Nacional > INFORME INEED

ANEP incumplió tres de las cuatro metas de egreso fijadas para liceales en 2018

Para Pablo Cayota, directivo de INEEd, los resultados de inequidad presentados este jueves "hieren la sensibilidad republicana" 

Tiempo de lectura: -'

01 de agosto de 2019 a las 15:41

Uruguay se encuentra muy por debajo del promedio regional en cuanto a egresos en educación media: en total solo cuatro de cada diez jóvenes terminan el liceo, según el Informe sobre el estado de la educación en Uruguay 2017-2018 que presentó este jueves el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEEd). Uno de los directivos del organismo, Alejandro Maiche, dijo a El Observador que, además, Uruguay está entre los peores países de la región en niveles de egreso de estudiantes de secundaria. 

El sistema educativo uruguayo, en este sentido, se ha mantenido estancado a pesar de haber sido el período, según asegura el gobierno, donde más se invirtió en educación.

El informe revela que no se alcanzaron tres de las cuatro metas relativas al egreso de estudiantes de secundaria (liceo y bachillerato) fijadas por la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) para 2018.

Para el año pasado, la ANEP se había propuesto que el 68% de los liceales en edad oportuna (16 años) egresen del ciclo básico. Sin embargo, se llegó al 65,7%. En educación media superior (bachillerato) las dos metas planteadas tampoco se cumplieron. En edad oportuna (19 años) se quería llegar al 38% de egresos pero se alcanzó un 35,9%. En los estudiantes con rezago (21 a 23 años) la ANEP se proponía que casi seis de diez de ellos terminaran el bachillerato, pero esa cifra quedó muy por detrás: los estudiantes de ese rango etario solo llegaron a un 42,7% en 2018.

Sin embargo, la meta en educación media básica en edad de rezago (18 a 20 años) sí fue cumplida. El gobierno se había propuesto llegar al 75% y lo superó por cuatro décimas porcentuales.   

El informe también deja en evidencia una importante brecha que separa a los más ricos de los más pobres no solo en cuanto a egresos (solo 17 de cada 100 en los contextos más críticos culminan el liceo) sino en logros en aprendizajes.

"No solo el sistema educativo sino todo el Uruguay tiene el enorme desafío en los próximos años de lanzar una batalla contra la inequidad de los resultados educativos. Una batalla por la justicia, como decía Juan Carlos Tedesco, y en eso tenemos que estar todos. Sin duda, el sistema educativo en primer lugar, encarando los aspectos que tienen que ver no solo con mejor infraestructura, mejor salario docente, mejor cobertura –como sí ha sucedido en los últimos años– sino que es necesario encarar una verdadera revolución pedagógica. Es la hora de la pedagogía para revertir estos resultados de inequidad que realmente hieren la sensibilidad republicana", dijo a El Observador Pablo Cayota, uno de los directivos de INEEd.

El desempeño en matemáticas arroja los siguientes números: el 63% de los estudiantes de tercero de liceo se encuentran en los dos niveles más bajos de aprendizajes. Es decir, no son capaces de realizar, por ejemplo, un promedio numérico. Pero ese número se agrava si se analiza solamente los liceos ubicados en contextos más desfavorables, pasando de 63% a 82%. Es mayor la diferencia si se analiza la diferencia entre los mejores y peores contextos: ese 82% está muy lejos del 31% que figura en los contextos más favorables.

En lectura, los resultados son mejores (en este sentido han habido más políticas educativas) pero, igualmente, marcan una brecha que separa a unos y otros según el lugar donde nacen. En una escala del 1 al 5, en los contextos más favorables solo hay ocho de cada 100 liceales que se encuentran en el nivel 1 y 2 de desempeño en lectura. Sin embargo, en los contextos más desfavorables ese número pasa a ser de 35 sobre 100.   

"Los resultados de aprendizaje en todos los niveles están cortados por el condicionamiento del lugar de origen. Y eso nosotros creemos –y lo creen los educadores uruguayos–, que es posible de ser revertido en base a políticas, en base a acciones, coordinadas, holísticas, pero donde sin duda, el sistema educativo tienen un papel central a cumplir en lo que tiene que ver con generar nuevas formas de enseñanza para generar nuevas formas de aprender y revertir este determinismo social de los aprendizajes que sistemáticamente aparecen en nuestros estudios", remató Cayota.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...