22 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,05 Venta 39,45
3 de diciembre 2017 - 5:00hs
En la escuela 89 Ibiray los alumnos plantarán un árbol antes de fin de año. Decidieron que sería un hibisco, así se llena de flores. Va a estar en medio de un patio grande en el que ya hay otros árboles, pero no será uno más, sino que llevará el nombre de Brissa González. Así decidieron homenajearla sus compañeros: desde la vida. Ante casos como el de Brissa, adolescente víctima de abuso y de asesinato, las instituciones educativas resultan muy afectadas. Por esta razón, deben actuar con rapidez para proteger y apoyar a quienes concurren pero también para intentar continuar con la tarea de educar.

En 2008, el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) creó Escuelas Disfrutables, un programa que pretende dar apoyo a escuelas en situaciones complejas, como pueden ser los casos de abuso, de violencia del alumno con el maestro o de violencia que el niño sufre en su casa, entre otros.
La directora general del CEIP, Irupé Buzzetti, explicó a El Observador que el programa muchas veces atiende casos que si bien suceden fuera de la escuela repercuten directamente en ella.
Más noticias

Los equipos de Escuelas Disfrutables están conformados por psicólogos y trabajadores sociales y funcionan en todos los departamentos del país. En algunas ciudades incluso hay más de un grupo.
Una vez que la institución detecta un caso, se lo comunica al programa y este resuelve las acciones que realizará con base en el Mapa de Ruta, un documento creado por el CEIP que sirve como guía. Por ejemplo, se busca asistir a la institución y brindarle apoyo psicológico a las maestras y realizar talleres con los niños.

Lea también: Muerte de Brissa caló hondo entre sus compañeros

Pero más allá de la ingerencia de la escuela en estos casos puntuales, el sistema educativo no lo aborda directamente en su currícula. Según explicó el consejero de Primaria, Héctor Florit, en los programas escolares no hay acciones particulares referentes a temas de abuso o violencia de género, pero sí son abordados en el marco de la enseñanza de los derechos humanos.

En los libros escolares, dijo, hay un cuidado muy especial por evitar los estereotipos vinculados al género. A su vez, mencionó que en las prácticas de aula los docentes deben evitar que se difundan estereotipos.

En el último año, la educación sexual en las instituciones de enseñanza estuvo en debate. Así como hay quienes piensan que debería acotarse al ámbito familiar, hay quienes piensan que debe expandirse a la escuela. Algunos ciudadanos apoyan esta segunda teoría pero creen que no se está haciendo de manera adecuada.

Buzzetti dijo que el compromiso de las familias es fundamental a la hora de educar en estas temáticas.

"Tenemos que dejarnos de discutir a quién le corresponde enseñar sobre lo que es el abuso y tanto escuelas como padres conversar más sobre estos temas", señaló Buzzetti.

En Secundaria existe una comisión de Educación Sexual que trabaja con "referentes en educación sexual", una figura que se creó en 2008 para insertar estos temas en el ámbito de la enseñanza. Yanine Benítez, integrante de la comisión de Educación Sexual, explicó que hay alrededor de 200 referentes en el país y que a estos se le asignan 10 horas semanales por liceo.

Benítez dijo que los referentes no tienen tiempo extracurricular sino que trabajan de manera transversal al funcionamiento de la institución. "Lo ideal es que trabaje en el marco de las asignaturas", dijo Benítez. Además, explicó que el programa se ajusta a cada comunidad educativa. En caso de que el referente sexual detecte alguna situación vinculada a violencia o abuso, deberá orientar al alumno en lo legal y en lo psicológico. Para eso, existen protocolos a seguir.

Secundaria realizó en estos últimos dos años dos seminarios llamados "Hacia vínculos afectivos libres de violencia" dirigido a estudiantes y docentes.

A su vez, este año se realizó la campaña "Que no quede entre nosotros" que mostraba distintas situaciones de violencia. Los videos fueron protagonizados por estudiantes. Además de mostrarlos a través de las redes sociales, se exhibieron sets en los liceos y se los reprodujo con óculos especiales de realidad virtual. "A algunos chiquilines les dio igual, a otros les chocó y otros salieron llorando y tuvimos que derivarlos a psicólogos porque se dieron cuenta de que estaban inmersos en situaciones similares", contó Natalia Arralde, directora de Comunicación de Secundaria.

Guía de educación sexual

En julio de este año, el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) presentó una guía para maestros con el fin de orientarlos en el abordaje de la educación sexual. Sin embargo, parte del contenido fue duramente criticado por la Iglesia Católica, agrupaciones de padres y reconocidos psicólogos. Ante las críticas, Primaria resolvió revisar el contenido y ajustarlo en caso de que sea necesario.
Temas:

Educación Sexual

Seguí leyendo

Te Puede Interesar