Nacional > inhabilitada

Abogado de Michelle Suárez dice que su clienta "le hizo una joda al periodista"

Francisco Musso dijo que las repercusiones del chiste dejaron a su clienta "muy mal anímicamente" 

Tiempo de lectura: -'

30 de octubre de 2018 a las 09:38

El abogado de la exsenadora comunista Michelle Suárez, la abogada que tiene prohibido ejercer como tal luego de ser procesada por cuatro delitos de falsificación y dos de estafa y falsificación de documento privado, sostuvo que Suárez "le hizo una joda" al periodista que la llamó para saber si era cierto lo que indicaba un aviso clasificado de la Costa de Oro, que señalaba que seguía trabajando como si nada desde su casa, a pesar de que la Suprema Corte de Justicia (SCJ) la suspendió desde julio de este año.

En diálogo con el portal Ecos, el abogado Francisco Musso dijo que cuando Suárez recibió la llamada del periodista del programa radial Las cosas en su sitio –quien se hizo pasar como cliente interesado en sus servicios– se dio cuenta de lo que ocurría y le siguió la corriente. "Sabía que la llamaba un periodista y le hizo una joda. Nunca imaginó la repercusión que iba a tener, lo hizo como un chiste y ahora está muy mal anímicamente. Se descompensó y no quiere hablar", contó Musso.

La exsenadora está en prisión domiciliaria desde el martes 18 de abril, luego de que un médico certificara que su salud no le permitía cumplir su procesamiento con prisión en una cárcel: tiene obesidad mórbida y es una diabética severa.

La Justicia probó que la abogada fraguó firmas en un expediente que definía la patria potestad del padre de una niña, una tergiversación que permitió que el hombre fuera separado de su hija durante cuatro años. Todo el proceso judicial fue revocado por la SCJ en abril de este año, ya que los ministros entendieron que el hombre fue víctima de indefensión, fraude y "mala fe" por parte de la abogada, su colega y la madre de la niña.

Pero Suárez incurrió en más falsificaciones: en octubre, la fiscal Sylvia Mascaró solicitó un nuevo procesamiento, porque a su juicio Suárez presentó en 2015 certificados médicos falsos en un caso en el que defendía a un hombre que iba a ser desalojado; los certificados buscaban justificar la ausencia de ella y de su cliente a la audiencia en donde se determinó el desalojo, por razones de salud que, según la fiscal, figuran en los escritos redactados por el puño de la propia abogada, aunque los papeles los firmó un médico auténtico.

"Michelle tiene una salud que no es fuerte, se descompensa de forma permanente", sostuvo este lunes el abogado Musso.

De todos modos, según esta versión, a Suárez no le faltó humor para decirle al periodista, sin titubear, que quien figuraba en el aviso clasificado era efectivamente ella, y que bajo su nombre promovía sin prurito los servicios de un bufete que integraba activamente. 

“Sí, soy Michelle Suárez. Yo te cobro la consulta y se trabaja. No te va a afectar, si no yo no tendría una cartera de clientes. Aparte yo no fui mala profesional, si no no hubiera llegado a los lugares que llegué. Legalmente no hay problema”, dijo la imputada por teléfono, aunque en una primera instancia había dicho que se llama Olivia. Solo cuando el periodista le repreguntó en otra llamada si era en efecto Michelle Suárez, la primera senadora trans de la historia del país admitió que sí.

Los audios grabados por el programa radial, difundidos el 25 de octubre, fueron escuchados con atención por los ministros de la SCJ, quienes luego se comunicaron con el fiscal de Corte, Jorge Díaz, quien a su vez elevó el material a la fiscal Mascaró para que lo investigara. "Esperaremos los resultados de la actuación del fiscal y el juez competente", dijo a El Observador Jorge Chediak, expresidente del máximo órgano judicial y hoy uno de los integrantes.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...