Salud > ¿Qué es asqueroso?

Abre el Museo de Comida Asquerosa para decepcionar al estómago y hacer pensar a la cabeza

80 platos de alimentos considerados asquerosos serán exhibidos en Suecia 

Tiempo de lectura: -'

09 de octubre de 2018 a las 16:34

Queso infectado con gusanos, carne de tiburón podrida, pene de toro y vino de ratones, son algunos de los 80 alimentos que serán exhibidos como los platos más repugnantes del mundo en el Disgusting Food Museum (Museo de comida asquerosa) que abrirá a fines de octubre en la ciudad de Malmo, en Suecia.

Platos que se consumen en determinadas culturas, resultan desagradables para otras. Por eso, el museo se propone que los visitantes desafíen sus propios preconceptos de qué es y qué no es comestible y piensen en cuáles son los alimentos que les generan desagrado y por qué. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Disgusting Food Museum (@disgustingfoodmuseum) on

“La comida es mucho más que sustento. Las comidas curiosas de culturas exóticas siempre nos han fascinado. Los alimentos desconocidos pueden ser deliciosos o pueden ser más de un sabor adquirido. Si bien las diferencias culturales a menudo nos separan y crean límites, la comida también puede conectarnos. Compartir una comida es la mejor manera de convertir a los extraños en amigos”, sostuvo el museo en su sitio web.

Detrás de la creación de este proyecto se encuentra la misma persona que el año pasado llevó adelante el Museo del Fracaso: el psicólogo clínico, Samuel West, que en esta exhibición será el curador y “jefe de los disgustadores”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Disgusting Food Museum (@disgustingfoodmuseum) on

Al igual que en la experiencia previa, West vuelve con una propuesta que a priori, puede generar rechazo en el visitante pero que luego –como en el caso de el Museo del Fracaso– termina siendo un éxito.

“Siento que no estoy haciendo lo suficiente (…) para hacer algo que sea significativo para una causa ambiental”, dijo el curador del Museo de lo asqueroso en diálogo con el sitio de noticias Vox. Además agregó que si se consumiera menos carne, el impacto a nivel del medio ambiente sería muy positivo porque la industria cárnica es sorprendentemente insostenible. Es ahí donde llega la idea de exhibir otro tipo de alimentos que siendo comestibles –y adoptados por culturas exóticas–generan menos efectos dañinos sobre el medio ambiente en relación a la carne.

“Si tuviera que crear una exhibición llamada ‘La carne es mala, deberías comer insectos en lugar de avergonzarte’, no pasaría nada”, aseguró el psicólogo. Por eso se le ocurrió que la mejor manera de mostrar como opción a ciertos alimentos era a través de un vehículo en común para todos los visitantes: el desagrado, emoción básica del ser humano.

“Los nuevos alimentos amigables con el medio ambiente, como los insectos y, más adelante, la carne cultivada en el laboratorio, podrían ser una opción, pero estas cosas todavía nos disgustan. Así que empecé a pensar si podría usar mis conocimientos y experiencias recién descubiertas con exposiciones para crear algo que tendría un impacto en las personas que no se identificarían como ambientalistas, o incluso como amantes de la comida”, concluyó West.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.