Economía y Empresas > Previsión

BBVA: déficit se combate con crecimiento, mejora del gasto y la receta de la abuela

El banco prevé una expansión del PIB de 1,2% y un rojo de las cuentas públicas de 4,4% para el año próximo

Tiempo de lectura: -'

21 de noviembre de 2019 a las 05:01

En un escenario de desaceleración de la economía, BBVA revisó a la baja su previsión de crecimiento para el año próximo que pasó de 1,7% a 1,2%. Esa mejora de la actividad —a impulso de UPM— conseguirá una reducción del déficit fiscal de 4,9% de este año a 4,4% en 2020.

Los economistas de BBVA Research Adriana Haring y Juan Manuel Manias presentaron este miércoles un informe sobre la situación de Uruguay para el segundo semestre y para el año próximo.  

La revisión a la baja de crecimiento también incluyó 2019 y pasó de 0,8% a 0,3%. La modificación de la proyección está relacionada con un empeoramiento del entorno internacional y regional, básicamente por la recesión argentina y bajos niveles de expansión en Brasil.

La buena noticia para Uruguay vendrá de la mano de la inversión en infraestructura, como el tren de UPM y por la puesta en funcionamiento de la pastera. “Desde el último trimestre de 2018 se espera la instalación de UPM. Ya están haciéndose las obras y la previsión es que el efecto (de la planta de celulosa) sobre la inversión pegue el año que viene y en 2021 y eso aumente la actividad”, dijo Haring.

Pese a eso, desde su visión, se necesitará un derrame adicional de capitales para conseguir un mayor crecimiento. “Cada vez que se instala una pastera es una inversión importante, pero luego cae. Lo que se necesita para aumentar la producción es inversión genuina y permanente”, sostuvo.

La madre de todas las batallas

Así definió la economista a la lucha para moderar el déficit fiscal. “Hay una caída de la recaudación impositiva en términos reales que aleja la famosa consolidación fiscal que venimos esperando desde hace tres o cuatro años”, afirmó Haring.

Expuso que los ajustes en el sector público pueden llegar por la vía de los ingresos o de los gastos. Recordó que ya se hicieron a través de la primera cuando se aumentaron el IRPF y el IRAE. Pero ahora se llegó a un punto límite.

Luego hizo referencia a un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que comparó la presión tributaria de los países de la región. En ese ranking Uruguay ocupa el segundo lugar en Latinoamérica, por debajo de Cuba, con una presión impositiva de 35,4% del Producto Interno Bruto (PIB). Por tanto, indicó que es bastante improbable o difícil llevar adelante una mejora del déficit por el lado de los ingresos, más aun en un contexto de estancamiento de la actividad económica.

Refiriéndose al año próximo señaló que la mejora marginal del resultado fiscal (pasando de 4,9% a 4,4%) llegará por el mayor nivel de actividad (de 0,3% previsto para este año a 1,2% de 2020) que se traducirá en un aumento de la recaudación. El otro aspecto a tener en cuenta es conseguir una mayor eficiencia del gasto público.

“Las dos cosas van de la mano: conseguir mejor eficiencia del gasto y más crecimiento”, dijo. Marcó como positivo que los dos candidatos que compiten por la presidencia este domingo tienen claro que el déficit es alto y que debe mejorarse para no poner en riesgo el grado inversor.

Para Manias la solución que se encuentra será “al final del día mucho más barata cuando se vea reflejada en las tasas muy bajas que tiene que pagar el país por tener el grado inversor”, algo que variaría sustancialmente en caso de no tenerlo.

Además, para el economista se debe instrumentar una regla fiscal que sea creíble, sustentable y cumplible. “¿Qué es mejor, la abuela o la receta de la abuela? Si son buenas, que sean las recetas. Porque a la abuela un día no la vamos a tener más para hacer la torta. Quedémonos con la receta”, ejemplificó.  

Reformas

Otro aspecto ineludible para los economistas de BBVA es reformar la seguridad social. “No se ha llevado a cabo pero es necesario para poder consolidar las cuentas públicas. Las nuevas autoridades tendrán que prestarle atención a las reformas que son imprescindibles para lograr la consolidación fiscal”, afirmó Haring.

Tipo de cambio e IPC

El banco prevé una inflación de 8,5% en el cierre de este año (por encima del rango meta de 3% a 7% de las autoridades) y de 7,5% en 2020. Además, pronostica que el dólar terminará en $ 38 en 2019 y trepará a unos $ 41 el año próximo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...