Cargando...

Mundo > CORONAVIRUS EN BRASIL

Bolsonaro cree que la pandemia está por terminar pero los números lo contradicen

"Nuestro gobierno, tomando en cuenta otros países del mundo, fue el que mejor salió o uno de los que mejor salió de la pandemia", dijo el presidente brasileño

Tiempo de lectura: -'

10 de diciembre de 2020 a las 17:39

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguró este jueves que su país está finalizando la etapa pandémica por el coronavirus pese a que las curvas de contagios y muertes están en aumento.

"Aún estamos viviendo el finalcito de la pandemia", dijo el mandatario en un evento oficial en Porto Alegre.

"Nuestro gobierno, tomando en cuenta otros países del mundo, fue el que mejor salió o uno de los que mejor salió de la pandemia", añadió.

El líder brasileño minimizó desde el comienzo la crisis sanitaria que ya dejó más de 1,5 millones de muertes en el mundo. La llamó "gripecita", promovió aglomeraciones, se opuso al distanciamiento social en nombre de la economía y criticó el uso de máscaras. Destituyó, además, a dos ministros de Salud, médicos de profesión, que se negaban a recetar en las fases iniciales de la enfermedad el uso de la hidroxicloroquina, un medicamento cuya eficacia no ha sido comprobada para el tratamiento del virus.

"Debemos llevar tranquilidad a la población y no el caos. Lo que ocurrió al inicio de la pandemia (en febrero) no lleva a nada. Lamentamos las muertes profundamente y vamos venciendo obstáculos", agregó Bolsonaro en su arenga del jueves.

La pandemia se había mantenido casi sistemáticamente en una meseta de más de 1.000 muertos diarios entre junio y agosto. La curva se redujo hasta llegar a poco más de 300 en noviembre, pero en las últimas semanas volvió a subir para situarse en 640 actualmente. Este martes y el miércoles, los decesos en 24 horas fueron superiores a los 800 por primera vez desde el 14 de noviembre.

El Ministerio de Salud informó, además, este jueves, del primer caso de reinfección, con un intervalo de casi cuatro meses.

Desde inicios de este mes, cuando el promedio de contagios diarios en Brasil supera los 40 mil casos por primera vez desde comienzos de setiembre y cuando el país llega a casi 180 mil muertos —está solo por detrás de Estados Unidos—, la cuestión de la autorización de una vacuna continúa como otra fuente de enfrentamientos políticos.

Bolsonaro trabó una disputa contra el uso de la CoronaVac, inmunizante del laboratorio chino Sinovac, que realiza su tercera y última fase de estudios en San Pablo, un estado gobernado por su adversario político Joao Doria.

AFP

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...