Cargando...
La Unión Europea ha acordado reducir la demanda de gas ruso este invierno en un 15 por cientO

Mundo > Crisis Energética

Berlín apaga las luces de noche y Hannover corta la calefacción para ahorrar energía

Por toda Alemania se multiplican medidas de austeridad energética tras la menor provisión de gas ruso a raíz de la guerra en Ucrania

Tiempo de lectura: -'

29 de julio de 2022 a las 09:41

Berlín, la capital alemana, se sumó al esfuerzo nacional para ahorrar energía y desde el miércoles comenzó a apagar de noche las luces de edificios emblemáticos.

A su vez, Hannover, en el norte de Alemania se convirtió en la primera ciudad del país en apagar la calefacción y suspender la provisión de agua caliente en todos los edificios públicos debido a la crisis del gas con Rusia.

Se trata de las medidas anunciadas durante meses, en los que se advirtió que la población debía prepararse para una drástica de reducción de gas y fuertes aumentos en sus facturas de energía.

Además, la Unión Europea ha acordado reducir la demanda de gas ruso este invierno en un 15 por ciento.

La austeridad energética en Berlín será progresiva pero alcanzará a unos doscientos edificios emblemáticos. La Columna de la Victoria, el Palacio de Charlottenburg y el ayuntamiento, entre otros dejarán de estar iluminados por la noche.

La ciudad podrá así ahorrar energía de los 1.400 focos destinados a la iluminación de estos lugares.

Por su parte, en su intento por ahorrar energía, la ciudad de Hannover decidió que ya no habrá agua caliente disponible para lavarse las manos en los edificios públicos o en las duchas de piscinas, pabellones deportivos y gimnasios.

También se apagarán las fuentes públicas para ahorrar energía y, al igual que en la capital, no habrá luces nocturnas en los principales edificios, como el ayuntamiento y los museos.

El alcalde de la ciudad, Belit Onay, dijo que el objetivo es reducir el consumo de energía de la ciudad en la misma proporción -un 15 por ciento- resuelta por la Unión Europea en respuesta a una "escasez inminente de gas".

El desafío del ahorro de gas y luz, al que la población no está acostumbrado, se ha planteado en todas las grandes ciudades.

Los edificios públicos no tendrán calefacción desde abril hasta finales de septiembre de cada año, con temperaturas ambiente limitadas a un máximo de 20 °C durante el resto del año, salvo algunas excepciones.

Hannover anunció que apagará las fuentes públicas para ahorrar gas. También prohibirá los aires acondicionados, calentadores y radiadores portátiles.

La política está en línea con los anuncios de Berlín la semana pasada, a medida que Alemania se apresura a acumular sus reservas antes del invierno.

Otras ciudades, como Augsburgo en Baviera, al sur del país, ya han introducido sus propias medidas, como apagar las fuentes públicas y reducir el funcionamiento de los semáforos.

El jueves, Alemania confirmó que un recargo de gas planificado para los clientes podría ser mucho más alto de lo esperado, para tratar de garantizar que las empresas de energía no quiebren en los próximos meses.

"Todavía no podemos decir cuánto costará el gas en noviembre, pero la amarga noticia es que definitivamente son unos cientos de euros por hogar", anunció el ministro de Economía, Robert Habeck.

Algunos informes indican que el impuesto podría costar a las familias 500 euros adicionales al año (unos US$505).

Alemania depende del gas ruso para satisfacción del 55 por ciento de sus necesidades energéticas. A su vez Rusia rebajó a un 30 por ciento la provisión a través del gasoducto Nord Stream 1 aduciendo paradas técnicas y demoras en la devolución de una turbina de bombeo enviada a reparar a Canadá.

Los suministros de gas ruso ahora representan alrededor de una cuarta parte de las necesidades de la nación, en comparación con más de la mitad antes de la guerra.

Desde hace varias semanas, el gobierno del canciller alemán, Olaf Scholz, pide una movilización nacional para ahorrar energía, cuyos precios se han disparado y cuyo suministro podría empeorar este invierno.

"No se puede excluir ninguna posibilidad", advirtió el ministro de Habeck, para quien Moscú usa "el arma del gas" contra Europa para minar su apoyo a Ucrania.

Ante las señales de alerta, el sector industrial, los municipios y las administraciones comenzaron a tomar medidas para reducir drásticamente su consumo energético cuando la ausencia de los fríos invernales todavía no apremia.

Como para dar el ejemplo, la cámara baja alemana, el Bundestag, adoptó hace un mes su plan de ahorro energético consistente en no subir la calefacción por encima de 20 grados en invierno, y suprimir el agua caliente en los lavabos individuales.

En Dresde, en el este alemán, una cooperativa inmobiliaria provocó un escándalo nacional al cortar el agua caliente de 600 viviendas durante la noche.

El principal grupo inmobiliario alemán, Vonovia, anunció que va a limitar la temperatura de la calefacción a 17 grados por la noche a más de 350.000 alojamientos.

"Es posible que recurramos más a menudo al teletrabajo, como durante la pandemia, por tiempo limitado. Esta vez para ahorrar energía por el interés nacional", explicó a la prensa Carsten Knobel, el jefe de la química Henkel, uno de los pesos pesados de la bolsa de Fráncfort.

El sector químico es especialmente vulnerable, ya que depende en buena medida del gas. La organización VCI anunció prepararse para "lo peor".

El gigante industrial BASF, con sede en Ludwigshafen, en el suroeste del país, ya programó un paro parcial a una parte de los trabajadores si comienza a faltar el gas ruso.

A su vez, el productor de aromas Symrise va a reabrir un horno de petróleo en su fábrica de Holzminden, en el centro de Alemania.

(Con información de DW y BBC News)

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...