Mundo > Una llamada crucial

¿Por qué se investiga a Donald Trump y qué haría posible su destitución?

Después de seis semanas de investigación, el proceso contra el presidente de Estados Unidos entró en la fase de audiencias públicas

Tiempo de lectura: -'

13 de noviembre de 2019 a las 14:10

El miércoles 18 de septiembre The Washington Post dio a conocer la existencia de una denuncia anónima de un funcionario de la administración de Donald Trump, según la cual el presidente de los Estados Unidos habría hecho una "promesa a un líder extranjero". 

El seguimiento de esa "filtración" —en la que se desconocía qué, cómo, quién y, sobre todo, para qué— ha colocado al mandatario de la nación más poderosa del mundo al borde de un juicio político que pudiera conducir a su destitución. 

Nunca antes un presidente de los Estados Unidos ha perdido su cargo como resultado de un juicio político, aunque Trump no sería el primero en ser sometido al procedimiento de impeachment, entendido como el proceso de revocación del mandato.

En los días siguientes a la denuncia, nuevas revelaciones del The Washington Post apuntaron hacia un intercambio con Ucrania, en el cual Trump pidió información "potencialmente comprometedora" sobre el precandidato demócrata a la Casa Blanca Joe Biden o sobre su familia en una charla telefónica con su homólogo ucraniano Volodymyr Zelensky. 

La primera reacción de Trump fue calificar de "ridículo" el asunto, a la vez que afirmaba que la filtración era "partidista" y desestimó las acusaciones como "otro desastre de los medios".

Una semana después, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, anunció la apertura de la investigación contra el presidente Dopnald Trump,  primer paso para un proceso de destitución, por las supuestas presiones sobre Ucrania para perjudicar a  Biden, su potencial rival político para las elecciones del próximo año.

Pelosi argumentó que "las acciones de la presidencia de Trump revelaron los hechos deshonrosos de traición del presidente a su juramento del cargo, la traición a nuestra seguridad nacional y la traición a la integridad de nuestras elecciones".

La llamada —efectuada el 25 de julio de este año— fue transcripta con autorización de la Casa Blanca y corroboró las sospechas sobre la petición formulada por el presidente estadounidense. 

"Se habla mucho del hijo de Biden, que Biden detuvo la investigación y muchas personas quieren saber sobre eso", dijo Trump a Volodimir Zelenski en la conversación telefónica. "Biden se jactaba de haber detenido la investigación así que si puedes mirar eso", añadió.

Trump ha denunciado, sin pruebas en la mano, que Biden cuando era vicepresidente de Barack Obama realizó gestiones para expulsar al entonces fiscal general ucraniano y favorecer a su hijo, Hunter Biden, quien formaba parte de la directiva de una empresa de gas de ese país europeo.

Quid pro quo

El presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, fue colocado al frente de la investigación y comenzó una serie de audiencias a puertas cerradas con altos funcionarios de la administración, vinculados con la política de Estados Unidos hacia Ucrania.

La publicación de esas audiencias, primera fase de la investigación, llevó a los demócratas a constatar "la perversión de la política exterior de Estados Unidos a través de un canal clandestino de comunicación paralela que buscaba promover los intereses personales y políticos del presidente".

Particularmente demoledor, por su contenido y la valoración de los propios medios estadounidenses, fue el testimonio de Gordon Sondland, embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea y uno de los mayores donantes de la campaña presidencial de Donald Trump.

Interrogado el paso 17 de octubre, Sodland admitió que propuso el quid pro quo  —algo a cambio de algo— en una conversación con Andrey Yermak, un alto consejero del presidente ucraniano, como culminación de meses de presión sobre  el gobierno de Kiev, principalmente a través del abogado personal de Trump, Rudy Giuliani.

El diplomático y aliado de Trump le hizo saber a Yermak que "la reanudación de la ayuda estadounidense probablemente no ocurriría hasta que Ucrania proporcionase el informe anticorrupción que habíamos estado discutiendo durante semanas". La ayuda de carácter militar congelada era por un monto de 391 millones de dólares.

La Cámara de Representantes —donde los demócratas tienen 224 de los 435 escaños— votó la semana pasada a favor de una resolución para dar un marco formal a las investigaciones y autorizar la organización de audiencias públicas  —que comenzaron este miércoles— tras cinco semanas de interrogatorios a puerta cerrada. La nueva fase de la investigación da oportunidad a la defensa de Trump a interrogar a los testigos.

Tras conocer esa decisión, Trump volvió a la carga e insistió en un tuit que es "la mayor cacería de brujas en la historia de Estados Unidos". 

Durante las audiencia públicas los abogados de demócratas y republicanos  harán la mayor parte del interrogatorio a los testigos, durante 45 minutos. Después los diputados de ambos partidos tienen otro turno de preguntas de cinco minutos cada uno, hasta sumar otros 45.

El Senado decide

El artículo primero de la Constitución de Estados Unidos, en la última línea de la sección 2, señala que "la facultad de iniciar procedimientos de Juicio Político" solo le corresponde a la Cámara de Representantes.

En la siguiente sección de ese artículo primero el texto constitucional establece que "El Senado tendrá poder exclusivo para conocer de todos los juicios políticos. Cuando se reúnan para este fin, los senadores prestarán juramento o harán la Promesa de cumplir fielmente su cometido. Si se juzga al Presidente de los Estados Unidos, la sesión será presidida por el Magistrado Presidente de la Corte Suprema. Nadie podrá ser convicto sin que concurran en ello las dos terceras partes de los Senadores presentes".

Los republicanos tienen la mayoría en el Senado por lo que desde el principio de la investigación anunciada por los demócratas, se duda de su éxito final.

El proceso de destitución del presidente de Estados Unidos se ha iniciado contra tres mandatarios. Andrew Johnson en 1968, absuelto por un voto; Bill Clinton en 1999, absuelto tavbién en una votación 55-45. El presidente Richard Nixon en 1974  interrumpió el proceso de impeachment al dimitir a su cargo.

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...