Cargando...

Espectáculos y Cultura > RECOMENDADO

Big Little Lies: mentiras enormes de mujeres enormes

La serie de HBO estrena este domingo el final de su segunda temporada, que tiene en su elenco de estrellas de cine su punto más fuerte

Tiempo de lectura: -'

21 de julio de 2019 a las 05:00

Las grandes mentiras casi siempre se transforman en verdades enormes. Esta segunda temporada de Big Little Lies (que se traduce como Grandes pequeñas mentiras) es una confirmación de esto, no importa si las verdades se gritan o se mantienen encerradas en retorcidas conciencias. La serie de David E. Kelly, productor mimado de Hollywood con varios éxitos a cuestas y protagonizada por un elenco de grandes estrellas cinematográficas llega a su fin esta semana, luego de una segunda temporada no prevista en los planes originales y que, sin embargo, enriquece lo que fue una de las mejores producciones televisivas de 2017.

El regreso de las “cinco de Monterrey” de HBO llegó además con una adición que fue un golpe maestro: Meryl Streep, que interpreta a Mary Louise, una abuela para nada inocente que llega a las vidas de las cinco mujeres para complicar aún más una trama repleta de secretos, violencia y, sobre todo, constantes cambios de tono que oscilan entre lo trivial y hasta ridículo, y lo que verdaderamente importa en la vida: hijos, familia y la búsqueda de la resbalosa identidad.

La segunda temporada se inició con varias interrogantes, entre ellas qué iba a pasar con ese pacto entre mujeres que se habían hecho aliadas por una muerte violenta (¿asesinato?), pero que tenían un pasado repleto de rispideces y competencia entre ellas. La duda era si la gran Streep se iba a comer ya no solo las escenas en las que le tocara participar sino tal vez la serie entera.  En los hechos la actriz hace un gran trabajo, pero no fagocita a los otros personajes; se cuela con maestría en una trama bien hilada, que sin embargo en estos capítulos - los finales, porque no habrá tercera temporada- tiene algunos agujeros.

Portarretratos de mujeres

Es cierto que las miradas fijas, las medias sonrisas y la voz calma de Mary Louise son una presencia casi maligna que se cuela en toda la serie y se extiende mucho más allá de los momentos en los que le toca actuar. Pero igual de cierto es que otros personajes, tal vez algo más apagados durante la primera temporada, explotaron en la segunda para competirle a Streep con las mejores armas de la actuación cimentada en un buen guión que maneja los ritmos de suspenso y rutina con maestría.

En ese lugar se posicionó Laura Dern; Renata evolucionó desde un personaje que genera un inmediato rechazo a uno igual de antipático pero con visos de antiheroína que de alguna manera produce empatía. Y mucha diversión, incluyendo sus elaborados insultos dirigidos sobre todo a su marido en bancarrota, pero no solo. Renata está muy enojada y se nota. El grito, desencajado, “I will not not be rich!” (que en una traducción imperfecta sería: ¡me niego a no ser rica!) es el mejor meme de la temporada.

También los personajes de Reese Whiterspoon y Nicole Kidman (ambas además productoras de la exitosa serie de HBO) han evolucionado hacia un lugar más complejo que el que en la primera temporada esbozaba a dos mujeres de clase alta, gastos excesivos y maridos que las mantenían con mucha inversión.

Las que tal vez menos se lucen en esta temporada son las dos mujeres restantes. Shailene Woodley en el rol de Jane es la joven madre sin dinero que enfrenta una violación que le dejó un trauma tan enorme como el amor por el hijo que resultó de esa violencia. Su actuación no descolla, y no solo porque tenga al lado a Streep, Dern y compañía. Zoe Kravitz, en tanto, también se queda en miradas perdidas, medios llantos y poco más para personificar a Bonnie.

Lo que parece superficial (mansiones, ropa de diseñador y diarias copas de vino frente al océano) pronto aterriza en temas que recorren toda la sociedad: las demandas infinitas de la maternidad moderna, hasta el punto del ridículo en competencias absurdamente intensas por quién tiene el mejor papel en la obra de teatro, qué nene es amigo de cuál y qué madre se preocupa más en público por el hijo al que a veces ni siquiera le habla en su casa.

Como telón de fondo están siempre presentes las relaciones de poder entre hombres y mujeres, en un recorrido cargado de ironía y drama, en dosis similares.

Los vínculos entre algunas de estas mujeres son tan fraternos como retorcidos. El primer marido de Madeline ahora está casado con Bonnie. Celeste es íntima amiga y protectora de Jane, quien fue violada por Perry, esposo de la primera y violento por partida doble con ambas. Mary Louise es la madre que busca conocer la verdad sobre Perry pero que sobre todo busca venganza, aunque haya incluso aceptado que su blondo hijo era un monstruo.

Lo que sucede en las múltiples tramas que conforman esta segunda temporada se aleja de la primera en que las desigualdades de género que dominaban los primeros ocho capítulos, ahora se traslada al desequilibrio de poder entre las propias mujeres que conforman ese pacto secreto siempre al borde del abismo.

Pero el drama no solo se limitó a la trama; también estuvo presente en la propia producción de esta serie que terminará el domingo 21. La directora inglesa Andrea Arnold, que lideró la filmación de los siete episodios, fue desplazada de la edición final que quedó a cargo de Jean-Marc Vallée, quien había sido dirigido la primera temporada. De esta manera se dio un paso atrás en la decisión que había tomado HBO de poner a una mujer al frente de una de sus series estrella, además de conferirle total libertad creativa.

Entre el sol omnipresente de California, el lujo de casas sobre el océano y los autos caros que manejan estas mujeres, se cuelan constantemente memorias del episodio que marcó no solo el final de la primera temporada sino la trama entera de esta serie que, con muchos altos y algún bajo, se posiciona como una historia interesante sobre lo que le pasa a las mujeres incluso en los lugares y momentos más privilegiados. El empoderamiento femenino que alcanzó su cúspide en ese último capítulo de la primera temporada, en esta segunda temporada se da de nuevo de cabeza con la realidad constante y sonante de todos los días. Como dice Madeline en un incómodo discurso en una asamblea de padres de la escuela: “Most of us know that most endings to most stories fucking suck”. (La mayoría de nosotros sabemos que la mayoría de los finales de las historias son una mierda).

La evolución de las cinco de Monterrey (más la Streep)

Celeste (Nicole Kidman)

Es abogada pero se dedica a criar a sus hijos y a contentar a su marido, Perry, un empresario que viaja mucho y la golpea más. La violencia aumenta durante toda la primera temporada y se convierte cada vez más en intenso sexo. El círculo de violencia desencadena en la trama central de la serie: la muerte de Perry. En la segunda temporada Celeste oscila entre el dolor por la pérdida del marido que amaba, que la excitaba y que por fin debe reconocer como un monstruo, y el mandato maternal de proteger a sus hijos (uno de los cuales es particularmente violento). La relación con su suegra, Mary Louise (Streep) evoluciona en intensidad hasta transformarse en una de las tramas centrales.

Madeline (Reese Witherspon)

Casada por segunda vez con un hombre comprensivo y que la ama, y al que no valora adecuadamente, vive acelerada intentando demostrar y demostrarse a sí misma que es mucho, aunque nunca estudió en la universidad (uno de sus traumas). Es la mamá alfa de la escuela, que llega al punto de lastimar a otros niños con tal de competir o molestar a sus madres. Al mismo tiempo es una buena amiga e intenta ser una buena madre. En la segunda temporada muestra muchas más facetas que la de la fantástica Madeline, y debe enfrentar las consecuencia de la infidelidad que cometió.

Jane (Shailene Woodley)

Es la única de las mujeres que no tiene un contexto socioeconómico privilegiado. Llega hasta el pueblo en busca de una mejor escuela para su hijo y comienza a buscar a quien la violó. En la segunda temporada intenta avanzar en la parálisis que le generó esa violación, pero las idas y vueltas con respecto al secreto que guarda con el resto de las cinco de Monterrey, no se lo permite.

Renata (Laura Dern)

Es una exitosa empresaria, proveniente de un contexto humilde. Compite constantemente por todo: la mejor casa, el mejor vestido, el mejor marido, la mejor fiesta. Y casi siempre pierde, muchas veces ante la impetuosa Madeline. Parece no tener ningún tipo de límites y llega a amenazar hasta a los maestros de su hija, que sufre de bullying. En la segunda temporada su poderosa actuación y sus reacciones caricaturescas la convierten en uno de los personajes más disfrutables, uno que esconde muchos más miedos y tristezas que los que desearía demostrar.

Bonnie (Zoë Kravitz)

Es la profesora de yoga “amor y paz” de la serie, esposa del primer marido de Madeline. En la segunda temporada vive perseguida por la culpa de lo que hizo al final de la primera, entra en una profunda depresión y comienzan a conocerse detalles de su pasado que la envuelven en ese espiral de violencia que, de una u otra manera, afecta a todas estas mujeres.

Mary Louise (Meryl Streep)

Es la madre de Perry, el violento esposo de Celeste, y llega aparentemente para ayudar a su nuera en un momento complicado. Pronto se revela como una mujer compleja, que dice maldades verdaderas con medias sonrisas y dientes afilados; nunca se sabe si esperar un abrazo o un tarascón de su parte y pronto queda claro que está allí en busca de venganza.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...