Fútbol > INFORME

Arreglo de partidos: una alarma que suena

En España volvió a salir a luz un hecho de 2011 que plantea este tema delicado y que involucra a tres uruguayos

Tiempo de lectura: -'

10 de febrero de 2018 a las 05:00

Paolo Rossi es conocido por haber sido el goleador de Italia que llevó con sus goles a que la azzurra ganara el Mundial de España en 1982. Un equipo que había comenzado a los tumbos, terminó con rivales como Argentina –con Maradona incluido–, Brasil, Polonia y Alemania Federal.

Sin embargo, dos años antes, el propio Paolo –quien ya había jugado el Mundial de Argentina en 1978, donde consiguió el cuarto puesto– no estuvo en el Mundialito jugado en Uruguay en 1980 por encontrarse suspendido, ya que fue sindicado como uno de los responsables del llamado Totonero, debido a que apostaba y arregló un empate entre su club, Perugia, y Avellino, por lo que fue inhabilitado por dos temporadas. Hubo varios jugadores encarcelados y Milan y Lazio descendieron a la B por este escándalo de corrupción.

Cuando terminó la pena –sin prisión– el técnico de la azzurra, Enzo Bearzot, llamó a Paolo Rossi para el Mundial de España que sería el pináculo de su carrera.

Italia se caracterizó en las últimas décadas como el país con mayores actos de corrupción en las canchas. En la década de los años 2000, se descubrió el llamado Calciopoli, en el cual, hubo árbitros que favorecieron a ciertos equipos. Esto terminó con la quita de los Scudettos ganados por Juventus en 2004-2005 y 2005-2006, y además, debió descender a la B con 30 puntos de penalización, reducidos luego a nueve. También descendió Fiorentina y a Milan no le permitían disputar la Liga de Campeones, lo cual fue apelado y finalmente el equipo lo pudo hacer. Luciano Moggi, el director general de Juventus, fue el dirigente con más tiempo de suspensión: cinco años.

El arreglo de partidos de fútbol o en otros deportes no es algo nuevo ni mucho menos. Pero en estos días, en España uno de los temas fue que la Justicia de ese país, reabrió un caso de sospecha de un acuerdo en el encuentro Zaragoza-Levante en 2011 que incluye a tres futbolistas uruguayos, entre otros 33 jugadores, y llegó a la instancia de revisar los movimientos bancarios de los involucrados. Ellos son Cristhian Stuani, Gustavo Munúa y Carlos Diogo. Estos dos últimos se retiraron de la práctica del fútbol, pero Stuani, no solo es uno de los principales goleadores de la actual liga española con Girona, sino también, juega en la selección nacional.

El proceso que se reabrió en España, continuará en mayo. Un informe del diario El País de Madrid, informó que "en el encuentro bajo sospecha, Zaragoza se impuso 2-1 y certificó su permanencia en Primera división. La querella masiva del por entonces fiscal anticorrupción Alejandro Luzón ya generó un desfile de imputados por presunta corrupción deportiva de futbolistas y dirigentes nunca visto en el fútbol español. Todos los implicados negaron el amaño en sus declaraciones, primero ante la Fiscalía y después ante la jueza del juzgado número 8 de Valencia".

No obstante, la fiscalía maneja un elemento: los movimientos bancarios de los jugadores. El hecho de que muchos de los futbolistas de Levante no hubiesen movido sus cuentas –o que lo hicieran poco– en varios meses hace sospechar a la fiscalía de un pago en la mano por perder aquel partido, que provocó que no tuvieran que retirar dinero de sus sueldos durante ese tiempo.

El informe de El País explica "Munúa no retiró cantidad alguna de efectivo entre el 21 de mayo y el 7 de noviembre de 2011, en tanto que en igual período anterior al partido, efectuó 21 retiradas. (...) Stuani dispuso de 4.950 euros los 141 días posteriores al partido –realizando la primera extracción en fecha 10 de agosto–, en los 141 días anteriores retiró 33.090".

Todos los involucrados en este tema, tendrán que volver a declarar ante la Justicia española.

En España hubo otros tantos arreglos de encuentros. El más reciente fue el del partido Barcelona B contra Eldense por la Segunda B española. El mismo terminó 12-0 a favor de la filial blaugrana y un futbolista rival, Cheikh Saad, denunció públicamente a sus compañeros. Hubo cinco detenidos, incluyendo al entrenador.

Arreglos en otros deportes

En 2012, la FIFA estimaba que el crimen organizado ganaba unos US$ 15.000 millones anuales a partir del arreglo de partidos. En Italia solamente se comprobó que esa actividad le generó US$ 2.600 millones a la mafia. Es que las apuestas deportivas generan miles de millones de dólares por año y según ese estudio de FIFA, el 90% proviene del fútbol.

El tema de las apuestas generó situaciones irregulares en el fútbol y en otros deportes que también se vieron involucrados.

Nikolay Davydenko

Nikolay Davydenko

Nikolay Davydenko

El tenis tuvo su mal momento cuando en 2007, en pleno torneo de Sopot, el ruso Nikolay Davydenko, quien era el número 4 del ranking ATP, enfrentaba al argentino Martín Vassallo Argüello. Davydenko dominaba claramente, pero en un punto del juego, comenzó a bajar las revoluciones y perdió el segundo set. Con el correr de los minutos, el ruso se retiró "lesionado". Teniendo en cuenta la diferencia que hubo entre el principio arrollador y lo que fue el segundo set más el retiro, se abrió una investigación. Allí se entendió que Davydenko manipulaba resultados en sus partidos. Sin embargo, la ATP no encontró pruebas y no lo sancionó.

Nicola Karabatic

Nicola Karabatic

Nicola Karabatic

A su vez, en handball hubo un episodio en 2012 que ensombreció todo lo notable que hizo en su carrera el Messi de este deporte, Nicola Karabatic, campeón olímpico con Francia. Junto a su hermano y ocho compañeros más, el jugador apostó clandestinamente por su equipo, Montpellier, campeón de entonces, y los 10 terminaron presos.

Episodios recordados en fútbol

Dentro del fútbol, existen algunos hechos que quedaron en la memoria de todos. Uno de ellos fue el asesinato del zaguero colombiano Andrés Escobar luego de que se anotara un gol en contra ante Estados Unidos en el Mundial que se jugó en 1994.

Sus propios familiares, luego de distintas investigaciones que incluyeron a la Policía, determinaron que ese gol generó pérdidas muy importantes en las apuestas de varios narcotraficantes. Cuando Escobar retornó del Mundial, fue asesinado a sangre fría en un hecho que conmocionó al mundo.

Un año antes, Olympique de Marsella había llegado al mejor momento de su historia al alcanzar la final de la Liga de Campeones y le faltaba un partido para ser campeón de la Liga Francesa. Según las investigaciones, su presidente, Bernard Tapie, sobornó a Valenciennes para que perdieran por la liga, lo que les dio el título y luego jugaron y ganaron la Champions.

Pero esto fue descubierto y el equipo francés descendió de categoría "por irregularidades financieras" y se le quitó el título local. La UEFA determinó que no participaran de la siguiente Champions.

Uruguay no está exento de esto. El 30 de octubre de 2001, el arquero de Defensor Sporting, Fernando Baleato, admitió que el plantel violeta había recibido un cheque de US$ 9 mil de parte de Peñarol para no perder ante Nacional por el Clausura. Se inició una investigación en la Justicia penal. Baleato, Andrés Martínez y el técnico de Defensor, Manuel Keosseian, declararon en el juzgado de Pablo Eguren. Juan Pedro Damiani estaba citado pero no concurrió ya que estaba en el maratón de Nueva York. Unos días después, su padre José Pedro, el presidente de entonces, admitió que le había dado un cheque a Pablo Bengoechea. Tanto el titular aurinegro como los jugadores, debieron declarar ante la Justicia penal y también ante el Tribunal de Penas de la AUF. Finalmente, el tema se archivó.

El arreglo de partidos suena como una alarma en el deporte, en donde los controles son cada vez más profundos para evitar que las irregularidades alteren la esencia del fair play.

Lo que dice el reglamento de FIFA

El documento titulado "Recomendaciones específicas para combatir el arreglo o amaño de partidos", aprobado en 2013 por la FIFA, define el acuerdo de juegos entre integrantes de distintos equipos como todo tipo de manipulación o influencia ilícita en los resultados de los encuentros. En el artículo 6.3.7 del documento la FIFA explica las sanciones a las que se someten los equipos y las selecciones si llegan a incurrir en esta falta. La FIFA aclara que el castigo impuesto será proporcional a la gravedad de la infracción.

1) Advertencia

2) Amonestación

3) Multa

4) Devolución de premios

5) Suspensión de partidos

6) Deducción de puntos

7) Repetición de un partido

8) Prohibición de acceso a los vestuarios y/o de situarse en el banco de suplentes

9) Prohibición de acceso a los estadios

10) Prohibición de participar en toda actividad vinculada al fútbol

11) Prohibición de efectuar traspasos

12) Suspensión o retiro de la licencia

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...