Economía y Empresas > operativa

Agentes de pesca internacional reclaman por espacio en puerto

Crecen los tránsitos de pesqueros y las autoridades controlan que no realicen actividad ilegal

Tiempo de lectura: -'

19 de julio de 2017 a las 05:00

Buques pesqueros de bandera extranjera realizan tránsitos de mercadería en el Puerto de Montevideo y por año algunos de ellos llegan a movilizar 12.000 contenedores refrigerados. Esa mercadería genera al año cerca de US$ 19 millones entre costos de logística, descarga y carga de mercadería y mano de obra. Pero la llegada de esos barcos también provoca dudas en algunos sectores ya que, por ejemplo, los barcos chinos tiene mala fama y muchas veces son acusados de realizar capturas en aguas no permitidas. Con ese escenario, desde el año pasado existe la Cámara de Agentes de Pesqueros Extranjeros (CAPE), conformada por 12 integrantes, entre agencias marítimas y operadores portuarios locales que trabajan con flotas pesqueras internacionales.

Esas firmas se encargan de dar servicios a los buques extranjeros, incluyendo gestiones ante la Administración Nacional de Puertos (ANP) y la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (Dinara), mientas el gobierno afirma que se realizan los controles necesarios para que esos barcos no pesquen ilegalmente en aguas uruguayas.

Las 12 empresas que forman la CAPE trabajan con 186 barcos pesqueros de bandera extranjera que por año llegan a movilizar en la terminal montevideana 350.000 toneladas de pescado y calamar capturados, básicamente, en el Atlántico Sur.

El presidente de la CAPE, Aldo Braida, informó a El Observador que los barcos pesqueros de bandera internacional llegan a la terminal y en las áreas públicas se descarga la mercadería que luego es embarcada en buques de ultramar en los que viajan hasta su destino final.
En 2015, la operativa de carga descarga de pesca internacional en el puerto de Montevideo precisó de 175.000 jornales.

"Sin ser bienes uruguayos, generan mano de obra local en todo el proceso desde que el buque llega al puerto hasta que se va", explicó Braida.
El empresario informó que durante 2016, la actividad de la pesca internacional se redujo 20% en comparación con 2015 por una menor captura de pescado. Pero en los primeros meses de este año volvió a repuntar la actividad y se espera superar la de 2016.

Por su parte, el director de la Dinara, Daniel Gilardoni, dijo a El Observador que "Uruguay se ha preparado para controlar esa flota que muchos dicen que es ilegal, pero para decirlo hay que demostrarlo porque están pescando en aguas internacionales".

El jerarca expresó que "antes de 2005, si me preguntaban, yo prefería prohibir el ingreso de ese tipo de buques; después me di cuenta de que representan posibilidades de trabajo, ingresos para el país y también Uruguay tiene relaciones comerciales con los que pescan en esas aguas internacionales".
"El camino que elegimos fue el de controlarlos", afirmó Gilardoni.
Con el crecimiento de los tránsitos de pesca extranjera se han generado algunos inconvenientes en la terminal montevideana. Braida indicó que la dificultad más grande es "la disponibilidad de muelles para atracar; luego que eso se consigue no surgen problema de demora y se opera en forma ininterrumpida".

Añadió que se trabaja en forma "bastante apretada porque la actual infraestructura portuaria no está prevista para este tipo de buques. A veces hay que buscar un rinconcito para atracar".

El empresario expresó que "en ninguno de los muelles del puerto hay prioridad para los pesqueros; pero es bueno reconocer que en la ANP hay profesionales que conocen el puerto, los espacios y con ellos se busca la manera para que el buque pueda entrar y operar".

Pesca local

En contrapartida, los números de la pesca uruguaya no mejoran.
Según datos del Instituto Uruguay XXI, las exportaciones de pescados y productos del mar alcanzaron los US$ 90 millones en 2016, frente a los US$ 114 de un año atrás.
Eso marcó un descenso de las ventas de 20,4% en la comparación interanual. A su vez, según datos aduaneros a los que accedió El Observador, entre enero y junio de este año las solicitudes de exportación fueron por US$ 37,8 con un volumen de 22.270 toneladas. El dato semestral marca una mejora con el de igual período del año pasado cuando las ventas externas fueron por US$ 31,7 millones.

"La situación no cambio mucho en relación a los últimos años; el sector sigue teniendo problemas de precio y competitividad", señaló Gilardoni. Años atrás, Nigeria –al impulso de los precios internacionales del petróleo– se había convertido en un fuerte comprador de corvina uruguaya. Pero el barril de crudo estaba por encima de los US$ 100 y ahora vale menos de la mitad. Eso genero que el país africano perdiera divisas y ya no fuera un fuerte importador de mercadería.

"Brasil es otro cliente importante de corvina, pero son conocidos los problemas económicos por los que ha atravesado", manifestó el director de la Dinara. "Hace cuatro años, la corvina entera valía US$ 2.100; hoy US$ 1.500", concluyó Gilardoni. l
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...