Cargando...
Frontera con Brasil

Economía y Empresas > COMPETENCIA DURA

Autos brasileños que reparten mercadería y compra de garrafas del otro lado: la realidad de los comercios fronterizos

"Se está fomentando el informalismo y el contrabando, no solo del consumidor", alertó la presidenta del Centro Comercial de Artigas

Tiempo de lectura: -'

23 de junio de 2022 a las 05:04

Repartos de mercadería brasileña en vehículos en mal estado. Compradores que cruzan la frontera para adquirir un artículo pero vuelven con un surtido. Imposibilidad de vender gas porque los hogares tienen garrafas brasileñas. Esas son algunas de las realidades que los comerciantes fronterizos viven a diario.

Una delegación de de las Cámaras Empresariales de Frontera fue recibida en la Cámara de Diputados y allí explicaron la compleja situación que están viviendo en sus departamentos. La presidenta del Centro Comercial e Industrial de Cerro Largo, Mariela Moura, se refirió a las tarjetas de crédito y la venta de alimentos. Expuso que los compradores cruzan al lado brasileño para hacer surtidos de mercadería

Por el consumismo gastan más de lo que necesitan. Entonces, cuando vienen a nuestro territorio ya no tiene dinero y lo que consumen lo pagan con tarjeta de crédito”, dijo ante la comisión, según consta en el versión taquigráfica. “Lo que se ve mucho en nuestros comercios es que la comida es pagada con tarjeta de crédito. La tarjeta de crédito debería usarse para comprar ropa, artículos de alto valor, que se financian con tarjeta. Pero hoy vemos que la gente compra comida y la paga con tarjeta, en cuotas”, agregó.

Recordó que cuando la frontera estuvo cerrada por el covid-19, los compradores –al no poder salir— consumían en el lado uruguayo. Pero eso cambió cuando las fronteras fueron nuevamente abiertas.

La presidenta del Centro Comercial de Artigas, María Elena Lemos, se refirió a los repuestos de vehículos. “Son más baratos de lado brasileño”, dijo. Entonces, cuando alguien cruza para adquirir alguno ya realiza un surtido con otros artículos.

comercios de frontera

De la sesión también participó el presidente de la Asociación Comercial e Industrial de Rivera, Carlos Sánchez. Uno de los puntos que trató fue el del reparto de mercadería. Expuso que existe una “facilidad que tiene la gente para circular, en esta frontera seca, con vehículos brasileños que, insólitamente, a veces no pueden circular ni en su propio país”.

Y continuó: “¿Qué trae aparejado esto? Esos vehículos reparten mercadería brasileña en Uruguay. Ello es también un colador y provoca una fuga de divisas importantísima”. En otro pasaje también vinculó esos vehículos brasileños con la seguridad en el departamento. “Hay que tener en cuenta que en los vehículos clonados, robados o con desperfectos técnicos importantes, también se mueve la delincuencia. Eso no es un detalle menor, porque con ello amedrentamos y ahuyentamos el turismo. El turista que viene acá y es maltratado, no viene más”, sostuvo.

Lemos volvió a solicitar la palabra y marcó otra realidad fronteriza. “Así como están dadas las circunstancias, se está fomentando el informalismo y el contrabando, no solo del consumidor, sino también de los empresarios, que por sobrevivencia se ven obligados a traer algunos productos que podrían comprar a través de la microimportación”, relató.

Sin embargo, y dadas las circunstancias, añadió que las cosas se hacen de una manera que no es la correcta. “Por sobrevivencia, y al no tener protección estatal frente a la competencia leonina de los precios brasileños, se obliga al comerciante a realizar ciertas cosas que no quiere realmente”, señaló.

También se refirió a los costos fijos y las tarifas públicas. “Los gastos de UTE son exorbitantes. En Artigas vivimos temperaturas extremas, En veranos nos `torramos´, literalmente, y en invierno nos congelamos”, lamentó. Ante esas temperaturas, expuso que “hay que usar el aire (acondicionado) permanentemente. No se puede tener un comercio que no tenga un clima agradable, porque se van a las grandes superficies a comprar y no a los pequeños comercios”.

Otro punto que mencionó Lemos fue el del gas y comentó que en su negocio realiza recargas de garrafas. “(Las personas) no están comprando gas porque todos tienen la garrafa brasileña. Es muy caro comprar la garrafa uruguaya”, explicó.

Las exposiciones fueron realizadas ante la Comisión Especial de Frontera con Brasil de Diputados. Esa comisión tiene a estudio un proyecto que busca atender la coyuntura adversa que está atravesando el comercio fronterizo uruguayo por la brecha cambiaria con Argentina y Brasil. 

 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...