Agro > ENTREVISTA / DIEGO DE MARÍA

“Siempre es saludable mantener un mercado libre, ajustando solo de acuerdo a la oferta y a la demanda”

El nuevo presidente de Lote 21 afirmó que "es imposible que no haya a veces roces cuando dentro de un mismo negocio hay negocios independientes"

Tiempo de lectura: -'

07 de febrero de 2020 a las 05:02

Es el nuevo presidente de Lote 21, ¿qué significa eso para usted?

Es una gran responsabilidad, es un honor que además me genera mucho compromiso. Hace nueve años que ingresé a este equipo, primero como escritorio invitado. Me recibieron muy bien y me sentí muy cómodo desde el principio. A los tres años tuve la suerte de pasar a ser parte de la sociedad de este consorcio, que era uno de mis objetivos, y al segundo año como socio comencé a trabajar dentro de la directiva. Hoy me toca presidir a Lote 21 con muchas ganas y la plena convicción de que el mundo de los negocios en la actualidad exige estar innovando constantemente, no se puede hacer “la plancha”, o se va para arriba o se va para abajo, por lo que me siento comprometido a responder a la confianza depositada y autoexigirme para lograr los objetivos del consorcio.

 

¿Qué valor entiende tiene hoy la herramienta de las ventas por pantalla en un mercado en el que hay diferentes opciones para comercializar hacienda?

La pantalla hoy, en lo que refiere a la reposición, se ha transformado en la principal herramienta de ventas. Cuando esto de las pantallas arrancó, allá por el inicio de este siglo, se escuchaba decir que era un modismo, que iba a tener una época de auge de dos a tres años y que después iba a terminar, pero fue todo lo contrario y tomó dimensiones que pocos podían imaginar. Hoy las pantallas, junto con la planilla de la Asociación de Consignatarios de Ganado, son la referencia de precios del mercado ganadero uruguayo.

 

¿Cómo se desarrolló su vínculo con relación a los eslabones que hay en la agroindustria de la carne?

Mi actividad comenzó dentro de una empresa familiar, con dos campos en Paysandú, uno criador en la ruta 26 y otro donde se hacía la invernada de esa cría, en la zona de Casablanca. Primero trabajé con mi padre y luego quedé a cargo de la empresa. A su vez, con la familia teníamos un par de carnicerías, hacíamos el façón en el frigorífico Casablanca y abastecíamos a esas carnicerías para el comercio al público. Después adquirí una carnicería por mi cuenta e incluso llegué a abastecer a otras carnicerías, comercializando también carne de otros frigoríficos. Esto fue el puntapié inicial para el negocio de la intermediación, dado que siempre lo que más me gustó fue la parte comercial del negocio. Todo eso, obviamente, me ha ayudado a comprender mejor todo lo que pasa en toda la cadena, a entender las dificultades que deben sortear en determinado momento el criador, el recriador, el invernador, la industria y, por qué no, hasta el propio carnicero, lo que te da una perspectiva más global de todo el negocio.

 

¿Y qué opina sobre las visiones opuestas sobre la existencia o no de una cadena integrada?

No sé si usar la palabra integrada, sí sé que hay una cadena con diferentes actores íntimamente relacionados, que se necesitan. Por ejemplo, cuando uno de los eslabones se reciente, los otros lo sienten, para bien o para mal. Creo que todos tienen claro que lo ideal es que toda la cadena funcione bien y a todos les vaya lo mejor posible, pero también es verdad y es entendible que cada uno busque lo mejor para su negocio y que haya intereses que hacen que, por ejemplo, la industria busque comprar el ganado lo más barato posible y el productor venderlo lo más caro que pueda y a veces los momentos son más favorables para uno o para otro. Lo mismo le pasa al productor, al abastecedor y al carnicero. Es imposible que no haya a veces roces cuando dentro de un mismo negocio hay negocios independientes. Por lo tanto, que haya momentos buenos a la vez para todos es un ideal que no siempre se da, que a veces se aproxima y a veces se aleja. De todos modos, siempre es saludable que podamos mantener un mercado libre, que se vaya ajustando solo de acuerdo a la oferta y a la demanda, sin regulaciones, de este modo las cosas tienden a caer o a subir por su propio peso.

 

¿Y, en ese marco, qué rol juega una exportación en pie que en 2018 alcanzó registros récord y se aplacó en 2019?

Estoy totalmente de acuerdo con la exportación en pie. Entiendo que a la industria no le guste y no le sirva. Que se dé este fenomeno no es su culpa, la culpa es de los altos costos internos con los que todo el sector agroexportador debe lidiar, esa es la razón de fondo. Si a otro país en vez de importar la carne le conviene más llevar animales en pie, con todo lo que eso le implica en materia de costos, está claro que acá algo anda mal, que estamos muy caros. Tampoco el productor tiene la culpa, ¿qué otra cosa puede hacer cuando en determinado momento la exportacion en pie le ofrece US$ 0,20 o US$ 0,30 más por kilo de lo que sacaría en el mercado interno? No voy a negar que todo ese ganado que se fue en 2018 fue mucho y lo estamos sintiendo ahora en la reposición, pero entiendo, en el fondo del tema, que es sano, como dije, que las cosas las regule el libre mercado, sin intervenciones, que se rija por la oferta y la demanda.

 

Tras un 2019 con precios récord, ¿qué espera en 2020?

Soy muy optimista aún siendo consciente de todo lo que ha pasado con China, un mercado muy importante en estos años, con esas cancelaciones de negocios y ajustes en los contratos, pero veo eso como una medida desesperada paraarancelaria para controlar un precio que se les escapaba muy rápido de las manos, algo a lo que los chinos están acostumbrados, siempre lo hacen. Están tratando de tapar el sol con un dedo. Puede ser que lo logren por unos meses, pero no tengo dudas que el mercado recuperará el tono alcista. En esta misma fecha del año pasado los precios estaban US$ 0,30 por debajo de los actuales, incluso con la baja que hemos tenido, si hoy el novillo está en US$ 3,50 el año pasado no llegaba a US$ 3,20, estamos arrancando desde un escalón mucho más arriba. La demanda de carne a nivel mundial está súper firme, aún con la incidencia de las estrategias comerciales como la de China, pero las considero conyunturales. Lo claro es que la oferta de carne en el mundo, no solo vacuna, lejos está de satisfacer a esa demanda creciente. Australia ya antes de la catástrofe de los incendios estaba con un stock totalmente insuficiente, Argentina afronta un panorama similar y Uruguay también. Estoy convencido de que en el mediano y largo plazo el negocio ganadero va a mantener la firmeza que se ha observado en los últimos meses, te diría que por lo menos por tres o cuatro años más. Incluso, hay un dato que no es nada menor. Ahora está el tema del coronavirus, que ya tienen totalmente identificado en qué ciudad y en qué mercado se originó, y ha cobrado trascendencia mundial, lo que deja a los chinos y su precaria manera de comercializar los alimentos, entre ellos la carne, en la lupa del mundo. Hoy se ven en la obligación de cambiar su modo de comercializar los alimentos por un sistema más occidental, con alimentos envasados en góndolas de supermercados, con los controles necesarios para dar mas garantías al consumidor. En ese marco, se está hablando en estos días de un negocio entre la firma JBS de Brasil, un gigante de la industria cárnica mundial, con HW Group, que es la principal importadora de carne de China. Esa asociación es algo que dice mucho, de ninguna manera esa fusión se iba a dar si esas empresas tan grandes no ven para adelante un mercado interesante y eso es una muy buena señal para el sector.

 

 

La ficha

Datos: Nació el 12 de julio de 1969, en Paysandú. 
Familia: Tiene dos hijas, Valentina de 21 años y Sofía de 14. 
Actividad: Es productor y es consignatario de ganado. Además, dirige De María Agronegocios, escritorio que es gerenciado por el rematador de la firma, Alexis Quintana. 
Gustos: El automovilismo deportivo; fue piloto de karting y en la categoría superescarabajos de la AUVO.

 

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...