las cuentas el costo país.

Destacó que la Expoactiva es, más allá de su valor como difusora de tecnologías, productos y servicios, un sitio de encuentro. En un inicio de año con el agro tan movilizado, ¿eso se apreció?
Sí, por supuesto y aunque siempre fue así este año se notó más. Estuvo el sector privado, las empresas del estado que acompañaron y muchos organismos donde confluyen actores de ambos sectores, como siempre pasó. Todos aportando sus propuestas y sus planteos. Reitero que nos reconfortó que nunca se alteró el espíritu de respeto, educación, camaradería estando presentes autoridades de gobierno y de gremiales, políticos de distintos partidos, productores, empresarios vinculados al sector, docentes, estudiantes, todos en una muy buena armonía aunque en algunas cosas se pueda pensar distinto y eso no me parece mal si como dije el respeto está por delante de todo.

El stand del movimiento Un solo Uruguay fue una novedad.
Esa propuesta fue como lo pensamos, informativa, vinieron los delegados de todo el país e informaron a la gente que los visitó, difundieron sus planteos y sus opiniones y nosotros cumplimos con la misión de abrirle las puertas a todos. Fue una propuesta que sumó, como la de cada uno de los cientos de expositores, organismos e instituciones presentes.

Sí complicó la decisión del Ministerio de Turismo.
Es un tema que está superado y quedó planteado el seguir trabajando en conjunto para un futuro, ese será nuestro espíritu, trabajar y no confrontar para ayudarnos todos.

Otro diferencial fue la carpa sobre buenas prácticas agrícolas.
Es verdad, incluso el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, que tuvo su stand como siempre con aportes importantes, nos felicitó por lo que se hizo en esa zona de la muestra. Muchas empresas se sumaron y enriquecieron la idea. Nosotros teníamos la idea, pero el ministerio justo se decidió a hacer un video con toda la tecnología que tiene sobre todo lo que hubo allí para enviarlo a las escuelas y a otras instituciones y eso lo dice todo. Fue una apuesta fuerte que salió de la mejor forma, más de 2.000 niños pasaron por allí y se llevaron un mensaje claro y sencillo sobre cómo se hacen bien las cosas en la agricultura.

Este año se promovió el concepto de equilibrio sustentable.
Eso está, por ejemplo, en sintonía con lo anterior. Apostamos a un equilibrio en todo sentido, económico claro, pero también ambiental y social. Y no hay que aflojar nunca en trasmitir todo lo que eso implica. El planteo se hizo y quienes vinieron creo que se fueron con ese concepto, comprendiendo por qué hablamos de equilibrio sustentable.

Comentarios