Agro > MIRÁ LOS VIDEOS

¿Por qué el Día del Carnicero se conmemora cada 14 de julio?

Este martes habrá un acto para recordar lo que sucedió en 1965; entre otros proyectos se visualiza incidir en la formación de nuevos carniceros

Tiempo de lectura: -'

13 de julio de 2020 a las 16:13

Este martes 14 de julio se conmemorará un nuevo Día Nacional del Carnicero, algo que se realiza desde 1965, cuando tras una huelga de alto impacto los comerciantes de este sector lograron hasta un 12% en el margen de ganancia, lo que constituyó en aquel momento un logro considerado histórico.

La actividad protocolar que se realizará al mediodía de este martes 14, en la sede de la Unión de Vendedores de Carne (UVC), contará con la presencia del presidente de dicha institución, Alfonso Fontenla; el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte; y el presidente del Instituto Nacional de Carnes, Fernando Mattos.

Uriarte y Mattos, en la actividad de este martes, serán informados sobre una fuerte estrategia de posicionamiento de las carnicerías tradicionales y sobre un plan de acción desarrollado por la UVC (institución fundada en 1892) en el marco de la “nueva normalidad” para conseguir promociones mensuales en algunos cortes y así poder trasladar al cliente descuentos importantes en el precio de la carne.

La huelga

Según datos aportados por la UVC a El Observador, aquella huelga de 1965 duró más de un mes y fue levantada el 14 de julio. Desde este momento todos los carniceros pasaron a tener de un 8% a un 12% utilidad, lo que es recordado como un gran logro en la historia de la carnicería uruguaya por parte de la UVC, mentora y gestora del movimiento.

Capacitación para nuevos carniceros

Desde la UVC se destacó que el oficio de carnicero es uno de los mejores pagos en nuestro país. Se estima que en Uruguay hay más de 15.000 carniceros. No existe una carrera o curso de formación y el oficio se va trasladando de generación en generación. En ese sentido la UVC desarrolla para el 2021 un plan de formación permanente para poder formar más carniceros profesionales.

Homenajes en los barrios

Por otro lado, para homenajear a los carniceros en su día, la UVC salió a los barrios a buscar historias de vida y legado familiar y difundió varias historias en sus redes sociales, las que se pueden apreciar a continuación.

Las familias Fernández Vargas, Fontenla Pérez y Berrondo Casas graficaron a la perfección los sueños de inmigrantes que un día embarcaron desde el viejo continente para hacerlos realidad en Uruguay, construyendo las bases del país. Por generaciones familias como esas han puesto en la mesa de los uruguayos la mejor carne del mercado: “La más rica herencia de un oficio noble que únicamente se aprende y transmite con dedicación y amor en familia”, se indicó.

“La cercanía con el cliente y el trato personalizado marca la diferencia dentro del imaginario uruguayo, generando que una tradición histórica y deliciosa como la de la carne local se convierta en una experiencia única”, destacó la UVC en un informe especial, en la víspera de un nuevo Día del Carnicero.

Un poco de historia

La del carnicero es una profesión tan antigua como valiosa, que ha aportado un gran valor a la industria de la alimentación. Algunos de los momentos más importantes datan de la época romana y se distribuyen a lo largo de los siglos dejando huella en la Edad Media (época en la que se abrió el primer establecimiento de venta de carne, más concretamente en París, en el año 1093 (actual Place du Châtelet) y el Renacimiento hasta llegar a la actualidad.

En Atenas se originó y en Roma tuvo una continuación más formal y con mayor reconocimiento público. Justamente en Roma hubo lugares especiales para la venta de carne de vacuno, ovino y porcina, pero los carniceros que gozaban de mayor reconocimiento eran los que vendían carne de cerdo, manjar predilecto de los romanos.

Este gremio fue poderoso en diversas épocas, especialmente entre los siglos XIV y XV en Francia, porque simultáneamente se dedicaban a la cría de ganado, siendo considerado el oficio como hereditario a los varones de la familia.

Entre las funciones del carnicero están cortar y envasar la carne para su exportación y venta. Para realizar su labor, son especialistas en la manipulación de equipos mecanizados tanto para cortar, como para afilar cuchillos, por ejemplo, con las afiladoras.

También son responsables de la limpieza de las áreas de trabajo y las herramientas, con una capacitación en higiene y uso de aparatos específicos. El uso de ropa especial y gorro es clave para mantener la calidad en el alimento, a lo que se suman en la actualidad los distintos protocolos de seguridad sanitaria.

Un carnicero debe tener una serie de características para ejercer perfectamente su labor, desde la higiene hasta precisión para cortar, conocimiento de cortes varios, habilidades para llevar diferentes pesos y tamaños, hasta incluso habilidades sociales para lograr la cercanía con el cliente. Importante en la historia y en nuestra actualidad, esta profesión sigue evolucionando, concluye el informe de la gremial de carniceros.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...