Fútbol > NACIONAL

Bergessio, descansá tranquilo que juega Rivero

El argentino está suspendido para el partido de Nacional contra Progreso y en su lugar jugará Octavio Rivero, cuyo promedio de goles es mejor que el del titular

Tiempo de lectura: -'

26 de abril de 2019 a las 05:02

Gonzalo Bergessio puede descansar tranquilo este fin de semana y cumplir con el partido de suspensión después de la tarjeta roja que recibió frente a Fénix por burlarse de Juan Ramón Carrasco tras convertir el empate final en el último minuto de juego. Su lugar será ocupado seguramente por Octavio Rivero, el 9 suplente, pero que tiene mejor promedio de goles que el titular.

Rivero entra poco, pero cuando lo hace, generalmente deja su huella en el arco rival. De los 900 minutos del Apertura participó en 402, menos del 50%, pero suma cinco goles, uno menos que Bergessio que acumula 662 minutos en el torneo local y estuvo presente en las 10 fechas.

Mientras el delantero uruguayo registra un gol cada 80 minutos en el torneo local, el argentino marca uno cada 110 minutos.

El estado físico de Rivero no era el mejor cuando llegó a Nacional a principio de año, después de jugar cuatro meses en Atlas y no marcar goles. Le costó entrar en rodaje, aún así fue el autor de los primeros dos goles tricolores en el Apertura, frente a Liverpool y Wanderers.

Empezó como titular en el equipo de Eduardo Domínguez hasta que sufrió una contractura en el posterior. Nacional no había llegado a un acuerdo con Bergessio para la renovación de su contrato y por eso llegó Rivero, delantero desconocido para el técnico Domínguez, pero que dio el visto bueno para su contratación cuando le mostraron videos.

Después de los primeros partidos de preparación quedó en evidencia la falta de otro centrodelantero y por eso los directivos volvieron a la carga por Bergessio que tenía a su favor la campaña del año anterior, en la que se coronó goleador de la temporada.

Tras la lesión de Rivero entró Bergessio y no salió más. Con Álvaro Gutiérrez como entrenador (a partir de la sexta fecha del Torneo Apertura) jugó en todos los partidos, pero siempre entrando desde el banco de suplentes. En ocasiones por Bergessio y en otras terminaron jugando juntos, como un doble 9, especialmente cuando los partidos se complicaron y había que remontarlos de alguna forma. Por ejemplo los dos últimos, frente a Cerro Largo y Fénix.

A pesar de los escasos minutos jugados en la etapa de Gutiérrez (10 contra Plaza Colonia, 12 frente a Cerro, 32 contra River Plate, 29 frente a Cerro Largo y 20 ante Fénix), su promedio de goles es muy bueno.

El primero que hizo fue contra Liverpool, cerca del final del partido y sirvió  para empatar 1-1. Un gol polémico, porque el delantero recibió un centro de Gonzalo Castro, controló la pelota con el abdomen y el brazo, y remató de derecha.

Luego convirtió contra Wanderers, el primero en la derrota 1-4. Fue a los 10 minutos con un remate cruzado tras un pase corto de Sebastián Fernández. Con otro disparo de derecha, tras un grave error de la defensa de Cerro que lo dejó solo frente al golero, anotó el 2-0 ante los albicelestes en el Tróccoli.

En la goleada 6-0 frente a River Plate, Rivero marcó el quinto después de sacarse de encima a un zaguero y rematar ante el golero.  A pesar de medir casi 1,90 metros de altura, sus primeros cuatro goles fueron con el pie.

El quinto sí, llegó por aire. En el Parque Capurro ante Fénix, Nacional perdía 4-2 cuando entró Rivero y metió un cabezazo espléndido para coronar un gran centro de Chory Castro. Puso el 4-3 y luego Bergessio empató y resultó expulsado.

Rivero es un goleador de área y como tal depende de que el juego le llegue con asiduidad y si es por las bandas mejor. De todas formas, puede definir tanto por aire como por tierra. La contundencia que demostró hasta el momento le da un voto de confianza para sustituir a Bergessio.

El plantel de Nacional entrena este viernes a puertas cerradas para el partido del sábado frente a Progreso en el Parque Central a las 20:30. Una de las incógnitas a develar es si Gutiérrez deja a Luis Mejía en el arco después de su gran actuación contra Mineiro o sigue con la rotación. 

Cifras

402 minutos son los que disputó Rivero en lo que va del Torneo Apertura. En los primeros tres fue titular y en los últimos cinco ingresó desde el banco.

5 goles son los que marcó, a un promedio de un gol cada 80 minutos. Bergessio tiene seis goles en 662 minutos jugados, uno cada 110 minutos.

4 goles de Rivero fueron con el pie y uno de cabeza. A pesar de su estatura (casi 1,90 metros) demostró que no solo basa su juego en las pelotas aéreas.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...