Ediciones especiales > OMedia para Laboratorios Abies

Almada: “El cambio está sucediendo” para una sociedad más justa

Ibana Almada está al mando del laboratorio Abies, fundado por su familia hace 28 años, y se apronta para lanzar una nueva línea de cosméticos naturales concebida para el mercado mundial
Tiempo de lectura: -'
29 de noviembre de 2023 a las 05:00

¿Siempre tuviste el espíritu emprendedor?

Desde chica tuve curiosidad por desarrollar proyectos, que se armaban como resultado de algún sueño o de la ilusión de crear algo diferente y útil. Empecé a emprender desde muy jóven, con variedad de resultados. Al principio con más errores que aciertos. Hace 30 años empecé con una amiga fundando una empresa de relocation services para ejecutivos de Argentina y Uruguay, sin demasiado éxito, porque lo que vimos como oportunidad aún no tenía volumen de mercado. Empecé a entender el concepto de oportunidad y los desafíos de la ejecución.

Después seguí emprendiendo, intentando con audacia, un poco de inconsciencia, energía y la fuerza del entusiasmo. En el camino pasé por ayudar a mi hermano con su agencia de promociones para quedarnos con la cuenta de Quilmes en un verano, ganándole a agencias grandes, hasta trabajar como marchant o art dealer, representando a un artista uruguayo en Argentina. 

Todas esas cosas te van marcando. Esa fuerza recorre la vida del emprendedor y mantiene siempre esa capacidad de reciclaje, de ilusionar a otros.

En esos años, al terminar la Universidad me casé y me vine a vivir a Argentina y desarrollé mi carrera allí. Primero en un emprendimiento que fundamos con mi esposo, y después en la empresa IRSA, la empresa más grande de real estate de Argentina y responsable de la mayoría de los shoppings del país. Allí estuve como responsable de Marketing para Abasto y DoT, y después como responsable regional para los shoppings del interior y para Distrito Arcos.

Fueron años de mucho aprendizaje, donde la cultura emprendedora “de garage”, como se la llama, se fortaleció y mejoró con el aporte profesional de las estructuras de empresas grandes, lo que me permitió más adelante llegar a Abies con una formación y experiencia más completa.

¿Cómo se dio tu llegada a la empresa familiar?

En 2013 mis padres plantearon que era momento de una transición. O alguno de nosotros (por mi y mis hermanos) se hacía cargo de la empresa, o se vendía. Así que dejé mi cargo de Brand Manager de IRSA Centros Comerciales, y decidí sumarme al sueño que habíamos visto crecer gracias a mis padres. Hoy es una empresa que tiene 28 años en el mercado.

Yo me había separado, pero seguía viviendo en Argentina, porque allí estaban mis hijos, y entonces empecé viniendo a Uruguay un par de veces por semana. Me levantaba muy temprano y volvía a última hora, para pasar una sola noche fuera de casa. El resto de los días trabajaba a distancia, que en aquel momento era menos común. Fue un gran desafío combinar la vida familiar y este nuevo comienzo laboral, para estar presente en ambos lugares. Con el tiempo empecé a estar más días en Montevideo.

Ahora, en paralelo, estás al mando de un nuevo emprendimiento ¿de qué se trata?

Es un desafío que empezó por crear una línea cosmética en base activos naturales, aceites que son bioactive oils. Se llama “Helena, the spirit of beauty”. Ese conjunto de activos interactúan con la piel de adentro hacia afuera, creando un concepto que tiene más que ver con la belleza interna. 

Mi gusto por la cosmética y el cuidado de la piel tiene recuerdos muy tempranos, en la casa de mi abuela, mirándola aplicarse sus cremas, escuchándola contarme para que utilizaba cada una, mientras me dejaba probarlas en mi piel de niña. Las cremas eran un ritual de belleza, de cuidado, y un momento casi introspectivo frente al espejo, el momento de la rutina de cuidado de la piel. Hoy son recuerdos especiales, tardes de verano en vacaciones en las que solía quedarme a dormir en su casa.

Helena es una línea con un nombre en inglés porque está pensada para un mercado más global, pero con raíces muy latinas, porque cada uno de los aceites tiene una historia y está identificado con una región en particular. Tenemos la suerte de haber creado también la fábrica (GMP) que va a producir Helena, que se llama Blossom Pharma, ubicada en zonamérica.

Pensamos lanzar en marzo una línea completa de 10 productos, que son de calidad premium pero accesibles, porque apostamos a la simplicidad. El desafío era simplificar la rutina de skincare de las mujeres. Desde que presentamos la marca ya cerramos contratos para vender, en México, Argentina, Uruguay y Dinamarca.

Por otra parte, estamos con todo pronto para poder exportar, a partir de 2024, los productos de Abies hacia Argentina. Y en 2025 hacia otros países de la región. Es un proyecto personal, que surgió en la pandemia, porque estamos convencidos que Abies tiene mucho para aportar en esos mercados a través de su línea de fitomedicamentos y suplementos con calidad farmacéutica. También con nuevos desarrollos y formas farmacéuticas que saldrán al mercado en cuanto reciban la aprobación del Ministerio de Salud Pública.

¿Cuáles son los principales desafíos para las mujeres emprendedoras?

Son varios. El principal tal vez es tener que demostrar que lo podemos hacer. Las mujeres en nuestros roles laborales tenemos, en general, que probar que estamos capacitadas para cumplir con la tarea, a veces con estándares más altos que nuestros colegas hombres. Sin embargo el cambio está sucediendo para integrarnos a todos de un modo más justo y en eso las nuevas generaciones nos enseñan mucho.

Y también, obviamente, el peso de los cuidados que sigue recayendo en su mayoría en las mujeres. Algunas veces por elección y muchas otras por roles asignados. 

Cuando estaba en IRSA y me surgió la oportunidad de hacerme cargo de los shoppings del interior del país, una de las condiciones que puse fue la de poder trabajar de forma remota, viajando solo algunos días al mes. Por suerte fui contemplada y pude acompañar mi desarrollo profesional sin descuidar el desarrollo de mis hijos. Hoy en día todo está mucho más naturalizado, y eso es un logro que nos beneficia a todos como sociedad.

¿En qué hay que trabajar para eliminar esas barreras?

Es necesario ir hacia la igualdad en los cuidados,en las licencias parentales y ese tipo de beneficios. Tenemos que empezar a imitar a los países que ofrecen licencias por paternidad y maternidad extendidas y obligatorias para madres y padres. 

¿Tu propia experiencia en ese sentido influye en la forma que conducís tus negocios?

Abies es un laboratorio liderado por una mujer, con una perspectiva de género muy consciente en ese sentido. En Abies, las mujeres - y también los hombres - que trabajan con nosotros son siempre contempladas en sus necesidades para balancear la vida familiar y la laboral. Ofrecemos flexibilidad para contemplar todas las instancias de cuidados que puedan surgir, porque sabemos de las dificultades que pueden surgir.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...