Nacional > ALERTA

Ante casos de sarampión autóctono en Argentina, MSP pide a los uruguayos que tomen precaución

El MSP prepara una rueda de prensa para recordar a la población cuáles son las indicaciones a tener en cuenta para evitar enfermarse

Tiempo de lectura: -'

20 de julio de 2018 a las 11:29

El Ministerio de Salud argentino confirmó dos casos de sarampión autóctono, es decir, no importados, que fueron diagnosticados en ese país la semana pasada. Uno de los pacientes fue un bebé de cinco meses que comenzó con los síntomas el 12 de julio en la Ciudad de Buenos Aires y, otra, una beba de seis meses que fue atendida en la provincia bonaerense.

El último caso de sarampión autóctono en la Argentina se registró en el año 2000. "Desde entonces hubo un total de 32 casos importados y relacionados a la importación", informó el ministerio argentino en un comunicado.

La situación en Argentina provocó la preocupación del Ministerio de Salud Pública (MSP) que teme que el brote surja también en Uruguay. Las autoridades sanitarias planean una rueda de prensa para la tarde de este viernes con el cometido de recordar a la población las precauciones a seguir pare evitar contraer la enfermedad.


Se hará una conferencia de prensa a las 15 horas para recordar a la población que "los nacidos después de 1967 debe tener el carné de vacunación al día con las dos dosis, y el que no las tenga que se debe vacunar. Podría estar llegando el sarampión y es una situación compleja", adelantaron a El Observador fuentes del MSP.

Según detallaron las fuentes, los nacidos antes de dicho año no deberán tener el registro de ambas vacunas ya que la enfermedad antiguamente era común y, por lo tanto, los individuos cuentan con la inmunidad por haberse expuesto naturalmente al sarampión.

Sobre la enfermedad en Uruguay

Desde de 1999 no se registran casos de sarampión en el Uruguay, donde es la vacuna gratuita y obligatoria dentro del territorio. Todas las personas pueden aplicarse el inyectable en cualquier puesto de vacunación público o privado, sin necesidad de presentar receta.

Según la norma vigente los niños deben recibir dos dosis que los protege contra el sarampión, la rubeola y las paperas: una a los 12 meses de vida y otra a los cinco años de edad.

El inyectable está contraindicado en embarazadas, alérgicos al huevo o a cualquier componente de la vacuna y personas con inmunodepresión severas.

El sarampión es una enfermedad de muy fácil contagio, causada por un virus que produce un cuadro potencialmente grave. Se caracteriza por la ocurrencia de fiebre y erupción en la piel, acompañada de síntomas respiratorios. Frecuentemente se presenta con conjuntivitis mediante ojos rojos y secreciones por la nariz.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...