Agro > ENTREVISTA / PABLO PERDOMO

“Se habla públicamente de ciertos temas porque hay una campaña que tiene que captar votos”

En diálogo con El Observador, Pablo Perdomo, el nuevo presidente de las Cooperativas Agrarias Federadas, aseguró que "la herramienta cooperativa es sostenible y sustentable en el tiempo”

Tiempo de lectura: -'

23 de agosto de 2019 a las 05:20

¿Cómo fueron sus inicios en el cooperativismo?

Siempre me llamaron la atención las reuniones de grupos. Mi familia nunca estuvo integrada a una cooperativa, pero a mí siempre me picó el bichito. A través de un proyecto, Jóvenes empresarios ganaderos, me uní a las Cooperativas Agrarias Federadas (CAF) en 2004. Paralelamente era productor de la cooperativa El Fogón. Posteriormente fui nombrado consejero, segundo suplente, primer suplente y titular. Creo que arranqué de tesorero y también fui secretario. Últimamente estaba como vicepresidente, acompañando a Virginia (San Martín, la ex presidenta) desde un plano más de costado, porque al mismo tiempo fui y soy el director del Instituto Nacional del Cooperativismo. Con el tiempo uno se va nutriendo, va aprendiendo y probablemente por eso mis compañeros se hayan decidido por mí.
 
¿Con qué desafíos asume este cargo?

El desafío es continuar el camino que todos mis antecesores y consejeros han marcado. CAF es una gremial de propuestas, una gremial nacional con más de 10.000 productores representados a través de las 20 cooperativas y sociedades fomento socias. Representar a todas esas cadenas globales de valor es bien importante. El mayor desafío es poder mantener el nivel de mis antecesores y poder avanzar. Esta es una oportunidad brillante para eso, porque el próximo gobierno se está armando, tratando de comunicarse con las bases, recibiendo información y números. Creemos que es una oportunidad única. Desde 1999, CAF viene haciendo esto regularmente cada vez que hay cambio de gobierno. Hemos hecho propuestas programáticas con un trabajo académico, con técnicos y consejeros de diversos sectores. El trabajo lo iniciaron durante los primeros días de 2019 y se lo entregamos a los candidatos el pasado 23 de julio.  No nos creemos los dueños de la verdad, pero esperamos hacer algún aporte. Como expresa nuestro logo de CAF, que son varios triángulos y tiene una base muy fuerte: siempre hay que escuchar y estar atentos a lo que la base necesita y propone. Creemos que la herramienta cooperativa es sostenible y sustantable en el tiempo. La base de la cooperativa es la persona y su familia. Entendemos de gran prioridad brindar las herramientas necesarias para su desarrollo cultural, económico y social. Somos empresas que no nos vamos frente a las crisis y eso es un diferencial bien importante. Desde ese punto de vista, creemos que somos atractivos para que un gobierno nos tenga en cuenta para ser partícipes para instrumentar políticas para el desarrollo.

¿Tuvieron respuestas por parte de los candidatos?

Desde CAF nos propusimos darles tiempo a los candidatos para que estudiaran las propuestas. Sabemos que tres candidatos han leído las propuestas, aunque no tuvieron tiempo para hacerlo en profundidad. A raíz de eso, nos marcamos como objetivo el 15 de setiembre tener el primer contacto para poder conversar. Nos dieron a entender que estaban comprometidos y que les gustó. Ahora hay que evaluar cómo dar respuestas a nuestras propuestas para venir con su programa y empezar a discutirlo. De hecho, muchos políticos a nivel departamental, al enterarse, nos pidieron las propuestas. Nos parece interesante que también se puedan utilizar a nivel local.

Son más de 50 propuestas de corto, mediano y largo plazo. Si tuviera que elegir una, dos o tres, ¿que eligiría?

La respuesta varía según la zona y lo que esté ocurriendo. Nosotros estamos en varias cadenas de valor y, seguramente, la necesidad de un tambero no es la misma a la de un ganadero. Creemos que en todos se soslaya el tema de la competitividad y el tema de la seguridad rural, lamentablemente. Creo que son temas principales juntos con otros. Si me das a elegir en general, te diría esos dos, pero puedo acompañarlos por muchos más: el tema medio ambiental, flexibilidad laboral en el buen sentido y no en contra de derechos ya adquiridos, tema conciencia agropecuaria y educación que son más a mediano y largo plazo. La sociedad necesita esos cambios y todavía estamos a tiempo. Creemos que con la herramienta cooperativa, con nuestros principios y valores, tenemos para aportar a la sociedad.

¿Cómo está el cooperativismo agrario?

El cooperativismo rural vive y lucha y las cooperativas, a pesar de los avatares, se quedan. No son como los capitales golondrinas que cuando aparecen las crisis se van. Tenemos un compromiso social muy fuerte. Cumplir con lo que uno se compromete es su deber. Acá quiero destacar el rol que cumplen los directivos de las cooperativas, muchas veces poniendo su firma personal frente a terceros en desmedro de su empresa personal y eso es muy fuerte.

 

 

Desde su rol de productor rural y gremialista, ¿cómo ve el ánimo de los productores?

Personalemente veo en algunos rubros que hay gente muy desanimada y en otros con expectativas, pero siempre esperando el cambio. Venga el gobierno que venga, va a tener que tomar este camino muy en serio porque se necesitan cambios para que la gente no se siga yendo, para que las empresas no sigan cerrando, para que le hinquemos el diente a la seguridad social. Con todo ese horizonte que tenemos nos preocupa no tener claras las soluciones. Hoy se habla públicamente de ciertos temas porque hay una campaña que tiene que captar votos, pero la realidad  es que vemos que el tema de los productores no se trata y no le veo una solución rápida y, para muchos, puede llegar a ser tarde. Hoy los hijos no quieren volver al campo, se van a estudiar  a la ciudad y no quieren pasar los avatares de sus padres. Creo que el productor siente todas esas cosas y eso tiene que cambiar rápidamente. Muchas veces no pedimos que se nos regale nada, sino que se nos deje trabajar y eso derrama en la economía. Creemos que a partir del 1° de marzo tiene que haber un cambio.

Insiste mucho en la conciencia agropecuaria. De hecho, quiere que sea política de Estado.

Sí. Así como creemos que el cooperativismo debe estar en la currícula de la escuela, el tema agro es fundamental. Muchas veces se habla con mucha liviandad de los productos que tenemos, el medio ambiente y demás y muchas veces se ataca al sector con un profundo desconocimiento de la realidad. Hoy inunda el nylon en cualquier almacén. Muchas veces, en la opinión pública, es más noticia cuando un productor usó mal un producto, lo que no se debe hacer, como todo el resto de las cosas que también están mal. Eso debemos cambiarlo. No es campo contra ciudad, es el país todo cinchando para el mismo lado.

 

Perfil
Datos: Nació el 13 de junio de 1968.
Familia: Está casado con Laura Fernández y tienen dos hijos: Paulino (17 años) y Catalina (15).
Actividades: Es productor rural, en Sauce del Timote (Florida); se dedica a la cría vacuna y lanar. Integra el grupo CREA Arrime Pal Fogón. Es directivo de la cooperativa El Fogón. Hace siete años es director de Inacoop.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...