Agro > TRIBUNA / Matías Soto Barrenechea

Auspicioso crecimiento de la exportación de semillas

"Es relevante señalar que en el último período considerado se colocaron semillas en 23 mercados, 11 más que el total de destinos alcanzados cuatro años antes"

Tiempo de lectura: -'

13 de noviembre de 2020 a las 21:41

Por Matías Soto Barrenechea (*), especial para El Observador 

Muchas cosas hay para celebrar en torno al crecimiento que las exportaciones de semillas forrajeras vienen registrando. En efecto, a los avances en materia de producción de material genético de calidad hay que sumar una cadena logística integrada a los exportadores, con la participación de mucha gente capacitada, como ser empresas de camiones, plantas de acopio, agencias de comercio exterior y otros servicios.

Todo se encuadra en un escenario auspicioso, ya que continúa firme la expansión del comercio exterior de semillas forrajeras.

En los últimos 12 meses cerrados en octubre, las ventas totalizaron US$ 14,845 millones, lo que representa el quinto año consecutivo de aumento.

Según datos de Penta Transaction, el 80% corresponde a semilla de raigrás y el resto se divide entre festuca, avena, leguminosas, etcétera.

Brasil, Italia, Alemania, Argentina y Sudáfrica han sido los destinos más significativos.

Es relevante señalar que en el último período considerado se colocaron semillas en 23 mercados, 11 más que el total de destinos alcanzados cuatro años antes.

Lo antedicho no es casualidad. Resulta que el Instituto Nacional de Semillas (Inase), creado por la Ley N° 16.811 del año 1997, tiene, entre sus principales cometidos, fomentar la producción y uso de semilla con identidad y calidad superior comprobada.

Tiene, además, como otra de sus metas, impulsar las exportaciones de semillas.

En consecuencia, en los últimos años se ha registrado un incremento del área total de semilleros certificados, especialmente en gramíneas forrajeras.

Todo es ayudado por el empuje de empresas y de equipos técnicos que vienen desarrollando infraestructura que responde al interés que surge del exterior.

Así es que hoy Uruguay tiene plantas en el interior donde se puede hacer el acondicionamiento, curado, e inoculado y entrega de semillas.

También se dispone de profesionales en comercio exterior que dan seguridad y permiten que el exportador delegue y no tenga que preocuparse por un fárrago de trámites necesarios ni de la coordinación logística la cual es clave para optimizar costos.

Es para destacar también la infraestructura que hoy se dispone en el puerto de Montevideo y el rol de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) como organismo que también está al servicio de la exportación.

En nuestra contra juega la escala. Es por eso que es cada vez más importante planificar embarques en la medida que el país no dispone de fuerza en el mercado internacional para conseguir los espacios en los barcos cuando hay mucha demanda del gigante vecino, Brasil.

Confiando en que lo mejor está por venir, queda estrechar lazos en la cadena de la producción, gestionar eficientemente todos los trámites ante los organismos involucrados, acompañar a productores durante todo el proceso, reservar espacios en barcos y seguir con los esfuerzos por bajar costos logísticos.

(*) Managing Director de Brokers & Trading

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...