Polideportivo > Judo

Camino a la flexibilidad, inclusión a través del judo

La Federación de Judo y el Mides llevan adelante un programa para enseñar el deporte a niños y niñas

Tiempo de lectura: -'

05 de octubre de 2019 a las 05:04

Llueve. Siempre llueve cuando una interesante historia espera ser contada. Es de noche, pero es una hora que no debería ser tan noche. En la rambla portuaria el carril que va hacia el oeste avanza lento y desordenado, es el fin de la jornada laboral. 

En ese tramo de rambla que se llama Sud América, que conecta la rambla Franklin Roosevelt con la Rambla Edison (rarezas del nomeclator que une a dos personalidades estadounidenses a través de Sud América), el trazado describe una curva a la izquierda sin mucha explicación o quizá una que existió en su momento. Se forma entonces un terreno mesopotámico entre dos calles, un triángulo verde en los mapas digitales, no tan verde sobre el terreno. Las calles Rambla Sud América, Rambla Franklin Roosvelt y Coronel Francisco Tajes delimitan al Montevideo Rowing Club.

Por si no queda claro que uno está entrando a un club de remo, los botes colgados del techo, entre andariveles de luces, sirven de recordatorio. Pero no todo lo que pasa dentro del Rowing tiene que ver con remo. 

Una historia de judo

Entre los pies y la cabeza de Thiago no hay mucha distancia. Le pide al profesor que le ate el cinto que sujeta el judogi (la vestimenta típica de alguien que practica judo) y se ofrece siempre primero para mostrar los ejercicios que piden Andrés Figoli o Ignacio Tempone, los encargados de la clase. 

Delante, detrás y a los costados de Thiago hay niños y niñas entre 6 y 12 años que van haciendo movimientos sobre el tatami de goma eva. Conejito, cola de pez, paro de mano, son parte de la entrada en calor para luego pasar a practicar manera de agarrarse unos a otros, de caerse al suelo o salir de una llave. Todo en forma de juego, todo salpicado con algunas palabras en japonés. 

Los niños y niñas que cada lunes se reúnen en un salón del Rowing son provenientes de tres centros 24 horas para mujeres con niños, niñas y adolescentes a cargo, que funcionan bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Social (Mides). La idea surge de una charla entre Federico Pereyra y Maximiliano Arnaud. Ambos trabajan en el Mides, pero Pereyra además es dirigente de la federación de judo. 

Arnaud por su parte trabaja junto a Federica Turban en la Secretaría Técnica de la Dirección Nacional de Protección Integral en Situaciones de Vulneración, los nombre pueden llegar a marear, pero es el camino que recorrió la iniciativa para concretarse. Turban cuando escuchó la idea pensó: “Un arte marcial podía ser un lindo escenario donde los gurises podían canalizar sus trayectorias de vida. Son niños de extrema pobreza, situación de calle y pasaron por múltiples situaciones de vulneraciones”

Lo primero que hicieron los profesores fue una clase abierta para los niños de los centros y sus madres, invitaron a otros niños que ya practicaban judo, para que vieran de qué iba esto. Para Figoli el principal desafío es “adaptar el deporte al niño y no al revés. Las clases difíciles nos dejan enseñanza. El principal aprendizaje lo estamos teniendo nosotros”. 

De judogis y encuentros

Las clases fueron avanzando, lo que antes era ruido ahora se alternaba con silencios respetuosos, aprender a contar en japonés y dejar los zapatos ordenados. Explica: “El contacto corporal es un desafío, muchos están acostumbrados a ambientes donde se resuelven conflictos con métodos violentos. La confianza del cuerpo, de qué va a venir un otro que se te va a subir arriba y que es normal en una práctica deportiva”.

Los niños eran acompañados por educadores, para los niños estaba Noel, que cuenta: “Tienen mucho entusiasmo, llegan al centro y le explican a los otros niños y a sus madres cómo son las técnicas que aprendieron. Llegan y le piden a las madres que le laven el judogi y lo guardan doblado tal cual le enseñan en la clase”. 

El poder llevarse la ropa de judo fue todo un acontecimiento, y todos coinciden que fue un antes y un después. Lo dice Ana, una de las educadoras: “Les hizo tener un nivel de conciencia más profundo a los niños. Desde el inicio del proyecto los niños y las niñas han estado con muchísimas expectativas no solo por el deporte en sí sino por todo lo  que le rodea, otro idioma, otra cultura donde el respeto al maestro y al otro son pilar fundamental”. 

El siguiente paso entonces fue sumar al grupo a encuentros con otros clubes, el último de ellos en Juan Lacaze. Algo que también Ana señala como un crecimiento importante: “Sin menospreciar cada uno de los encuentros, que por supuesto fue lo que permitió esta maduración, fue la competencia en Juan Lacaze. Les amplió a los chiquilines su visión del deporte, su consolidación como grupo y les creó lazos de amistad más sólidas, también se vio una participación activa por parte de las madres de estos niños”. 

Tempone, uno de los profesores, dice que “llegar a la instancia de poder meter este grupo dentro de un grupo más grande con niños de todo el país en encuentros de judo, con niños de Náutico, de Olimpia, Mercedes, Chuy, Terra Judo, y que se entreveren como cualquier niño fue un gran logro”.

Arnaud lo resume de la siguiente manera: “La actividad física y el deporte es un tema más para trabajar la inclusión social. Si alguien tiene que  preguntar en un encuentro, ¿cuáles son los niños del Mides? Se logró la inclusión que queremos”.

El deporte como herramienta para la integración, el deporte para transmitir códigos, conductas y saberes. Los niños juegan mientras aprenden judo. Aprenden judo sin darse cuenta que en realidad están aprendiendo mucho más que eso. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...