Economía y Empresas > ALADI

Abreu: “Para la Unión Europea de hoy, nosotros no existimos”

El nuevo secretario general de Aladi pondrá foco en la modernización, la digitalización y la recuperación de las fuentes de trabajo

Tiempo de lectura: -'

27 de septiembre de 2020 a las 05:00

Con temple tranquilo, sonriente, mate en mano y abrazando el termo. Dos por tres se le escapa alguna anécdota corta, o frase campechana. Así llegó a la redacción de El Observador Sergio Abreu, el nuevo secretario general de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi). Su nuevo cargo es para el período 2020-2023, en reemplazo del mexicano Alejandro de la Peña Navarrete.

Abreu es abogado (74 años), del Partido Nacional, fue canciller de Uruguay (1993-95), ministro de Industria, Energía y Minería (2000-2002) y senador en varios  períodos (1990-93, desde 2005 a 2015 y desde marzo a setiembre de 2020). Presidió la Ronda Uruguay del GATT y la Conferencia Ministerial de Marrakech –que dio nacimiento a la Organización Mundial de Comercio (OMC)– y ocupó el cargo de director del Departamento de Administración y Finanzas de la Aladi (1979-89), entre otras actuaciones de una larga trayectoria.

Sobre sus contactos, se apresura en aclarar: “Mis conexiones internacionales son fuertes, pero no tienen camiseta política”. Abreu, casado y con cuatro hijos, conocido por su sesgo conciliador, no está exento de un perfil polifacético: toca la guitarra, canta, escribe estrofas y grabó un CD. Lo suyo es la familia, la política, la abogacía y la música folclore, suele decir.

¿Qué reflexión le merece su elección como secretario general de Aladi?

Es muy importante el ser acompañado por consenso, lo que significa que no hay ninguna posición contraria. Son trece países que conforman la Aladi y dieron su conformidad a mi candidatura. Eso es importante para el organismo.

¿Cuál será su objetivo?

Aladi quiere aumentar el comercio intrarregional y buscar formas de recuperar fuentes de trabajo. Esa va a ser la prioridad de Aladi. A pesar de ser el más rico, este continente es el más desigual del planeta, con una pandemia que tuvo impacto en la pérdida de 25 millones de puestos de trabajo, que son de micro, pequeños y medianos empresarios y empleados informales, es decir, los sectores más vulnerables, que son muchos en la región. Hay que ver cómo luchamos para recuperar el comercio y para que los países se entiendan y tengan mayores liberalizaciones y complementación, para que haya un contacto más permanente entre los empresarios de los distintos países.

El cargo de secretario general es solo de tres años, ¿qué tanto podrá impulsar esas iniciativas?

Prendo la antorcha y la dejo para el que viene. Las normas están, lo que yo voy a poner, es el ritmo. No tengo complejo refundacional. Acá tenemos que darle vida a algo que está con cierta debilidad y lo demás que se proyecte. Porque Aladi, o los organismos de comercio, antes eran los que marcaban la línea, pero ahora los países con sus tecnologías y demás van adelantados. Entonces nos miran como algo no tan necesario.

¿Han perdido espacios?

Por lo menos hemos perdido utilidad instrumental, que es lo que tenemos que dar.

¿Cómo lo van a hacer?

El tema digital es clave, está vinculado a los trámites y a la facilitación del comercio, pero también a la política de los servicios. La digitalización del comercio y de las relaciones es el salto que tiene que dar, precisamente, el comercio intra Aladi, de los países de la Aladi. Hay instrumentos, como la plataforma digital, que van acercando a los empresarios y en los que hay que profundizar, hay que facilitarles las resoluciones del comercio, como el certificado de origen digital para que los productos se beneficien de las concesiones. Hay cosas que no han tenido los resultados que esperábamos en un principio.

¿Qué resultados esperaban y cuáles lograron?

Actualmente solo el 10% del comercio regional es intra Aladi, es lo que hemos alcanzado. Pero la tendencia mundial es ir más hacia afuera, que los acuerdos comerciales se realicen fuera de la región, como los acuerdos de los países de América Latina con China o Mercosur-Unión Europea. Tenemos que buscar un fortalecimiento interno, no es fácil porque la estructura productiva de nuestros países es de bienes primarios, agrícolas, y hoy, lo más importante no son tanto los productos, sino los servicios, el transporte, los seguros, el turismo, las comunicaciones, las finanzas, las patentes, las marcas, los derechos de autor.

¿Qué opina de las políticas proteccionistas de algunos gobiernos de los últimos años?

Hoy la apertura comercial es absolutamente indiscutida. El proteccionismo es un tema de ocasión y también muy dañino. Los países en vías de desarrollo que aplican políticas proteccionistas a sus industrias y actividad, que no tienen el impulso de la tecnología para competir en el mundo, tienen la pobreza asegurada, porque el mercado global hoy se dispara. El 60% de los productos que se exportan son semi-terminados, se terminan en otros lados. Eso viene de la mano de la apertura. Hay que reforzar el multilateralismo.

¿Qué piensa del rol de América Latina ante la guerra comercial entre Estados Unidos y China?

El problema de hoy es que China y Estados Unidos arreglan sus problemas fuera de la OMC. Entre ellos administran comercio y se salen de las normas. La preocupación que tengo por nuestra región es que, de alguna manera, somos irrelevantes en materia de competencia internacional, porque los grandes deciden. Cuando Trump negocia con China, no piensa si perjudica o no a América Latina. El trabajar fuera de las reglas siempre le da la razón al que tiene más fuerza. Estados Unidos desmanteló el sistema de resolución de controversias de la OMC. Hay muchas cosas que no funcionan. Es como si yo viniera a jugar el Campeonato Uruguayo de Fútbol, y les dijera a los demás cuadros que jueguen, pero nosotros lo haremos sin la ley del offside o sin los jueces de línea. El no alineamiento es muy importante. Sin reglas estamos perdidos.

¿El problema es que los organismos internacionales están siendo ignorados?

Ese es el problema. Hay que cumplir las reglas, fortalecer y modernizar los organismos, desarrollar los instrumentos que faciliten el comercio.

¿Qué opina del fracaso del acuerdo Mercosur-Unión Europea?

Es producto de la nueva realidad. La Unión Europa de hoy no tiene como prioridad a América Latina, sino prioridades geopolíticas. Nosotros no existimos. Si la voluntad política existe, se firma. La ventaja que tenemos es que somos el granero del mundo, alimentos y agua dulce, pero Europa tiene el brexit y una cantidad de dificultades y, si no tiene una unidad muy grande, va a demorar la firma del acuerdo. Este tema va mucho más allá del argumento de la Amazonia.

Para redondear, ¿cuál es la agenda concreta para los próximos días?

La Expo Aladi que realizará con Ecuador para acercar a los empresarios, será el próximo mes y en formato digital. La agenda incluye: plataforma digital multiplicada en todo lo que se pueda y cooperación técnica con otros organismos, como la Cepal y la Comunidad Andina. También voy a decir: “Señores, no hablemos más de política, discutamos eso en otros ámbitos, aquí hay gente que se muere de hambre y ¿nadie es responsable?”. Mi compromiso es piñón fijo o como una 4x4, trabajar con ritmo, hacer propuestas. No va a ser fácil porque hay distintos países e intereses. Pero de eso se trata. A mí no me gustaría ser un sobreviviente más de la burocracia internacional. No nací para eso.

El papel de Aladi

Aladi cumple un rol de fortalecer el comercio regional, con el propósito de reducir y eliminar las trabas al comercio recíproco de sus países miembros. También actúa como registro notarial de los acuerdos de integración regional, que incluye los de Mercosur, la Alianza del Pacífico y el Pacto Andino, así como los acuerdos bilaterales, como por ejemplo, el suscrito entre Uruguay y Chile.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...