Nacional > Caso María

Caso María: el padre de la niña dijo que tiene "mezcla de sentimientos" pero se está "conteniendo"

Pablo Santos aseguró que está "ilusionado" con reencontrarse con su hija, y que no quiere que la niña "se quede sin su madre"

Tiempo de lectura: -'

11 de octubre de 2019 a las 15:44

Pablo Santos, el padre de la niña que hasta este viernes estuvo con su madre viviendo en el consulado uruguayo en Barcelona, dijo que desea que la niña tenga una "relación sana" con él y con María, su madre, quien perdió el juicio por la tenencia de la menor días atrás.

"Estoy ilusionado. Tengo una mezcla de sentimientos, pero me estoy conteniendo un poco porque quiero ver cómo está la nena", dijo el hombre en diálogo con Telemundo este viernes al mediodía, horas después de que la menor de siete años fuera entregada a la policía para que la lleve con su padre. "Obviamente va a ser fuerte para mí también, pero estoy tratando de mantener la serenidad lo más posible y el control. (...) No quiero que ella me vea muy afectado emocionalmente", agregó el hombre, que había sido acusado por su expareja de haber abusado sexualmente de la niña mientras vivieron en España hasta mediados de 2016, además de violencia doméstica. 

Ese año la mujer viajó con la hija de ambos a Uruguay para visitar a su familia, pero decidió no retornar. Entonces Santos inició un juicio por la restitución internacional de su hija, y el caso llegó en Uruguay hasta la Suprema Corte de Justicia, que ordenó en junio de 2018 que la niña volviera a su país.

Allí comenzó entonces un nuevo juicio en el que se disputó la tenencia de la menor, que la jueza Cristina Marrero Pérez resolvió en favor del padre en una sentencia emitida el 30 de setiembre. En ese dictamen, se desestimaron pericias realizadas por el INAU en Uruguay que habían definido que las mujeres sufrieron violencia doméstica durante "largos años", así como la acusación sobre abuso sexual. Por contrapartida, se realizaron nuevas pericias en el país ibérico, que definieron que existía un "un alto riesgo para la menor" si la niña continuaba viviendo con la madre y por eso fue otorgada la tenencia al padre.

"Yo estoy en la misma casa, le preparé juguetes y cosas que tenía...", dijo Santos. "Me están diciendo los psicólogos, la gente, que va a ser duro, sobre todo por el cambio, pero creo que va a ser más sencillo de lo que se puede suponer de ante mano", agregó.

Luego, Santos dijo que pretendía "construir" una relación "sana" con la niña, y que lo mismo pretendía con la madre, María Ugarte. "Yo no quiero que se quede sin su madre", sostuvo.

La entrega tuvo lugar exactamente una semana más tarde que lo que estipulaba la primera sentencia. La postergación se dio porque el fallo sostenía en un artículo que el consulado uruguayo en Barcelona debía ejecutar la orden, cuando las normativas internacionales a las que está suscripto Uruguay establecen que un consulado no puede ser "el brazo ejecutor de una sentencia judicial del país" donde se encuentra el edificio diplomático, según explicó en su momento el canciller Rodolfo Nin Novoa.

La jueza Marrero definió entonces un punto neutral para la entrega y este miércoles como segundo día para hacerla, pero una tercera instrucción había dejado sin efecto la fecha. Finalmente, una última instrucción intimó a Ugarte este viernes a dejar en manos de su padre a la menor en un plazo de pocas horas, aunque el hombre no se hizo presente en el lugar.

Repercusiones
María Ugarte fue internada en el hospital público de Barcelona luego de sufrir una fuerte descompensación tras entregar la niña al padre biológico, según afirmó Andrea Tuana, la vocera de la organización Intersocial Feminista.
En tanto, el Ministerio de Relaciones Exteriores emitió un comunicado en el que aseguró que la madre había entregado a su hija de forma voluntaria a "los efectos de cumplir" con lo dispuesto por la titular de Juzgado Primer Turno de Vielha, luego de que las dos vivieran en el consulado durante una semana.
Este jueves, la Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer de las Naciones Unidas, Dubravka Šimonović, intervino en el Caso María y envió una carta al gobierno de España luego de que María y su hija permanecieran una semana en el Consulado uruguayo de Barcelona.
Esa intervención fue en respuesta al pedido de la Red uruguaya contra la Violencia Doméstica y Sexual y de la Intersocial Feminista, que habían redactado en conjunto una queja frente a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.
El PIT-CNT también emitió un comunicado sobre la situación de la niña. La central de los trabajadores manifestó que "ni la Justicia uruguaya ni la española supieron garantizar la seguridad de su madre y su hija".
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...