Nacional > Emergencia sanitaria

El afloje de las perillas: qué actividades van recuperando los uruguayos en la emergencia sanitaria

A 191 días de la llegada del coronavirus a Uruguay distintos sectores han reiniciado con aforos y protocolos sanitarios

Tiempo de lectura: -'

22 de septiembre de 2020 a las 05:03

"El individuo sintió que su libertad responsable no solo iba a determinar su vida, sino la de los seres cercanos y la comunidad. El Uruguay entendió y aplicó su libertad responsable como pocas veces vi en mi vida”, expresó en junio el presidente Luis Lacalle Pou.

A 191 días de decretada la emergencia sanitaria en Uruguay –resuelta por el gobierno el 13 de marzo a partir de la confirmación de los primeros cuatro casos de covid-19– los distintos sectores de actividad recuperan de forma paulatina su actividad, aunque supeditados en todo momento a las limitaciones definidas por los protocolos sanitarios para evitar la propagación del virus.

En el ámbito de la educación comenzaron a ser implementadas durante setiembre nuevas flexibilizaciones. El Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) autorizó a extender los horarios de clase a sus tiempos normales, siempre y cuando se mantengan las medidas de distanciamiento.

"En el caso de la educación pública va a tener muy poco impacto y en la privada lo evaluará cada uno, porque acá lo más importante es preservar la salud”, advirtió Robert Silva, titular del Codicen. “Hay que ver la posibilidad de cada centro de hacerlo. En la educación pública ya les digo que va a tener relativo poco impacto por nuestra disponibilidad edilicia", dijo el jerarca en rueda de prensa.

Los salones de fiestas infantiles fue uno de los ámbitos que se reincorporó en el último mes a la actividad con el protocolo aprobado por el Ministerio de Salud Pública. Los lineamientos que contaron con el visto bueno de la cartera implicó un máximo de dos horas y media de duración por cada evento, con un aforo máximo de 60 personas. Las celebraciones no pueden prescindir del alcohol en gel ni del registro de los ingresos para asegurar la trazabilidad por si alguno de los asistentes a la fiesta llega a ser diagnosticado con covid-19.

El presidente de la Asociación de Salones de Fiestas del Uruguay (ASFU), Daniel Serrato, consideró que la aprobación dejó “sabor a poco”.

Las fiestas de 15, casamientos y otros eventos bailables siguen a estudio del MSP, luego de que la ASFU presentara, el 1°de setiembre, “mejoras” en su propuesta de habilitación, cuando mantuvo una reunión con los jerarcas de la cartera.

Según explicó Serrato a El Observador, una de las adaptaciones al texto sugerido consistió en que las instancias de baile sean con tapabocas y sin vasos en la pista. Desde el MSP apuntaron que la autorización de bailes con más de 60 personas no es una posibilidad.

La ASFU anunció este lunes que el Ministerio de Economía y Finanzas remitirá al Parlamento un proyecto de ley para exonerar al sector de aportes patronales al Banco de Previsión Social (BPS). Así lo aseguraron en un comunicado tras recibir la confirmación de la ministra Azucena Arbeleche. El documento ingresará al Parlamento "en los próximos días". "En cuanto a la exoneración de pagos de DGI seguiremos trabajando y luchando incansablemente hasta lograr nuestro objetivo que es hacer justicia con nuestro sector que ha venido siendo muy afectado por esta pandemia", expresó la gremial.

Desde comienzos de mes la Dirección Nacional de Cultura flexibilizó las condiciones para el desarrollo de obras de teatro. De esta manera los actores y artistas sobre el escenario pueden tener contacto. En tanto, a raíz de una nueva flexibilización se comenzó a permitir el uso de las salas para más de una función diaria, aunque con la debida higienización entre uno y otro evento.

La nueva definición también admite el uso de todas las filas de butacas en la sala –antes solo podía ubicarse a la gente en las pares– , aunque dejando dos asientos libres de por medio y disponiendo a los espectadores en zig zag respecto a las filas de adelante y de atrás. La primera fila siempre debe estar libre para asegurar las distancias con el escenario. El aforo continúa siendo del 30% de la capacidad total de la sala, aunque ahora también pueden usarse las salas más chicas.

A comienzos de agosto reabrieron sus puertas los museos, así como también los cines y las termas –en este caso con la mitad de su aforo–. Desde mediados de año se habilitaron los recitales en bares y restaurantes que aseguren una distancia de dos metros entre mesa y mesa, donde los espectadores deben estar sentados y sin bailar. Las mesas pueden tener hasta cuatro personas, mientras que debe asegurarse una distancia de cinco metros con el escenario.

A la lista de eventos sociales habilitados se suma la de los comicios departamentales y municipales a celebrarse el próximo domingo 27 de setiembre. Las elecciones deberían haber tenido lugar el 10 de mayo, pero fueron aplazadas por ley a raíz de la emergencia sanitaria.

Otra perilla aflojada desde el comienzo de setiembre fue la de las ceremonias religiosas, con el inicio de una nueva fase sanitaria que admite hasta dos celebraciones diarias con un lapso de siete horas entre sí. También se extendió el tiempo máximo de duración admitido, extendido de 45 minutos a una hora.

No obstante, permanecen las condiciones fijadas para fieles y sacerdotes: uso de tapabocas, aforo de un tercio de la capacidad total de las instalaciones, registro del celular al ingresar, y alcohol en gel para los clérigos tanto antes como después de dar la comunión.

Flexibilizaciones en el deporte

Otro ámbito que muestra progresivas flexibilizaciones a las limitaciones dispuestas inicialmente es el del fútbol. Por un lado, además del fútbol profesional, se aprobó el retorno de la Copa Nacional de Selecciones de la Organización de Fútbol del Interior, reiniciada dos semanas atrás.

El protocolo no admite la presencia del público, por lo que la OFI elevó al MSP una propuesta para permitir el ingreso de los aficionados de acuerdo a las condiciones de las distintas canchas, entre las que se distinguen tres tipos: aquellas sin tribunas, aquellas mixtas –una parte con gradas y otra sin– y aquellos estadios en que el 100% de las parcialidades disfrutan del espectáculo desde la tribuna. El texto de OFI está a estudio del MSP.

En setiembre, el gobierno también dio el visto bueno para que los clubes uruguayos participen en la Copa Libertadores. En este caso la medida solo alcanza a Nacional y Peñarol, los uruguayos que disputan el torneo desde el reinicio de los partidos el 15 de setiembre.

Los extranjeros que lleguen a Uruguay para jugar los partidos deben hacerlo en vuelos chárter y alojarse en hoteles lo más alejados posible del centro de la ciudad. En el caso de las delegaciones uruguayas que retornen al país luego de las disputas, deben incurrir en un aislamiento de siete días, y acreditar un hisopado negativo al momento del arribo.

A finales de junio se aprobó el protocolo para la reapertura de clubes deportivos y gimnasios, por más que muchos ya desarrollaban su actividad con base en una resolución del 19 de marzo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, que mandató a las empresas a coordinar sus propios protocolos de "actuación y prevención ante el riesgo" del covid-19. El documento aprobado en junio señalaba que las instituciones deberían “reducir el aforo de la instalación garantizando el distanciamiento social mínimo de 3 metros cuadrados mediante la separación (o alternancia de los aparatos en el equipamiento); el marcado de suelo; y la vigilancia por parte del personal”.

En aquella instancia quedó prohibida la apertura de piscinas y vestuarios, lo que ocasionó inspecciones y sanciones por parte de los gobiernos departamentales.

En setiembre, no obstante, la Secretaría Nacional de Deportes admitió en un comunicado el uso de piscinas con fines terapéuticos y de los respectivos vestuarios exclusivos para esa actividad. El organismo insistió con que las actividades deberían desarrollarse sin público.

También fueron retornadas las actividades al aire libre y los ejercicios individuales en espacios cerrados de las plazas de deportes.

Otra de las reaperturas que trajo el mes de setiembre fue la del Mausoleo donde reposan los restos de José Gervasio Artigas, que reabrió sus puertas al público tras casi cinco meses de permanecer cerrado.

Una flexibilización pendiente de ser autorizada por el Poder Ejecutivo es la de la ampliación del horario de actividad de los shoppings, que actualmente funcionan ocho horas de lunes a viernes y nueve horas los fines de semana.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...