Economía y Empresas > REFORMA DE LA SEGURIDAD SOCIAL

AEBU rechaza que fuentes de ingresos de la Caja Bancaria vayan a sectores acomodados

El presidente de la Comisión de expertos de la reforma de la seguridad social (CESS), Rodolfo Saldain, había cuestionado el funcionamiento de algunas cajas paraestatales 

Tiempo de lectura: -'

24 de diciembre de 2020 a las 05:04

Rodolfo Saldain, presidente de la Comisión de reforma de la seguridad social (CESS), considera que existen pagos que realiza toda la población que van a las jubilaciones de los “sectores acomodados” de algunas cajas paraestatales y eso no le parece “razonable”.

El abogado y experto en seguridad social puso como ejemplo la prestación complementaria patronal (PCP) de la Caja Bancaria y los distintos timbres que paga toda la población y van a la Caja Profesional.

Pablo Andrade, dirigente sindical de Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU) y recientemente nombrado consejero honorario de la Caja de Jubilaciones y Pensiones Bancarias (asume en febrero 2021), cuestionó en entrevista con El Observador la postura del presidente de la CEES. 

¿Qué tiene para decir sobre la prestación complementaria patronal (PCP) de la Caja Bancaria que Saldain sostiene que termina en los sectores más acomodados?

Toda la seguridad social funciona como un costo para el funcionamiento de las distintas actividades empresariales. Cualquier ciudadano, integre la seguridad social o no, en los servicios y productos que compra, cada vez que hay una transacción económica, incluye el costo de la seguridad social. O sea, toda la sociedad financia la seguridad social. Por lo tanto, aislar a uno de los subsistemas (por la Caja Bancaria) y decir que allí se derivan los recursos de la sociedad, es una falacia. Lo que sí ocurre es que el costo del sistema de la seguridad social circula en toda la economía. 

En la Caja Bancaria existe un aporte patronal que tiene dos componentes: el de aportar sobre la cantidad de trabajadores, y la tasa (no impuesto) de aportes sobre los activos de las empresas financieras, que es la que genera la ganancia. Esto último apunta a independizar la financiación de la seguridad social de la cantidad de puestos de trabajo del sistema. El sistema social en general, no solo la Caja Bancaria, debería apuntar a eso.

Si analizamos al PCP, vemos que, paradójicamente, las empresas que menos aportan a la seguridad social son las que tienen las tasas más altas: las financieras y las cooperativas de ahorro y préstamo, que tienen tasas muy superiores a los bancos. Por lo tanto, la incidencia de la PCP en el costo de los servicios es ínfima, estamos hablando de un 0,25 por 1.000. Es una tasa absolutamente pequeña en la estructura. Si comparamos, el BCU cobra una tasa de contralor de 0,15 por 1.000, que se aplica de la misma manera que la tasa que financia la caja bancaria.  

En el caso de la Caja Bancaria, esa tasa, a pesar de ser pequeña, genera un buen ingreso para la institución; el 28% de sus ingresos está financiado por ese gravamen.

Lo que se cuestiona no es tanto al PCP en sí, sino que esté dirigido a las jubilaciones de los sectores más acomodados de la Caja Bancaria, ¿lo ve así?

Cuando el Cinve estudia el sector bancario con las viejas empresas afiliadas a la caja bancaria, las históricas, llega a la conclusión de que el trabajador durante su etapa laboral aporta más de lo que va a percibir como jubilación al momento de retirarse. Por eso no hay transferencia de la sociedad para cubrir jubilaciones de privilegio. 

¿Ese recurso va a todos los jubilados de la Caja Bancaria?

Va a todas las jubilaciones posteriores al año 2008, según la ley vigente; son las jubilaciones que hoy se están generando. Hay empresas históricas en la Caja Bancaria, que son las que estaban antes de 2008, y las que se incorporaron después de ese año. Estas últimas tienen salarios más bajos y aportes a la seguridad social también más bajos, producto de que en esa ley no se las quiso equiparar con los bancos, en aporte patronal y personal. Ese colectivo aportan al sistema de jubilaciones menos de lo que va a percibir. Y esas jubilaciones, que son las más bajas, están siendo subsidiadas por los propios trabajadores bancarios, por un sistema de solidaridad interno.

El sistema solidario fue diseñado para permitir que los sectores de mejor salario, cuando se jubilan, financien de alguna manera a los sectores que tendrán jubilaciones menores. Esto no es un sistema de privilegios internos, y hablar de que la sociedad subvenciona jubilaciones de privilegio, como se ha hecho, es un elemento falso.   

La controversia también surge porque los recursos van directamente a la Caja Bancaria y no a todo el sistema.

Cuando los jubilados bancarios pagan el IASS (ingresos anuales de la seguridad social), que son US$ 60 millones al año, están financiando al BPS. O sea, mientras los jubilados bancarios y el Estado ponen US$ 10 millones para la caja bancaria, los jubilados bancarios ponen US$ 60 millones al BPS. 

¿Qué tan fuerte es el debate sobre ese punto a nivel de la discusión de la reforma del sistema previsional?

Supongo que Saldain pone el foco en esto porque está decidido en que el sistema elimine las cajas paraestatales, y porque conceptualmente prefiere un sistema en el cual se rebaje al mínimo la prestación básica y sea casi todo ahorro individual. Él es pro ahorro individual y no generación colectiva social de ahorros económicos para financiar la seguridad social.

AEBU sacó un comunicado en el que la reforma del sistema de la seguridad social no debería incluir a la Caja Bancaria, dado que los déficit no estarían en esta institución, ¿mantienen esa posición?

Sabemos que hay parámetros de la seguridad social que nos van a involucrar; lo que sí defendemos a rajatabla es la autonomía de la Caja Bancaria y las fuentes de financiación que hoy tiene. En eso nos reafirmamos en que tiene que ser conservada tal como está. 

¿Qué están dispuestos a discutir, por ejemplo?

Aspectos actuariales, el tema de la edad de jubilación, temas de funcionamiento del sistema para que esta caja se adecue al régimen general. 

Pero la reforma va a incluir todas las cajas, según anunció la CESS, y es probable que se toquen más variables de las que usted menciona.

Será parte de la discusión que tenemos que dar. Pero que quede claro que el camino que eligió la Caja Bancaria es el menos oneroso para el país. Las propuestas de llevar a la caja bancaria al régimen general, o la de equiparar los aportes patronales al resto del sistema, o de eliminar el PCP, o de crear una AFAP para los trabajadores bancarios, todas esas propuestas representaría una carga mayor para la economía nacional que la actual. 

¿Tiene algo más que quiera agregar?

Sí, es llamativo que en toda esta discusión sobre los privilegios y costos para la sociedad no se hable de la Caja Militar. El militar se retira con un grado por encima de su último grado de actividad; es decir nunca aporta lo que cobra después. En la discusión de la reforma del sistema previsional, se intenta discutir sobre cosas que aplican a algunos, pero a otros se los deja afuera. 

Pero la Caja Militar fue convocada y ya fue a una audiencia de la CESS; está incluida en agenda de la reforma.

Sí, pero no se habla de las jubilaciones de $ 300 mil del personal superior de las Fuerzas Armadas que las financia íntegramente la sociedad. Eso sí son privilegios. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...